Acentos

AcentosSpain is diferent. Mucho. Siempre se ha dicho. Pero no solo si la comparamos con otros países: España es muy diferente de un lugar a otro. Y donde más claro se nota, o lo noto, es en los acentos. Ya no hablo de las lenguas de las diferentes comunidades autónomas, hablo sencillamente del acento. De ese tono especial que tenemos en cada tierra y que nos hace especiales. O incluso dentro de cada tierra. Que no tiene nada que ver el acento de los que somos de Málaga Capital de los que son de algunos pueblos.

Llevo unos días con una amiga con mucho cachondeo con la viñeta que ilustra el post. Es muy típico de los andaluces y me hace mucha gracia. Me la pasó y seguimos con la broma cada dos por tres. Estoy acostumbrado cuando desvirtualizo gente de fuera de Andalucía a que les haga gracia mi acento. Y no me molesta en absoluto, todo lo contrario. Me hace gracia y nos reímos. Recuerdo unas risas en Madrid tomando unas cañas con Marta Fernández y unos amigos contando anécdotas de cuando era reportera y como cuando estaba por el sur haciendo algún reportaje a veces no entendía, literalmente, a estos que son de pueblo cerrados. Su compañero de equipo, que estaba ese día tomando cañas, le tenía que hacer las traducciones. Os aseguro que a veces a mi también me pasa con según que acentos de pueblos andaluces.

Pero, y esto puede que sea una novedad para vosotros los no andaluces, a mi también me resultan graciosísimos vuestros acentos. Dicho con el máximo cariño y respeto. Me encanta hablar con Cris, por ejemplo, y escuchar ese acento gallego que tiene. Y eso que no es muy cerrado. O con Ruth o Marta y escucharles ese acento castizo. Con Angels y algunos amigos valencianos esas expresiones valencianas. Ese au que tanto repiten y con tanta naturalidad.

Hace unos día desvirtualice a mi buena amiga Andrea. Por fin pudimos tomar unas cañas, tapas, gins… juntos. Y reírnos, desconectar y pasar un domingo que no olvidaré nunca. Y ese acento que tiene del centro me encantó. Además de ser una crack contando anécdotas, ese acento que tiene es para mi la guinda al pastel. Me resulta tan diferente al mío, a lo que estoy acostumbrado a escuchar, que disfruto mucho hablando con ella y escuchando esa forma de expresarse.

Adoro disfrutar todos los acentos. Las expresiones, los matices, incluso el lenguaje corporal. Y si, orgulloso también del mío y de que os haga gracia, porque así nos reímos todos con todos, nadie de nadie.

Orgulloso de todos los acentos también del andalú! eh o no eh? Der tirón!!!!

4 thoughts on “Acentos”

    1. Mañica y catalana. Si que tiene que ser una mezcla peculiar 🙂

      Un saludo y gracias por pasar por aquí Ana!! Espero que te guste lo que vayas encontrando.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.