AppleWatch

El AppleWatch ya es una realidad.

AppleWatchPues si, al final el tan cacareado iWatch se llamará AppleWatch. Apple lo ha presentado junto al iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, su iPhone de 5,5 pulgadas, casi nada. Os doy un repaso rápido al apartado «técnico» de la keynote y voy a lo que quiero.

Para empezar, muy triste el Streaming y la cantidad de fallos que dio. Una empresa como Apple no se puede permitir que en un evento así se caigan sus servidores y que la señal de video se vaya. Si tienen que comprar 7.000 servidores más para esas dos horas, que lo hagan. Es así. Eso imperdonable y quedará también en mi memoria.

Respecto a los productos, del iPhone 6 poco que decir que no se haya dicho ya y que no estuviera previsto. Más rápido, más grande, mejor pantalla, más fino, mejor batería… lo previsible. El diseño es el que ya habíamos visto en 1.000 filtraciones. No me gusta lo de la cámara que sobresale pero bueno. Ahí lo tenemos. La propia Apple se quitó de en medio este tramite relativamente pronto. Características, alguna función nueva y destacar la que sin duda será su gran apuesta: ApplePlay.

Tras el robo de las fotos a sus servidores posiblemente no sea el mejor momento para pedirnos que pongamos todas nuestras tarjetas de crédito en sus manos pero Apple quiere que paguemos con su móvil. Nos quiere facilitar mucho la vida. Gracias al sensor de huella y al NFC, que es de muy corto alcance, prometen seguridad. Todo viaja encriptado, las tarjetas se guardan en nuestro móvil, nada de tenerlas en la nube, bien codificadas y tal. Y Apple tiene muchos amigos que ya van a empezar a ofertar la posibilidad de pagar con su iPhone 6 en USA. Gente potente como McDonadls, Starbucks o Groupon. Pero todo esto es una horas y pronto llegó el One More Thing que ayer era el centro de atención. El AppleWatch. Y aquí es donde sale la mejor Apple del mundo, y me explico antes de que me apedreéis.

El AppleWatch es precioso. Metálico, pantalla flexible, pequeño, se ve ligero… Se muestra con varios diseños, desde el Sport hasta el más elegante todo en acero. Para todos los públicos. Incluso en 2 tamaños para muñecas más grandes o pequeñas. Es sencillamente precioso. Quieres tener uno aunque sólo sea para mirarlo y enseñarlo. Y aquí es donde Apple saca su magia.

Todo el sistema operativo es diferente, todo se controla de una forma adecuada a ese tipo de dispositivo, nada de meter iOS con calzador ahí dentro. De nuevo, por segunda vez, han reinventado la rueda. Lo hicieron con el iPod y su rueda de control y ahora lo hacen con esa corona que le ponen al reloj. Como la que llevaban los relojes de toda la vida para darles cuerda. Y es preciosa. Queda genial y sirve, porque con ella haces zoom o te desplazas en los menos, porque la pantalla es pequeña para andar haciendo zoom con dos dedos. Es pequeña… ¿Cuanto? Pues no o sé, no se sabe. Y caes en la cuenta de que de nuevo estás cayendo en el truco de magia.

Venden otra vez humo. Conceptos, belleza, ideas, como debe funcionar, como debe ser pero… ¿Que pantalla tiene? ¿Que batería? ¿Que autonomía? ¿Qué hace sólo y que cosas necesita de un iPhone para funcionar? ¿Cuanta memoria trae? Eso no importa. Apple está haciendo su magia, nos está enamorando. Ya vendrán los análisis cuando esté más cerca su lanzamiento, ya sabremos todas esas cosas pero de momento ellos solo te quieren enamorar. Te venden su imagen perfecta y su sueño, que saben que es tu sueño. Saben hacerlo como nadie, aunque falte ese punto extra que daba SteveJobs.

El AppleWatch se pondrá a la venta a principios del año que viene. Habrá mucho tiempo para destrozarlo, para ponerle peguitas, pero de momento el sueño es precioso. Si, 350 € más los 700 del iPhone, más o menos básico, se nos montan en más de 1.000 € en un reloj y un móvil. Molaría que Apple sacase un pack con ambas cosas, pero no sería un ahorro considerable.

Como decía el otro día, cada uno se gasta su dinero en lo que quiere cuando quiere. Me parece excesivo pero no diré que de este agua no beberé, que me conozco. Mientras, soñemos el sueño de Apple.

2 thoughts on “El AppleWatch ya es una realidad.”

  1. No se.

    Tengo que verlo con mas detalle, pero aunque me parece que aporta cosas interesantes (que ya esperaba por otra parte) me da la sensación de un poco grueso… a mi me va más (en cuanto a diseño) el del LG G Watch R pero pinta bien.

    Respecto al NFC sólo decir que… ¡ya era hora que se decidieran!, otras marcas están montando NFC desde hace tiempo (mi Galaxy S4 lo tiene, el S3 de mi mujer, mi Blackberry Bold 9900 del trabajo, muchas tabletas,…)

    Lo bueno es que ahora que lo ha incluido Apple, empezarán a popularizare más los servicios, porque eso es algo que es innegable y es que Apple arrastra al mercado… aunque hayan perdido la iniciativa y a mi juicio vayan ahora mismo un poco a remolque… al menos siguen haciendo las cosas con gusto y calidad.

    Pero esa magia de la que hablas y de la que son capaces, escasea y mucho en Cupertino en los últimos tiempos… y es algo que lamento.

    1. Muy cierto que escasea pero hoy la han traído de vuelta.

      Lo que pasa con el NFC es que Apple sabe armarse bien antes de lanzarse a la lucha, fíjate todos los grandes acuerdos que tiene ya firmados, así si. No con promesas que luego no se materializan. Sólo falta que se expanda fuera de usa.

      Y respecto al reloj, te confieso que el de LG también me gusta mucho pero estamos en lo de siempre y mis dudas con Android: funcionará bien? Ya se quejan de la batería. En fin, lo de Apple hoy es soñar. Ya llegarán los palos cuando vayamos sabiendo cosas.

      Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.