Los problemas del Cuatro con el Cinco

Salta a la vista, una de las nuevas «apuestas» de Mediaset para las tardes de Cuatro, se ha convertido en la penúltima baja de la cadena, según podemos leer en Vertele. Y digo penúltima porque El comecocos, la otra apuesta para complementar esa franja, lleva un camino similar. Viendo como anda el patio o remonta antes de navidades o lo último que se comerá en Cuatro son los turrones. Y ya le doy margen, que intuyo que debe ser un programa relativamente caro, con 700 personas de público y una gran escenografía.

Y yo que lo siento, en serio, que no es bueno el rumbo que está tomando una cadena que hace un año era ejemplo de innovación en formatos y calidad en muchos terrenos, dentro de su debilidad económica. Y lo siento por toda esa gente que va a las listas del paro. Y por el Sr. Roberto Vilar, que arriesgó mucho por entrar en Mediaset, teniendo que abandonar Land Rober, un programa de éxito en la TVG (la televisión autonómica gallega), y que ahora se encuentra en dique seco a la espera de que lo reubiquen.

Está claro que las cosas no están funcionando como deberían desde que Telecinco se hizo con el control. Las apuestas iniciales no tuvieron el éxito esperado. Ni el retorno de Allá Tú por las tardes ni la vuelta de Fama, con Tania Llasera al frente, tuvieron el éxito esperado. El primero se ha mantenido hasta hace cosa de un mes y el segundo precipitó su final unas cuantas semanas por su baja audiencia.

Diario De… (traído desde Telecinco) y Uno para ganar creo que son las únicas cosas nuevas que han incorporado y que funcionan razonablemente bien. Tras la marcha de El Hormiguero, Tonterías… y REC, Cuatro perdió algunos de sus emblemas importantes. Desde el primer momento pensé que Mediaset iba a mantener ese espíritu diferente que tenía la cadena, pero dejar escapar los programas mencionados antes y los primeros movimientos y trasvases dejaron bastante claras sus intenciones: Reforzar Cuatro desde Telecinco, lo que claramente no ha funcionado. Incluso un formato ya existente en Cuatro como Fama se vio lastrado por el cambio de Paula Vázquez con una cara de Telecinco como Tania Llasera. Y conste que no la critico, no la vi, pero es el sentimiento que percibí, de rechazo por parte de los fieles a Cuatro a todo lo que oliese a Telecinco. Algo así paso con Marta Fernández al ponerse al frente de las Mañanas. Por suerte ahí se mantiene, como ejemplo de que paciencia y buen hacer pueden dar sus frutos y llegar a conquistar a la audiencia.

Y es que, en mi modesta y profana opinión, Telecinco no está sabiendo gestionar Cuatro. Ha fagocitado incluso series como Punta Escarlata o Angel o Demonio, emitiéndolas ella mientras dejaba a Cuatro cada vez más seca de contenidos. No le digas a mamá…, frikiliks, Allá tú, Las noticias de las dos y el último, por ahora, Salta a la vista. Con El Comecocos también en la cuerda floja, queda claro que Telecinco empieza a tener algún problema serio, a pesar de seguir siendo líder de las privadas. Y ojo, que empieza a tener problemas también con la cadena madre (no olvidemos el fiasco de OT y los más recientes de Cheers, Homicidios o esas nuevas «matrimoniadas» de cuyo nombre no puedo ni acordarme). A Telecinco sólo parece funcionarle ultimamente ese mundo del cotilleo, más propio incluso que ajeno, alguna apuesta por series de calidad, que no todas, y los formatos ya consolidados (Aida, Tú sí que vales, Pasapalabra…). Y dentro de ese mundo del «corazón» empieza a tener problemas, con demasiados ojos pendientes de sus movimientos en busca de nuevos casos «La Noria» para lanzarse contra ellos. Además, sólo a Telecinco le funciona ese modelo. Los intentos de llevar ese tipo de televisión a Cuatro se estrellan una y otra vez contra un muro.

No pretendo con esto demonizar de ninguna manera a Mediaset. Si la gente la ve, es porque les gusta y hablamos de una empresa. Tienen que rentabilizar la inversión y emitir espacios que les permita vender bien su publicidad, pero centrándome de nuevo en Cuatro, debe marcar diferencias. En el fondo, creo que es lo que anda haciendo con formatos como El Comecocos (no lo he visto, sólo puedo hablar de oídas y por algunos videos) o Las Noticias de Las 2. Y si algo no funciona, afinarlo. Incluso vender esa poco audiencia y esa constancia con un programa como un signo diferenciador. Que Telecinco sea la «mala» de la película en su lucha por las audiencias y llevando por montera lo de «televisión basura» (ojo, no digo que sea así, es una forma de expresar lo que quiero decir) y que Cuatro sea la buena, la alternativa, la de blanca, «para esa inmensa minoría», como rezaban en La 2. Que la asociación mental que la gente ha hecho entre Telecinco y Cuatro se rompa y pueda encontrar su propio espacio.

No sé, no soy experto, no sé de nada, pero es que últimamente me da que los señores de Mediaset están tan perdidos como cualquiera de nosotros, así que por opinar y dar ideas que no quede.

2 thoughts on “Los problemas del Cuatro con el Cinco”

  1. Me ha encantado que menciones «Land Rober». En mi opinión, un grandísimo programa, me dio pena que acabase. Este programa gozaba de buena audiencia en la televisión gallega y ahora se rumorea que el año que viene podría «renacer» en Cuatro. Sin embargo, creo que esto es un error. Quizás haya que cambiar demasiado el formato para emitirlo en una cadena nacional o si no, será uno más de esos programas fugaces que llegan para marcharse. Esperemos que no sea así.

    En cuanto a Telecinco y Cuatro, en mi humilde opinión, quizás el problema recaiga en que, si queremos ver Telecinco, pulsaremos el 5 en nuestro mando. Si queremos ver Cuatro,pulsaremos el 4 y querremos ver Cuatro; una cadena que en origen, nada tenía que ver con Telecinco.

    Respeto los gustos de la audiencia y me da igual que alguien prefiera Telecinco a Cuatro o viceversa. Lo que yo digo es que no queremos cadenas «clonadas», que suficiente ya tenemos con las dcenas de canales de TDT que se dedican a reponer y repetir contenidos.

    Como siempre, muy buen post.
    Un abrazo:)

  2. Sobri!!! Gracias por comentar y por aparecer por aquí. Se te echa muuuucho de menos, no se donde andas. Vuelve, aunque sea por navidad como el turror.

    Gracias por el aporte. Como siempre, agudo. Que cierto lo de los clones.

    Un beso, sobrina!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.