Impresoras 3D para todos y para todo

IronManCuando hace ya muuucho tiempo hablé en la web de Alicia de las impresoras 3D era cosa muy del futuro. De esas que apenas se ven y que parece que nunca van a llegar pero lo cierto es que cada día se descubren más y más usos para este tipo de cachivaches y como últimamente he leído un par de ellos que me parecen bastante curiosos, los comparto con vosotros. Por cierto, para los que no sepáis que es eso de una impresora 3D, se trata de un cacharro que se conecta a un ordenador y va depositando una resina capa a capa una sobre otra de manera que al final acaba formando una figura en 3D. Tenéis más información en este post que escribí en la web de Alicia Young.

Ya sabéis que uno de los usos que más me fascina de la tecnología es en la medicina. Ayudar a mejorar la vida de quien lo necesita. Las impresoras 3D están teniendo una utilidad importante en este campo. En concreto en la elaboración de prótesis para personas que les falta un miembro o hay que reconstruir algún tipo de hueso o articulación. La elaboración de estás prótesis, al tener que ser totalmente personalizadas, siempre ha sido muy cara. Con las impresoras 3D el coste se ha reducido una barbaridad. Y como ejemplo, esta prótesis que apenas cuesta 500 $ en materiales fabricada para un niño de 7 años con la forma de Iron Man. El detalle además de que sea el propio «Iron man» quien se la entregue es fantástico. No os perdáis la cara del niño en el video. (Fuente)

Por otro lado, algo más práctico y para disfrute de todos, está el uso de estas impresoras en la cocina. Sustituyendo la habitual resina por diferentes tipos de alimentos líquidos podemos usar una tecnología similar para imprimir dulces, pastas o, como en el caso que nos ocupa, tortitas. Si, sencillas tortitas, o pancakes. Dibujamos lo que queramos con el software especial y la máquina se encargará de ir dejando la masa para tortitas directamente sobre la plancha caliente. En unos minutos lista, nuestra tortita personalizada. no es ni cada, 179 $ si el proyecto sale a la luz, y no hay que preocuparse por los consumibles porque no es más que pasta para tortitas.

A la hora de dibujarlas hay que tener en cuenta que la pasta que cae primero acabará estando más oscura así que hay que usar también eso con talento. Os dejo el video de presentación. (Fuente)

Y para terminar, especialmente dedicado a los seguidores de Breaking Bad y químicos en general. En realidad no se trata de una impresora 3D como tal sino de una especie de sintetizador químico, mezclador o como lo queráis llamar. Parte de la base de tener diferentes compuestos base y un depósito donde se mezclan. Cargando esos depósitos con diferentes compuestos químicos la «impresora» es capaz de mezclarlos y simular diferentes procesos para crear nuevos elementos químicos. Desconozco si este engendro será capaz de sintetizar Meta Azul con la calidad mínima que exige el Sr. Heisemberg pero tiene una pinta interesante y eso que aún está en pañales. (Fuente)

Sea como sea, las impresoras 3D son sin duda el futuro muy muy cercano y gracias a ellas van a llegar cosas fabulosas.

6 thoughts on “Impresoras 3D para todos y para todo”

  1. Como se suele decir muchas veces, hay que ver lo que corre la tecnología; lo que hace unos días era impensable o simplemente carísimo se ha desarrollado a tal velocidad que dentro de poco será hasta normal.

    Coincido contigo, las aplicaciones médicas son increibles y hay que reconocer que a los actores americanos este tipo de sorpresas les encantan y siempre están dispuestos a ayudar; no me imagino yo a alguno de los nuestros colaborando en cosas así aquí.

    Y como químico ( o cierto tipo de…) me sorprende muchísimo el último, sobre todo por la posibilidad de eliminar subproductos no deseados… eso sí, el trasto tiene una pinta de haberlo sacado de una peli de ciencia ficción!!

    1. Si que parece de ciencia ficción. Da bastante miedo la impresora química. Y lo de ayudar… por suerte algunos aquí también se mojan. Por lo que alguna vez he leído a alguno/a es lo menos que se puede hacer cuando no te falta de nada: ayudar económicamente y con ese tipo de detalles a los demás.

      Ya no es sólo la sorpresa al niño sino el empuje publicitario que da al proyecto la colaboración de un famoso. Y por supuesto, tampoco nos engañemos, el bien que hace a su imagen 😉

      Un abrazo!

  2. La de las tartas ya la conocía…. te imprimen el dibujo q tú quieras en pasta de azúcar y los colores son increíbles! pero no veo yo al Sr. White «imprimiendo» en vez de «cocinar» perdería mucho glamour no?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.