Gente que sí

Yes!
Yes!

Hay gente que sí y gente que no. Gente que sí es para mi y gente que no lo es. Y ojo, que alguien no sea sí para mi no es ni mejor ni peor. Cada uno tenemos nuestra gente que sí y la que no. No tiene por qué significar que sean buenas o malas personas pero hay gente que sí.

Son esas personas con las que se produce la conexión desde el segundo cero. Esas personas con las que apenas necesitas cruzar 4-5 frases para saber que hay conexión. No hablo de amor ni relaciones. O no necesariamente de eso. Hablo de esas personas que sí, esas personas con las que sientes esa facilidad para hablar y esas ganas de escuchar. ¿No os pasa? Flechazos. Si, aunque no amorosos, pero existen esos flechazos. Esas personas que te presentan de manera casual en el trabajo, en una fiesta, en una cena con amigos… y sientes que podrías llevarte muy bien con él/ella. Sucede. Lo he vivido no hace mucho.

Son esas personas con las que quizás puedes pasar años sin hablar pero cuando un día las vuelves a ver el tiempo parece que no ha pasado. Claro que si, han pasado muchas cosas, pero sólo genera temas de conversación. Esa amistad/cariño sigue intacto. Me pasó hace nada con una amiga. Hacía años que no la veía y el tiempo voló. Me encantó reencontrarla y pasar unas horas con ella. No me malinterpreteis: cariño y apreció del más sano. Esas personas con las que te gusta hablar, a las que te gusta escuchar.

Y eso surge a veces en un segundo. En uno de esos flechazos. Y sin embargo con otras personas…. gente que no. Gente que quizás las circunstancias, el cerebro y la lógica te dicen que deberías llevarte bien con ellas. Personas con las que compartes inquietudes, edad, intereses… Todo el mundo piensa que congeniarás pero… es gente que no. Gente con la que la conversación no fluye. Igual polos demasiado iguales que se repelen. O sencillamente piezas de puzzles diferentes. No encajas. Sientes que no. Y por mucho que lo intentes es posible que años después no consigas ni recordar el nombre de esa persona que debió ser tan importante en tu vida y que se queda en un recuerdo efímero y difuso.

Yo que soy de no querer fiarme demasiado de las primeras impresiones, que pienso que es prejuzgar a las personas sin ninguna razón lógica, os confieso que al final me acabo fiando de mi intuición. Por supuesto que no me cierro a seguir conociendo a las personas y alguna sorpresa te llevas, pero esa primera impresión…

Hay gente que sí. Gente con la que sabes que conectarás o conectarías si las circunstancias se dieran. Gente que no. Esas que por más que intentes, ni con el paso del tiempo (años a veces) te encuentras cómodo. En el fondo supongo que somos, soy, animales y los instintos nos pueden.

5 thoughts on “Gente que sí”

  1. Esta mas que claro, todo el mundo tiene siempre en su grupo de amigos (novias y conocidos de amigos incluidos) a gente con la que se iria al fin del mundo y a gente que no tocaria con un palo, si es en el ambiente laboral, ya ni te cuento, y yo aqui si soy muy de fiarme de la primera impresion, no acierto siempre, desde luego, pero me suele funcionar muy bien

    1. Es maravilloso cuando esa “magia” surge en esa primera impresión. Maravilloso cuando te topas con alguien y sientes esa sensación de “me apetece seguir charlando y conocerle/a más”. Si, la primera impresión cuenta 🙂

      Un saludo

  2. A mi nunca nunca jamás me ha pasado eso de que la primera impresión sea la definitiva. Nunca acierto.
    Y nunca tengo ese tipo de sensación con nadie. Así que no puedo opinar esta vez, lo siento.
    Eso sí me ha gustado el post por la cura de humildad q supone.
    Un beso

    1. No siempre me sucede pero a veces esa primera mirada, las primeras palabras, el que una persona entre con naturalidad en tu zona de confort, la invada y te sientas cómodo pese a ser alguien que no suele dejar que entren… Te hace sentir que es una persona sí, aunque no seas consciente de ello en el momento. Y lo curioso es que no sueles ni decirlo. Pero eso es carne otro post : lo mucho y bueno que nos hacen sentir algunas personas y no somos capaces de transmitir

      Me alegro que te guste.

      Un beso

  3. A mí también me suele ocurrir, no suelo equivocarme cuando he dejado a alguien entrar. Ya luego el tiempo hace que las cosas se vayan situando y moviendo hasta que encajen, para bien o para mal…

    Un abrazo!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.