Identidad

Identidad

¿He sufrido una crisis de identidad bloguera? He sufrido una crisis de identidad bloguera de la que puede que esté saliendo.

No me gusta mucho hablar de cambios y menos aún hacer propósitos porque cada vez soy más consciente de que no suelo cumplirlos. Y respecto a hablar de cambios, me parece un tanto pretencioso, pero aquí me tenéis dispuesto a escribir sobre ambas cosas. Empezamos.

Roma

Hace ya unos dos años se estrenó en Netflix la película Roma. Mucho nombre, muchos premios, mucha fama y reconocimiento… pero yo apenas aguanté 20 minutos de película. Para mi gusto era lenta y tediosa, además de no contarme nada remotamente interesante. Me aburría soberanamente y no me sobraba el tiempo como para dedicarle 2 horas a ese tostón.

Al margen de toda esa pléyade de elogios que rodearon a su estreno, sólo escuché un par de voces en contra de la película. Una de esas, creo que Boyero, dijo algo así como que Cuarón, director y guionista, se pensaba que su infancia era superinteresante y se dedicaba a contarla, cuando a nadie le interesaba su infancia.

Esa es una de esas frases lapidarias que se te quedan retumbando en la cabeza, que entran sin darte cuenta pero no hay manera de sacártelas. Eso, unido a que en todos los blogs que dan consejos sobre blogs, edición de video, canales de YouYube, Podcast… siempre dicen que hay que buscar contenido de valor (¿Qué diablos es eso de contenido de valor?), acabaron desencadenando una pequeña crisis de identidad bloguera que espero acabe en breve.

Un ejército de Replicantes

Estos días estoy viviendo una sensación parecida a la que viví hace ya un buen puñado de años cuando estaba muy centrado en el mundo de los videojuegos. Ahora estoy «centrado» en la tecnología tipo móviles, ordenadores, gadgets en general y Apple más en particular. Estos días Apple ha lanzado, como seguramente sabréis, nuevos ordenadores con nuevos chips.

Hablamos de algo absolutamente revolucionario, un ruptura total con lo establecido desde hace casi 20 años por Intel, casi todopoderosa fabricante de los chips que hay en el inmensa mayoría de ordenadores del mundo en Mac, Windows, Linux…. Apple rompe con todo y lanza sus propios chips dispuestos a conseguir por fin lo que siempre han querido: control total sobre el hardware y el software.

Se han escrito ríos y ríos de tinta digital al respecto, pero cuando abría mi lector de feeds me daba cuenta de que podía encontrar 15-20 titulares, no exagero, prácticamente iguales. Casi palabra a palabra. De medios conocidos y reconocidos. Prácticamente replicaban las notas de prensa enviadas por Apple. Cambiando algún punto y alguna palabra, leída una, leídas todas. Clones del mismo texto, de los mismos mensajes publicitarios.

Bueno, y clones de las mismas opiniones negativas, que también las hay. Gente que lanza una y otra vez las mismas críticas, fruto de leer lo mismo y, sin conocimiento real del producto, dedicarse a lanzar contra el ventilador la misma mierda. Páginas y páginas sin identidad propia, un ejército de Replicantes.

Identidad

No sé si a alguien le interesa mi vida o no, como diría Boyero, pero creo que al menos aporto algo. Aporto mi opinión, mi sello, mi identidad. Por supuesto estaréis de acuerdo o no conmigo, pero de eso va esto, de aportar. Si no os gusta, estáis en desacuerdo o incluso os molesta, sois libres de marchar que ancha es Internet. O incluso mucho mejor: comentar y dar, siempre con respeto, vuestras propias opiniones para enriquecernos entre todos. Lo que no vais a encontrar, o al menos es mi intención, es lo mismo que en otros sitios.

Ya sabéis de qué va esto: normalmente escribo de tecnología, tengo muchas ganas de contaros mi vuelta al mundo Apple en movilidad, pero lo mismo os cuento alguna historia de infancia que os hablo de una serie. Es lo que toca, lo que me apetece, mi identidad. Lo que veis aquí es Dagarín. A veces con demasiado poco filtro pero siempre de verdad.

Ya os digo que no me gusta hacer propósitos, así que no me comprometo a escribir un par de post a la semana ni a contaros toda mi vida, pero sí vuelvo a tener ganas de escribir, de compartir con vosotros, de que me dejéis comentarios. Me apetece volver a veros y sentiros.

Cambios aquí entre pocos y ninguno. En lo personal sí que los ha habido. No tanto en mi situación como en la forma en la que trato mi día a día. Pero eso, será tema para otro post. Hoy os dejo con estas reflexiones y mi intención sincera de volver. Al final sin cambios de identidad, con la convicción de que hago lo que me apetece y lo que considero mejor.

Comenzamos nueva etapa tras estos meses de casi sequía.

2 thoughts on “Identidad”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.