Diario de un Androide. Fin del diario

AnyBuenas noches, Androides. Un mes ha pasado ya desde que comencé este diario y creo que ha llegado la hora de irlo dando por cerrado. Ni mucho menos esta va a ser la última vez que hable de Android por aquí. Al igual que siempre he hablado de iOS iré hablando de mis descubrimientos androides, que aún me queda mucho por ver. Quitar las aplicaciones que no me gustan, rootear, quizás instalar alguna ROM, mucho software por trastear… Pero mantener una entrada diaria no lo veo ya.

¿Impresiones tras este primer mes? Fantásticas. Mucha más estabilidad de la que esperaba, mucha más fluidez y pequeños detalles que me van enamorando. Ejemplos hay muchos, como el teclado swipe. A poco que te acostumbras a ir deslizando el dedo por la pantalla para escribir es alucinante la velocidad que vas cogiendo. Cierto que hay que recurrir a la introducción manual muchas veces para muchas palabras, pero para textos habituales es impresionante.

Algunas cosas que os he contado, como lo de instalar programas desde el ordenador sin tener que ir al móvil. Cómodo no, lo siguiente. Estar leyendo un análisis sobre una aplicación que te interesa y desde ahí directamente enviarla al móvil. Me encanta. Y hablando de aplicaciones, pruebas de que la libertad para los desarrolladores puede dar grandes frutos es el programa Any.Do. Es un pequeño gestor de tareas pendientes, esas listas de «tengo que llamar a fulano», o «Resetear la caché del Explorer antes de irme de vacaciones», ya sabéis. Aún no lo he trasteado mucho pero el otro día me sorprendí al abrir el móvil y descubrir un gran mensaje en la parte inferior de la pantalla informando de una llamada perdida. Podía descartar el mensaje, devolver llamada, enviar un mensaje o llamar más tarde. En el último caso incluso se abría un menú para escoger dentro de cuanto tiempo quería que me recordase que tenía que hacer esa llamada.

Todo esto es interacción del programa Any.Do con las opciones de llamada de Android, algo que en iOS está prohibido por Apple. Esa parte la gestionan sólo ellos. A través del Jailbreak si se pueden hacer algunas de esas cosas pero en Android no es necesario meterse en esas lides. Un programa que te descargas puede interactuar con cualquier aspecto del sistema, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva. Pero de lo malo y los peligros hablaremos en un futuro.

¿Volvería a iPhone? Ahora mismo os digo un rotundo no, pero si algo me ha enseñado la vida en mis … años 😉 es que nunca digas de este agua no beberé, que el camino es largo y puede apretar la sed. Y lo dice alguien con un iMac en casa y que se acaba de comprar un iPad Mini. Nada en contra de iOS, pero cada cosa tiene sus ventajas e inconvenientes y a día de hoy Android para el móvil se adapta más a lo que quiero. Le siguen faltando cosas, como el TweetBot o una actualización de guasap que elimine las notificaciones continuas, aunque sin sonido, de los grupos silenciados.

Nadie ni nada es perfecto pero por ahora muy feliz con mi Android. Y aunque el diario toque a su fin, tened por seguro que seguiré informando 🙂

3 thoughts on “Diario de un Androide. Fin del diario”

  1. Yo hace un año y medio que me cambie a Android y no he vuelto a IOS y no extraño mucho iOS pero en el sector de Tabletas a Android le falta por lo que en tablets prefiero el ipad y que bueno que tbm te haya gustado Android los dos son grandes sistemas pero iOS es demasiado cerrado y felicitarte por publicar este diario lo he seguido desde que lo posteaste en Google+

  2. De nada, te lo mereces por hacer un muy buen trabajo yo te recomendaría Nova Launcher, Aviate es bueno pero no es tan personalizable pero gustos son gustos y tienes razón que todavía no hay una app de Twitter que de la talla como tweetboot

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.