Escribir con estilográfica

estilograficaNo hace mucho escribí un post en el que os contaba lo mucho que me gustaría fumar en pipa. Un pequeño vicio que asocio a personas sibaritas y con cierta personalidad. Hay otra cosa que siempre me hubiera gustado aprender a hacer: escribir con estilográfica. Ya sabéis, una pluma estilográfica, de esas de los grandes señores. Esas que lucen los abogados y que ponen en las mesas cuando se firman los grandes acuerdos internacionales.

Y es que una pluma es una pluma. Y no lo digo porque valga más o menos, pero me pasa con las estilográficas algo parecido a lo que me pasa con las personas que fuman en pipa. Les asocio un carácter, un estilo, una forma de ser calmada. Porque con una estilográfica no se puede escribir como con un bolígrafo, que me estáis contando.

Una estilográfica hereda su esencia de las plumas de ave que se usaban para escribir antes de estas modernidades como los bolígrafos. Se impregnaba la pluma en tinta en un tintero y se iba dejando deslizar sobre el papel, con suavidad, para que la tinta cayera sobre el papel. Las estilográficas de hoy no hay que impregnarlas en el tintero primero, llevan su depósito incorporado, pero igualmente el liquido debe caer por su propio peso poco a poco sobre el papel. No se puede apretar porque la boca se cierra, no se puede correr mucho al escribir porque dejaría trozos sin tinta. No se puede inclinar demasiado porque gotea ni demasiado poco porque no saldría tinta…

Por supuesto asumo que escribir con estilográfica implica tener una buena caligrafía. Trazos suaves y redondeados. Letra amplia y clara. Nada de nervios, letra tranquila, casi de otros tiempos. Ese tipo de escritura viene de otros tiempos. No es el dinero, no tiene porqué valer cientos de euros una estilográfica, es la clase que impregna al escribir usar una.

Escribir con estilográfica es un arte que sólo he conocido a dos personas: Un compañero de mi antiguo trabajo y a mi padre. Ambas son personas que siempre he considerado sabias. A ese compañero, al que aún veo de vez en cuando, más sabio de lo que posiblemente nunca le haya demostrado que veo y al que respeto más de lo que posiblemente nunca le haya dicho, pese a nuestros roces, distancias y a no ser amigos del alma. Y a mi padre que, como padre que era, era la persona más sabia del mundo. Curioso que ahora pienso que de mi padre no os he hablado demasiado. Curiosa la relación con mi padre, siempre en la distancia pero siempre con un respeto muy “patriarcal”. Tanto las pipas como las estilográficas posiblemente sean dos referencias que, inconscientemente, asocie con él. ¿Algún psicólogo en la sala, por favor?

También puede que te interese...

  • Da igual1 mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]
  • La zona de confort twittera25 agosto, 2014 La zona de confort twittera (2)
    Somos animales de costumbres. Eso es así. Nos gusta en general llegar a casa y que las […]
  • Twitter es raro12 noviembre, 2013 Twitter es raro (1)
    Anda que no. Twitter es raro no, rarísimo. Twitter es un universo paralelo donde todo se […]
  • De etiquetas y personas24 marzo, 2015 De etiquetas y personas (4)
    Hoy os dejo unas pocas imágenes para que le deis una pensada, como dice mi jefe. ¿Os […]
  • Los empresarios en España no son de fiar24 noviembre, 2015 Los empresarios en España no son de fiar (6)
    El gráfico que acompaña este post está sacado de El País, esta noticia que encontré el […]

13 thoughts on “Escribir con estilográfica”

  1. Tengo que reconocer que en su momento lo intenté, pero ni mi letra ni mi paciencia dan para ello. Además, soy muy puntilloso con los bolígrafos!! Los necesito/busco con la punta más fina posible; 0.4 los actuales!! 😛

    A parte de pipas y estilográficas, creo que todos consideramos a nuestros padres los más sabios; y en cuanto a la distancia con tu padre una vez me dijeron que eso es porque los chicos somos más “madreros” y las chicas más “padreras”. Lo cierto es que ellos no son de esa generación de padres que quieren ser tu colega/amigo… ellos tenían/tienen una obligación, criarnos y enseñarnos… y a fe mía que lo hicieron!!

    Un abrazo!!

    1. Eso de “a fe mía” ha quedado muy de esa generación 😉

      Supongo que son muchos factores los que forjan la relación con nuestro padre y madre. En mi caso se unas cuentas y algún día serán motivo de post.

      Un abrazo y Felicidades!

  2. Pues yo tambien intente escribir con pluma, pero mi letra no es que sea muy clara precisamente, en 1°de BUP lo di por perdido, ademas, no me daba tiempo material para tomar apuntes, es algo que yo en concreto, le veo su parte romantica, pero no lo echo de menos,no creo que lo vuelva a intentar (de hecho, ya escribe muy poca gente en cuanto se sale del ambito educativo, ahora, mas bien se teclea ya)

    1. Yo menos mal que llegaron los teclados porque mi caligrafía es pésima. También lo intenté varias veces con la pluma pero imposible. Quizás por eso cada día aprecio más a quien dedica su tiempo a escribir con calma

  3. Pues yo he escrito con pluma una gran parte de mi vida, toda la secundaria, el BUP, COU, la carrera…

    Mas tarde lo he hecho de forma intermitente. Probablemente por los riesgos de mancharme, porqué no se puede escribir en documentos con varias copias (por la presión),…

    Pero me encanta escribir con pluma… y se escribe más rápido que con bolígrafo, al memos yo.

    Además las plumas son objeto de deseo para mi, como los relojes.

    Ahora que te seguro que no transfieren sabiduría 😉

    1. No dan sabiduría pero las usan personas sabias, de eso es usted otra prueba mas.

      Esa es otra: el coleccionista. Quien las usa a menudo suele coleccionarlas y tener unas pocas. Supongo que cada una tendrá su estilo. A seguir disfrutándolas, caballero!

      1. Sonrojado me dejas 😉

        Unas cuantas tengo así es… aunque nunca me he gastado demasiado dinero con ellas,porque algunas tienen precios obscenos

        Lo que si que te puedo confesar es que tras morir mi padre, las plumas y los bolígrafos son de las primeras cosas que le pregunté a mi madre si podía llevármelas… junto a la regla de cálculo, que tú ya conoces 😉

        1. La conozco 😉 Yo he estado buscando la de mi padre y no sé donde anda. Creí que la tenía localizada pero… tengo que indagar más. Cuantas cosas he ido perdiendo con el tiempo.

          Un abrazo!!

Deja un comentario