La Trastienda

La trastienda

La TrastiendaLeí hace unas semanas en 20 minutos una entrevista a Joaquin Reyes con motivo de su reciente incorporación a El Intermedio. Confieso que nunca he sido muy fan suyo, pero es un tipo simpático y creador de tendencias en muchos sentidos. Muchas coletillas suyas o personajes como Enjuto Mujamuto son bastante populares. Hace unos meses compartía programa en La 2 con Mara Torres. Os hablé de él, Torres y Reyes, en este post. Ya me confesé fan de Mara en aquel entonces e incluso antes. Su libro La Vida Imaginaria es de los que más he disfrutado leyendo desde hace muchísimo tiempo.

Torres y Reyes regresó hace unas semanas reconvertido en Alaska y Coronas. No sólo han cambiado los presentadores, que confieso que Alaska no me convence nada aunque Javier Coronas me gusta a ratos más que Joaquín Reyes, sino que han cambiado muchísimo el fondo. Han pasado de ser un programa donde se hablaba de internet, tecnología y avances desde un punto de vista diferente a ser un programa «moderno», donde se habla de temas vistos mil veces.

El original hablaba sobre la vida 2.0, sobre la vida en un twit, como internet ha cambiado o está cambiado la distribución cinematográfica, el internet de las cosas… y todo eso se ha perdido en esta nueva temporada. No voy a alabar el programa porque ya lo hice en ese post, simplemente he dejado de seguirlo. Pero cuando leí esta frase Joaquin en 20 minutos y me vuelven muchos recuerdos.

Poco le duró el ‘paro’, ¿qué pasó con Torres y Reyes?

A Mara no le pusieron las cosas fáciles en la cadena, ésta es mi versión personal, ¿eh? Y si ella no seguía  pues dije que yo tampoco.

¿Y eso por qué?
Porque  si hubiera sido otro programa diferente sí, pero el mismo sin ella, no. Mejor que cambie todo. Los que están ahora lo hacen muy bien, los adoro. Y además así se evitan las comparaciones.

Y me acordé de las «discusiones» que tenía con un asiduo lector del blog de Marta. Alguien que siempre insistía en que Marta tenía mucho poder sobre el programa, que decía que ella tenía que imponer su voluntad, que debía cambiar el registro de Las Mañanas de Cuatro porque ella era capaz de hacer cosas mejores… y yo siempre le decía que al fin y al cabo por muy estrellas que nos parezcan no dejan de ser trabajadores que tienen unos jefes a los que rendir cuentas y a los que deben obedecer, como todo hijo de vecino que trabaja para pagar la hipoteca y para vivir lo mejor posible.

Como suele decirse, en todos lados cuecen habas. Nos pensamos que los que salen por la tele son ricos, famosos y hacen lo que les da la gana y deberíamos pensar que son personas como nosotros, con sus problemas incluso laborales. Y por supuesto con sus alegrías, pero pocas veces nos percibimos lo que se maneja en la trastienda, que hay detrás de todo el «glamú» de la tele, el cine o cualquier otro medio de esos que convierten a personas normales en estrellas. Entre otras cosas hay mucho trabajo muy duro, objetivos que cumplir, dinero que ganar (no caigamos en el error de pensar que todo el que sale en la tele nada entre Euros a lo Tío Gilito). A fin de cuentas es otro trabajo más.

Seguro que en los vuestros se cuecen historias, gente que mueve hilos en la sombra para destacar y/o hacer quedar mal a los demás. Seguro que vuestro primo, vecino  o cuñado os cuenta que en el suyo pasan cosas similares. No pensemos que las «estrellas» están libres de este desgraciado mal.

2 thoughts on “La trastienda”

  1. Suscribo.

    No he seguido ninguno de los dos programas con asiduidad, pero el de Torres y Reyes me gustaba bastante y este cuando vi el primer programa se convirtió en el último,… no me lo creí.

    Respecto a lo de la trastienda que siempre hay cosas detrás de lo que vemos en los trabajos… aquí aún lo suscribo más.

    No sólo es así, sino que muchas veces al que le toca dar la cara (de la manera que sea), tiene que vender una idealidad de empresa o de situación en la que no sólo no cree sino que le está machacando.

    Y es que hemos llegado a una situación en la que muchas veces el trabajo no es un tesoro que disfrutas, pero sí es un bien necesario y escaso al que no se puede renunciar fácilmente.

    Nota: Daga… se que no me ves ni por aquí, ni por allí, estoy un poco hasta arriba de muchas cosas, algunas relacionadas con el post incluso. Estaré de vuelta y espero que activo pronto (así lo espero por mi bien)

    1. Muy buenas sansa. Gracias por comentar siempre que puedes. Como siempre digo, la vida 1.0 siempre por delante y estas cosas no dejan de ser hobbys así que bienvenido siempre que puedas. Y cuando no puedas, se te guarda el sitio 🙂

      Un abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.