Fotogenia

Como ya sabréis algunos/as por mi twiter, hoy tengo el día malo. Malo, en el sentido físico de la palabra. Ayer ya salí de la oficina con el cuerpo un poco raro y hoy llevo casi todo el día en casa sin muchas ganas de moverme. No es que esté resfriado del todo, pero tampoco estoy bien. La garganta molesta y un poco destemplado. No tengo ganas de darle a la consola ni de ver series ni nada, así que llevo toda la tarde entre dormitando y haciendo algunas cositas de esas pendientes desde hace décadas, como ordenar las carpetas con facturas, nóminas, etc… También poniendo un poco al día el ordenador, moviendo cosas a sus sitios correspondientes, dejando vacía la carpeta de descargas, editando unos videos… vamos, poniendo todo un poco en orden, por si este resfriado tonto se convierte en pulmonía y me muero, jajajaja.

Hablando en serio, ni de broma es para tanto, pero son cosas que me relajan y no me exigen pensar demasiado. Entre estas cosas que tenía pendientes con el ordenador era echar un ratito de cotilleo con a las fotos de los amigos y amigas del Facebook y tuenti (si, también tengo tuenti, como los quinceañeros XD) Supongo que ys sabéis el tipo de fotos que abunda en las redes sociales, sobre todo tuenti. Gente divirtiéndose y haciendo un poco el indio. Normalmente son fotos tontas y de grupos. Y estaba por ahí viéndolas cuando he pensado que hay gente que es fotogénica por naturaleza. Gente que sin esfuerzo es capaz de comerse la cámara, supongo que me entendéis.

Por supuesto que modelos, presentadores/as, etc… son por norma fotogénicos, mas o menos. Pero muchas veces esa foto espectacular de tal modelo es fruto de horas y horas de trabajo y cientos o miles de fotos. Es relativamente fácil entre tanto material y con tanto esfuerzo detrás encontrar esas fotos en las que esa persona mira de manera espectacular a la cámara, que parece que traspasa el papel o la pantalla para mirarte directamente a ti. Sin embargo, en estas fotos no es eso. Normalmente se ve un grupo de gente en una discoteca, piscina, playa, garito de barrio, hamburguesería, bodorrio…. y alguien saca el móvil o la cámara de bolsillo y suelta el «Poneos que os hago una foto». Tira una o dos fotos y, en mi caso concreto y el de la mayoría de esas fotos, se sale casi siempre con cara de besugo o haciendo el pollas sin ninguna gracia.

En cambio hay gente que siempre sale perfecta. Por perfecta no significa que siempre salga guapo/a, perfectamente vestido y maquillado. No, me refiero a que tiene la expresión justa que denota el momento que se está viviendo. Si sale haciendo el polla, te ríes porque resulta divertido y te transmite la felicidad que estaba teniendo. Si sale abrazado a su novio/a, sientes ese cariño que sentían en ese momento de la foto. Tienen una capacidad innata para hacer que la cámara recoja no solo su imagen sino sus emociones, sean del tipo que sea.

Me ha pasado eso hoy con una nueva amiga de tuenti. Pero lo curioso es que no solo con ella, sino que ha habido un par de personajes de fondo, en las casi mil fotos que he visto, que aparecen en bastantes de esas fotos y que me han hecho en muchas ocasiones fijarme en esos personajes tanto como en la persona que estaba viendo. Realmente traspasaban la cámara. No es que fueran chicas guapas en bikini o incluso menos que bikini. Si que eran chicas, pero todas muy formalitas, muy vestiditas y en algún momento haciendo bastante el cafre, no vayáis a pensar que andaba pendiente de la buenorra con las tetas grandes, no hablo de eso.

Esta nueva amiga de tuenti tiene bastante esa capacidad, así como dos amigas suyas que aparecen en unas cuantas fotos. Una de ellas es además muy buena amiga y lectora de este blog, así que saludos, Paqui 🙂 Me hacían divertirme y hasta me he reído con algunas de las fotos como si estuviera allí metido. He aprovechado para repasar algunas fotos de esa amiga de hace mas tiempo y efectivamente tiene esa capacidad para mirar a la cámara y que no te des cuenta que está mirando una cámara, parece que te esté mirando directamente a ti. A la otra que me ha llamado la atención ni la conozco, ni se como se llama, pero era curioso ver como estaba pendiente de si salía ella tanto como mi amiga.

Luego me he puesto a ver fotos mías y me doy cuenta de cuanta fotogenia tengo: 0 PATATERO. Siempre la misma cara de besugo recién pescado. Hasta iba a ilustrar este post con una foto mía, pero sería el antiejemplo de la fotogenia y prefiero no martirizaros con esa imagen. Supongo que la fotogenia se tiene o no se tiene. Y a mi me ha tocado no tener ninguna.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.