Disfrutar

DisfrutarEstoy sentado en el salón de casa. El ventilador de techo hace un suave y monótono ruído que me ayudaba a leer. Me he puesto una copa de un delicioso vino que me han regalado y que es pura uva y dulzor. Solo en casa. Yo conmigo y algún guasap de alguien querido. Disfrutando. Disfrutándome, como diría una amiga. Y esto es vivir. Disfrutar los pequeños momentos. Esto es lo que los años me están enseñando: que la vida son estos momentos y todo lo demás no es más que relleno.

Siempre he sido «disfrutón» pero cada vez lo soy más. Antes cuando comía o cenaba solo en casa prácticamente lo hacía en la sartén o cacerola donde hacía la comida. ¿Para que ensuciar platos o preparar nada para mi? Cuando comparto con alguien alguna de mis cenas últimamente por twitter o guasap me dice que qué bien lo preparo todo. Y es cierto. Especialmente la cena. Igual en un sencillo plato de queso, pero ahora me entretengo en cortarlo bien, ponerlo «bonito» en un plato o tabla apropiado, acompañarlo con unas nueces o almendras (que punto le dan), encender unas velas y servirme el vino en una copa apropiada.

Que sí, que es para mi solo, que no va a verlo nadie, pero es que me apetece disfrutar. Me apetece ver esa mesa como si fuera un rey con esos sencillos manjares. Me apetece disfrutar cada instante sin tener que esperar una gran ocasión. Cuando llegue la gran ocasión o prepare ese plato para dos y sirva dos copas de vino aún mejor, pero no me voy a privar de ese goce.

Nunca sabes cuanto tiempo te queda aquí. Nunca sabes si mañana no podrás disfrutar ese plato de queso por las circunstancias que sean. ¿Por qué privarme de disfrutarlo hoy? Mañana llegará la tensión en el trabajo, los malos modos y las malas historias así que cada momento que tenga para mi es sólo para mi y lo pienso disfrutar.

Vivir es disfrutar. Cada instante. Cada momento de soledad. Cada sorbo de vino, cada risa con alguien querido, cada borrachera con amigos, cada beso que das y recibes, cada olor, cada palabra que oyes, cada conversación interminable, cada roce de una mano, cada mirada,  cada caricia, cada caña con su cantidad perfecta de espuma en una copa bien helada, cada gintonic compartido (muy compartido), cada guasap que te haga sonreír, cada rayo de solo que te calienta y cada gota de lluvia, cada agradable brisa de verano, cada caricia, cada beso. Si. Se que ya había dicho los besos y caricias pero es que los besos y las caricias son tan importantes.

Disfrutad. Vivid. Relativizad. Que normalmente lo urgente no es lo importante. Centraos en ese vino. Para vosotros. En ese libro. En esa película. Y si tenéis a mano a la persona adecuada, en esos besos y esas caricias. Esas son las cosas importantes. Esas.

10 thoughts on “Disfrutar”

  1. ¡¡¡¡GRANDEEEEEE!!!!!maestro @dagarin
    Disfruta cada instante,,,porque tú lo vales!!
    Un abrazo, querido amigo!!☺ Quiérete mucho, que nosotros como amigos ,,,te queremos!!!

  2. Mira, hablando de disfrute, hoy toca uno de mis favoritos, Shrek en tele grande, una pelicula que para mi es magica (ya se que las demas de la saga flojean mas, pero esta me reconcilio con el cine de animacion)

    1. Te acababa de leer en Twitter 🙂 Me pilla tarde, que ya toca dormir, pero es de las pocas que, en mi opinión, han hecho sombra a la magia de Pixar.

      A disfrutarla Fran!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.