Logo Stadia

Especiales MVD: Google Stadia y el concepto de no tener nada

El martes Google presentó su plataforma de videojuegos, Google Stadia. Hablo de plataforma de videojuegos y no de consola tipo Play, Xbox o Switch porque no existe tal consola. El único dispositivo que Google comercializará para jugar, pero no es ni siquiera obligatorio, es un mando. Lo único necesario será tener un PC, TV, móvil, Mac… con conexión a internet para conectarnos a su sistema. Fácil y sencillo, no necesitaremos más para tener a nuestro alcance los mejores gráficos posibles siempre.

El concepto no es nuevo, hace ya años que se lleva hablando de él y de hecho hay ahora mismo plataformas como Playstation Now o Geforce Now que lo ofrecen. Por si no sabéis a que me refiero, os lo explico un poco antes de pasar al meollo de la cuestión

Jugar en la nube

La base de todo esto es jugar en la nube. Como ya sabréis La Nube son esos entes que pocos ven pero que están ahí. Esos servidores donde Facebook guarda nuestras fotos, donde Gmail o Hotmail guardan nuestros correos, donde guardamos nuestros archivos al subirlos a Dropbox o Mega. La Nube es, básicamente, el otro lado de internet.

Mando StadiaLo que Google propone con Stadia es que nosotros no tengamos en casa ninguna consola ni dispositivo para jugar. Sólo una pantalla, prácticamente cualquiera, con conexión a internet. Si queremos jugar no ejecutaremos el juego en casa, le diremos a La Nube, sus servidores, que lo ejecuten y iremos interactuando con él gracias a nuestro mando. El de Google o cualquiera que tengamos en casa.

La promesa es que esos servidores siempre tendrán la tarjeta gráfica más potente, por decirlo de una forma sencilla, o la capacidad gráfica de la última consola. No tendremos que actualizar nuestro equipo porque de eso se encargan ellos. Nosotros sólo deberemos pagar nuestra cuota (se supone que funcionará así pero es una de las cosas que aún no ha explicado) y siempre esteremos a la última.

Nuestro mando envía instrucciones al servidor y él las ejecuta. Salta. Dispara. Agáchate. Saca el cuchillo… y el proceso se ejecutará a cientos o miles de kilómetros y veremos cómo nuestro personaje salta.

Podría extenderme mucho sobre las dudas y problemas que presenta Stadia pero si os interesa os recomiendo la lectura de este artículo de Xataka. Yo de lo que voy a hablar a partir de ahora es de esa obsesión que van teniendo las empresas en que no tengamos nada.

Streaming

Vamos a hablar de música. Seguro que si tenéis una edad, y no hablo de 80 años, habéis tenido ingentes colecciones de discos. LP’s de vinilo quizás si pasáis de los 40. CD’s más tarde combinadas con cintas de cassette. Cuando llegó internet y la era de la digitalización tenías posiblemente decenas de CD’s con música en MP3, no necesariamente bajada de internet aunque era la mayoría. Las acumulábamos en discos duros, pendrives, DVD’s… y era nuestra, nuestro tesoro.

¿Cuántos de vosotros conserváis esas colecciones? Y de los pocos que las conservéis… ¿cuántos las utilizáis? Intuyo pocas manos levantadas. No veo yo a mucha gente cargando su música en el móvil como hacíamos hace no tantos años. O preparando un PenDrive o CD con música para escuchar en el coche antes de salir de viaje. Me da que la mayoría tendrá Spotify, Apple Music, Google Music, Youtube, Deezer… Ya no tenemos música, tenemos toda la música a nuestro alcance pero no nos confundamos, no es nuestra, sólo pagamos el derecho a escucharla.

Exactamente lo mismo pasa con el video. ¿Cuántos seguís acumulando Teras y Teras de información en discos duros con películas o series? Cada vez menos, seguro. O Ben tenéis un servicio de streaming contratado, puede que varios, o bien tiráis de las descargas, pero dudo que las acumuléis. Antes se guardaban bien clasificadas, con sus carátulas a veces, sinopsis, teníamos un Excel con el listado de archivadores de CD’s/DVD’s y qué películas contenían. Los chinos y antiguos videoclubs hicieron su agosto vendiendo los soportes en tarrinas de 10, 25, 100 ced’s y sus archivadores. ¿Dónde estarán? Estoy convencido que habrá quien lea esto y no sepa ni de qué estoy hablando pero la mayoría me entenderéis.

Stadia pretende ser lo mismo para los videojuegos. El fin definitivo de la compra física de juegos e incluso consolas.

No tener nada

El streaming principalmente ha matado ese afán de acumular, de poseer cosas. Yo mismo hace unos meses me deshice de mi colección de más de 200 DVD’s originales, comprados con mi dinero uno a uno poco a poco, porque hace años que no los uso y de hecho no tengo en casa ningún dispositivo donde reproducirlos. Si quiero ver alguna película, cuento con encontrarla en Netflix o que algún alma caritativa la esté compartiendo en Bitttorrent. Y ese es otro de los peligros.

Intentad buscar cine clásico, en blanco y negro, en las plataformas digitales. Hay tantísimo buen cine que ya no está, al que no puedes acceder de ninguna manera porque no lo consideran rentable. Y eso pasará con lo que hoy está de moda. Dentro de 30 años es posible que las nuevas generaciones no tengan acceso a Juego de Tronos porque HBO ya no considere rentable tenerla disponible. ¿Cómo mantenemos ese legado? No podremos poner a nuestros hijos o nietos los DVD’s que guardamos.

Stadia, como hace Microsoft con GamePass, irá actualizando su catálogo y estoy convencido de que habrá juegos que vayan desapareciendo a medida que pasa el tiempo. Y no podrás guardar tu DreamCast antigua con sus juegos antiguos y conectarla dentro de unos años a tu televisor. No habrá nada porque no tenías nada.

No tenemos nada. No compramos películas, música, libros físicos cada vez menos e incluso comprarlos digitales con servicios como Kindle Unlimited empieza a carecer de sentido. Todos los libros a nuestro alcance por un módico precio. Parecido a eso está el servicio GamePass de Microsoft para los juegos. 10€ al mes y tienes un ingente catálogo de juegos a tu disposición, pero ninguno es tuyo, por supuesto. Acabo de darme de baja del servicio y todos esos juegos ya no están, no eran míos, era solo una ilusión.

Es la tendencia del mundo moderno: pagar por lo que usas cuando lo usas pero no poseer nada. ¿Habéis visto los anuncios de coches últimamente? Cada vez te dicen menos el precio. Incluso no llega a haber precio. Cada día más te cuentan cuanto vas a pagar cada mes por tener un coche, el famoso renting todo incluido. Mantenimiento, seguro, el uso del coche… pero no es tuyo. Al cabo de 4 años lo cambias, lo devuelves o empiezas a pagarlo.

Cosas de La Nube

Cada día poseemos menos, con los problemas que ello puede suponer. ¿Habéis leído el caso de MySpace? 50 millones de canciones perdidas. Estaban en esa nube que tan segura consideramos y que creemos eterna. Canciones de grupos conocidos y desconocidos. No, La Nube no es eterna. Son ordenadores controlados por personas que pueden equivocarse y por empresas a las que puede no resultar rentable ese negocio y lo eliminan. Espero que hubiera copias por ahí de todo ese material.

Me gusta la idea de Stadia y espero que se vayan resolviendo dudas pero así es La Nube y así es el mundo en que pretenden hacernos vivir, en el que ya vivimos. Un mundo no sólo conectado sino dependiente de todas estas empresas. Un mundo donde estás de paso al igual que las cosas que tienes. No tienes nada para siempre, no compras nada que puedas revender, algo material, que puedas tocar. El ejemplo máximo está en esos pastizales que llega a gastar la gente el ropa y complementos para sus avatares de juegos en Internet. Cosas intangibles que sólo ves en una pantalla.

Así es la nube en la que nos toca vivir, inmaterial, intangible, costosa. Pagar para vivir día a día. Y si un día no pagas, no te queda nada porque nunca tuviste nada.

PD: Ya os dije que en Mi Vida Digital (desde hoy MVD) no sólo hablaría de domótica en esta sección sino que daría mucha cancha o todo lo que tenga que ver con el mundo digital que nos rodea. Aquí un ejemplo. 

2 thoughts on “Especiales MVD: Google Stadia y el concepto de no tener nada”

  1. Acabo de leer el artículo y he recordado otro de Enrique Dans, que trata de algo similar: https://www.enriquedans.com/2019/03/el-armario-en-la-nube.html
    Lo cierto, es que siempre me ha gustado acaparar, ya me conoces, y tenerlo físicamente; pero luego me planteo, si es sostenible, los hábitos que teníamos. No se si llegaría a no tener nada en propiedad, y todo sea en base a cuotas. Como también leí en este artículo: https://www.xataka.com/servicios/fatiga-suscripcion-cuando-aplicacion-para-leer-codigos-qr-te-pide-siete-euros-al-mes
    Es posible que suponga un riesgo de exclusión en el futuro, porque aunque un servicio de televisión online pueda ser banal, o similares, antes nos parecería banal estar dependiendo las 24 horas del día del teléfono y fíjate como estamos, en el momento en que te vengan mal dadas, no puedes disponer del servicio y has pagado durante un montón de tiempo. Pero esto es otro tema que se lleva discutiendo largo y tendido, alquiler o compra. Yo ya me decidí hace tiempo. Un saludo.

    1. Acertados comentarios y estupendos aportes de lectura. Muy recomendables. Yo empiezo a plantearme qué servicios necesito de verdad. He dado dos de baja y a punto está de caer el tercero mientras que me planteo contratar otro. Así están las cosas y lo que nos viene.

      Gracias mil por aportes y reflexiones así

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.