MVD: Diabetes (I). Introducción

AVISO IMPORTANTE: En esta serie de post voy a tratar un tema médico tan serio como la Diabetes. No soy médico, sólo enfermo. Sólo sé lo que he ido aprendiendo por informarme y por mis médicos así que no toméis esto como un tratado académico porque no lo es ni de lejos. Es más, cualquier aporte o si debo corregir algún dato clínico será bienvenido. Si necesitáis información, tenéis dudas, queréis saber sobre el tema, consultad con un médico de verdad.

Hoy como veis tomo la decisión de acortar el “Mi Vida Digital” por MVD y prescindo de la numeración, será que vivo época de cambios en mi vida y los reflejo también aquí, pero la esencia de estos jueves tecnológicos es la misma: hablar de la tecnología que me rodea y hoy toca hablar de una parte de todo este mundo digital que me interesa muchísimo y que es el uso de las nuevas tecnologías en la medicina. En concreto os voy a contar cosas sobre un aparatito que espero que nunca tengáis que utilizar pero que se ha convertido en un amigo inseparable para mí en las últimas semanas, el medidor de glucosa en sangre.

En mis post personales ya os he contado que soy diabético (diablos, qué me cuesta decirlo) y hace unas semanas he pasado de la medicación oral a la insulina inyectada. Hace ya un año y algo compré un medidor de glucosa digital pero no me tomé en serio las mediciones, sólo fue una especie de prueba del concepto pero ahora, para adaptar mis dosis de insulina, es imprescindible.

Un momento, que voy a lo loco. Mejor empezamos por el principio y convertimos esto en un par de post. Empecemos hablando del azúcar.

El azúcar está nos la ponen en todas partes

Nuestro organismo necesita azúcar para funcionar. Es la gasolina de nuestro cuerpo, nos da energía, la usamos para movernos, para pensar, para casi todo. Es necesaria y la obtenemos de forma natural de cosas como la fruta, cereales, etc. El problema en sí no está en el azúcar sino en la cantidad ingente que nos meten a diario sin que lo sepamos. Llámalo azúcar, llámalo glucosa, llámalo fructosa, maltodextrina, dextrosa, jarabe de arroz… Llámalo x, porque el azúcar no es sólo ese sobrecito que echamos en el café o lo que se usa en repostería, el azúcar tiene muchas formas.

Podría escribir mil cosas sobre ese tema pero seguro que habéis leído mucho ya que ha estado de moda un tiempo. No obstante os recomiendo echar un vistazo a sinazucar.org. Ahí podéis ver representada de una forma muy gráfica el azúcar que contienen ciertos alimentos. Hay cosas obvias y que todos podemos imaginar. Todos suponemos que unas buenas torrijas tendrán azúcar pero pensad que no sólo es la que se les echa sino también la que lleva el propio pan. Sin embargo igual no os imagináis que el 77% del colacao es azúcar (y luego mucha gente le echa más aún).

Luego llegamos a cosas escandalosas como mermeladas 0 Azúcares añadidos(atención al añadidos pequeñito) que contienen una ingente cantidad de azúcar que proviene de otras fuentes o el tomate frito de brik, que también tiene bastante azúcar. La usan para mejorar el sabor, como conservante e incluso para generar cierta “adicción” ya que provoca una subida de energía que nuestro cuerpo vuelve a querer rápidamente. No es sólo ese aditivo dulce, es mucho más.

Eso sin tener en cuenta la cantidad de alimentos que nuestro organismo convierte en glucosa, como los hidratos del pan, pastas, arroces, muchas verduras, la que naturalmente tienen las frutas… Si además lo unimos a poca actividad física (no quemamos mucha de la que ingerimos) acaba acumulándose en la sangre y ahí tenemos el problema.

Lo dicho, podría hablar mil cosas pero no es esa la cuestión en esta sección. Eso sí, os recomiendo que os informéis y aunque no estéis enfermos vigiléis el consumo de azúcar porque cuando la enfermedad llega, ya suele ser tarde.

Diabetes

La diabetes es lo que llaman muerte silenciosa. No sientes nada, no te duele nada, simplemente el azúcar campa a sus anchas por tu organismo y lo va erosionando, desgastando. Daña el sistema nervioso y se pierde sensibilidad en la piel. va obstruyendo los vasos sanguíneos y hace que las heridas tarden más en cicatrizar, daña los riñones porque deben trabajar en exceso para eliminar ese azúcar, cualquier órgano con venas pequeñas, como son especialmente los ojos, cerebro o riñones, se va deteriorando por ese azúcar acumulado.

Insisto: no da síntomas y la única forma de detectarla es mediante análisis de sangre. Y si os sale alta tomadla muy en serio, no como yo. Marcadlo a fuego en vuestra mente. En mi caso siempre he dicho que tenía azúcar, no diabetes. Igual debéis cambiar el concepto: si el azúcar está alto es diabetes, lo vistas como lo vistas. Yo pensaba que mi pastillita y listo, no caigáis en el error. Es más que eso y si no sois estrictos con el ejercicio y la alimentación la pastilla se convertirá en 2 pastillas, 3, y finalmente en el pinchazo diario.

Y en el fondo la medicación es lo de memos. Si hay que pincharse, se pincha uno. Os aseguro que es mucho menos indoloro de lo que imaginaba. El problema es ese daño que va haciendo y que es irreversible. Los días malos no se compensan con un día bueno, el daño que haya hecho ese paseo que el azúcar se ha dado por nuestro organismo no va a quitarse aunque empieces a cuidarte, así que tomadlo mucho más en serio de lo que lo tomé yo si os dicen que sois diabéticos. Desde el primer día.

Requiere además mucha constancia con la alimentación, el ejercicio físico (al menos moderado), la medicación… Tener un buen control del azúcar exige disciplina y ahí es donde nos pueden echar una mano los glucómetros digitales. Os cuento mi corta experiencia con ellos, pero será la semana que viene.

11 thoughts on “MVD: Diabetes (I). Introducción”

  1. Efectivamente amigo mio hay que controlarla ,todos los alimentos procesados llevan azúcar,tomate frito por ejemplo,a mi me costo encontrar uno sin azucar,hasta los embutidos la llevan y en muchos casos en grandes cantidades,sorprendentemente muchos panes de molde la llevan como conservante,yo afortunadamente no tengo que pincharme y la controlo con pastilla y buena alimentación,hace unos días me operaron la otra pierna,la izquierda de un bypass en la pierna,me han tenido que operar 4 veces en poco mas de 24 horas ,una tortura y lo peor de todo es que debido a la diabetes los cortes quirúrgicos tardan bastante mas en cerrarse, es una tortura,con los de la pierna deecha llevo mas de 6 meses y aun no me han cerrado del todo,cuidate mucho y un abrazo

    1. El tema de la circulación es de lo que más miedo da. Cualquier corte pequeño se puede convertir en algo fatídico. Yo llevo muchos años con pastillas y acabo de pasar a la insulina, a ver qué tal.

      Y si, entre el azúcar que hay de forma natural en los alimentos, los hidratos de carbono y las cantidades que echan es complicado mantener una alimentación libre de azúcar excesiva pero en ello estamos.

      Un saludo y que vaya bien esa recuperación

  2. ¡Suerte , vista y al toro…!…Animate y dale caña haz deporte , o pasea ,o nada , o la bici ,pero ante todo no dejes que te lleve la diabetes a tí…tú tienes que mandar a la diabetes…✌

  3. La Diabetes, es como una “asesina silenciosa”, te va fastidiando poco a poco (si no tienes cuidado) sin doler. Como bien dices estamos rodeados de azúcar en los productos menos pensados, y si en la familia tienes antecedentes tampoco pinta bien que no se acabe cayendo. Por suerte, por ahora, me voy librando ya que mi abuela perdió la vista debido a ella y mi madre también la tiene. Buen ánimo, buena alimentación y algo de ejercicio es la mejor “medicina”.

    1. Totalmente cierto. La herencia hace mucho en esto y la alimentación y algo de ejercicio claves para mantenerla a raya.

      ¡Saludos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.