Regalos inesperados

cumpleHoy hace un año, a esta hora que sale este post al aire, recibí uno de los regalos de cumpleaños más especiales que he recibido nunca. Paseaba de turismo por Valencia y llegó un correo al iPhone. Era de Alicia Young. Entrevista era su escueto título. En él se acordaba de felicitarme por mi 23 cumpleaños (jovencito que es uno, más quisiera yo, jajaja) y me anticipaba que esa noche lo celebraríamos en su blog, cosa que ya de por si me sacó una sonrisa de esas grandes y bobas. Pero el correo no venía solo.

Hacía ya un tiempo que me había atrevido a enviarle por correo una entrevista. Yo, que no sé de esas cosas pero de vez en cuando me lío la manta a la cabeza y lo hago. Como os digo hacía tiempo que se la había enviado y no había podido responderla. Qué os voy a contar que no sepáis los que la conocéis: trabajo, blog, trabajo, blog y cuando tiene un rato algo de vida social con sus papis y amigas. Pero aquel día de mi cumpleaños me hizo uno de esos regalos inesperados que se quedan marcados de por vida. Adjunto al correo venía ese documento de word con las respuestas a mi entrevista rellenas. Era mi particular regalo de cumpleaños y me llegó al corazón que tuviera ese detalle justo ese día.

Estaba paseando y no lo abrí. Soy muy «especial» para esas cosas, me gusta saborear esos momentos. Esperé a mediodía a volver al hotel y allí tranquilo en mi habitación, fresco y con el portátil me dediqué a leer cada respuesta con calma. A descubrir algunas cosas que no sabía sobre ella y a reír más de una vez con el ingenio de sus respuestas. Fue un maravilloso regalo inesperado. Unos días después publiqué la entrevista y desde entonces sigue estando en el slider de destacados de esta web porque para mi es muy especial. Podéis leerla aquí.

Y por la noche llegó su otro regalo en forma de unas palabras en público de esas que te llegan al corazón y te hacen sentir querido por alguien a quien quieres. Es así. ¿Sabéis eso que no necesitáis ni cerrar los ojos para volver a estar en esa situación? Recuerdo el hotel, la luz, la temperatura, el sitio donde estaba el portátil. Como en un refresco de pantalla apareció el post…. Vuelvo a viajar a aquella habitación como si estuviera allí. Palabras que tampoco olvidaré nunca y que podéis leer aquí. Si Alicia ya era alguien muy especial para mi, aquél día ya me terminó de conquistar para siempre. Son esos regalos inesperados, esos detallazos, los que hacen que aprecies aún más a algunas personas.

Ese fue el comienzo del que posiblemente sea el mejor cumpleaños de mi vida y que además, como si de una boda gitana se tratara, comenzó ese jueves 18 y terminó el domingo. Porque un enorme grupo de amigos decidió que ese fin de semana iba a ser especial. Y lo de enorme no es por número de amigos sino porque son personas GRANDÍSIMAS que movieron todo lo movible por estar allí conmigo aquellos días. Empezando por Mamen, la perfecta maestra de ceremonias, anfitriona, lianta (en el mejor sentido de la palabra) y amiga. Que nos abrió su casa y su cocina para que un buen grupo de locos lo pasáramos de lujo. Su familia, miembros de la CDE y una «agregada» desconocida hasta entonces pero que desde aquella noche se convirtió en alguien que ha sido muy importante en mi vida esta último año.

Yolanda, Juanje, Oscar, Carlos, Marcos, Emilio, Mamen, La FlowFamily… y los presentes de corazón Jordi, JotaPe, Tony y Eva. Nunca olvidaré como disfrutamos ese fin de semana, como no parábamos de hablar, de reír, de bañarnos (algún insensato incluso con el móvil en el bañador), esos desayunos interminables en ese porche

Vendrán más cumpleaños, hoy mismo otro más, puede que incluso mejores, pero ninguno como aquel que empezó con ese mail de Alicia un 18 de Julio a las 11:42 de la mañana. Estos regalos inesperados no tienen precio.

4 thoughts on “Regalos inesperados”

  1. Cada uno recoge lo que siembra, Dani.#NoTeDigoNadaYTeLoDigoTodo 😉 Que tengas un cumpleaños tan bueno como el del año pasado o, si puede ser, incluso mejor.

  2. Vendrán más cumpleaños gitanos y más regalos inesperados, posiblemente ninguno como el que describes pero el sábado es tu cumple y estaremos casi todos en Marbella… si gustas….

    1. El sábado ya tengo celebración privada pero muchas gracias, Gabi. Fue hasta la fecha el mejor cumpleaños que había tenido jamás.

      Si el domingo seguís en Marbella… 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.