Fijando el rumbo

TimónTal día como hoy, 3 de septiembre, más o menos a la hora en la que este post verá la ciberluz pero en el año 2001, este que os escribe dio un salto importante en su vida: cambié de trabajo. Mi segundo trabajo, ya veis que en lo laboral soy de relaciones estables, no como en lo emocional. Más de trece años estuve en mi anterior empresa, con una pequeña pausa por eso que en aquellos tiempos se estilaba el servicio militar. En mi caso la prestación social sustitutoria, que fui objetor de conciencia.

12 años en un trabajo, que se dice pronto. Más de 13 en el anterior. Más de 25 años trabajando, lo cual es un lujazo en los tiempos que corren y habíendo sobrevivido ya a dos crisis. Esta me golpea más, pero sé que saldremos. Y supongo que debería hacer balance de estos 12 años de trabajo, pero sería tedioso. Ha habido de todo. Buenos momentos, trabajo a raudales, cambios de puesto (creo que menos limpiar, que no lo descarto y no me importaría, he pasado por todos los puestos posibles en la empresa), malos momentos, gente que ha entrado y salido dejando buenos y no tan buenos recuerdos. Ganas de irme, ganas de quedarme y luchar… de todo un poco, como en botica.

No son los mejores momentos, no lo son para nadie, pero me gusta más mirar al futuro que al pasado. El pasado el tiempo lo limpiará y acabará dejando en la memoria los mejores momentos y los buenos recuerdos. El futuro es lo importante y lo que pueda hacer por él. Al igual que hace 12 años este cambio fue un punto de inflexión en mi vida, quiero que este 3 de septiembre de 2013 se convierta en otro punto y aparte.

No, no abandono el trabajo, pero me propongo hacer cambios. Me propongo tomar ejemplo de esa gente que a mi alrededor ha perseguido un sueño y lo ha logrado, o está en ello. Pretendo reconducir mi tiempo libre hacia cosas que no sólo me llenen ese tiempo de ocio sino que pueda aplicar a mi vida laboral. Y sé que estas cosas no deben decirse en público pero confieso que no sé si esas cosas que quiero empezar a practicar las aplicaré en mi actual trabajo, serán cosas complementarias o me llevarán a otros lugares. Lo que si sé es que no quiero dejar de intentar empezar a soñar de nuevo, empezar a ilusionarme y a sentir que hago algo que me gusta. Sentirme de nuevo vivo con lo que hago. A partir de hoy voy a intentar poner proyectos en marcha. Algunos no tengo claro cuales son, pero empezaré por el principio.

Mi anterior relación laboral duró 13 años. Esta se acerca peligrosamente a esa fecha y, lo que es peor, empiezo a tener las mismas sensaciones que cuando decidí cambiar. Puede que cambie, puede que sencillamente me reoriente donde estoy, no lo sé. La cuestión es que he decidido que hoy será el día en el que vuelva a coger el timón de mi vida y empiece a no dejarme llevar y a intentar ser de nuevo dueño de mi destino.

12 thoughts on “Fijando el rumbo”

  1. Me ha dado la impresión de estar escuchándome a mi mismo hace un año.

    Espero que todo te vaya bien.

    Yo aún tengo sueños pendientes, lo cual no es mala noticia en absoluto.

    Un abrazo.

  2. Que bueno Daniel…

    Me alegro mucho por esa valentia..sea lo que sea seguro que te sale bien.. El que no arriesga no gana… Suerte y al toro!!.

    Besazo.

  3. Buenos días Daniel, mucha suerte en los proyectos que decidas emprender, yo dí un giro radical a mi vida laboral hace 5 años, me tiré a la piscina y aunque tienes momentos de vértigo, es una gran satisfacción. Si necesitas alguna cosa sabes por donde puedes localizarme.
    Oscar.

  4. Mi respuesta se debería llamar «vidas paralelas» y veo que hay más por aquí.
    En el 2001 mi vida dio un cambio de 180 grados, después de 10 años y un buen trabajo, y no me arrepiento nunca, o casi nunca. Y ahora le doy vueltas a que hacer con mi tiempo libre motivado por el ERE, y en eso estoy …
    Te deseo suerte en todo lo que emprendas, ya sólo con empezar algo y creer en ello ya tienes la mitad hecha, en mi punto de vista.
    Un abrazo
    Lolai

  5. Buenassss again.
    Ánimo en tus proyectos que seguro que hagas lo que hagas, te saldrá perfecto.
    Como tu bien dices coge el timón para guiar tu destino.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.