Visitar el pasado

Hoy toca un post muy cortito por mi parte pero os invito a participar activamente en los comentarios. Me gustaría que compartierais vuestra opinión sobre esta pregunta: si tuvieras la posibilidad de “visitar el pasado”, por decirlo de alguna manera, ¿Lo haríais?. Os cuento mi caso y no os contaré cual ha sido mi decisión, que ya está tomada, para que opinéis libremente.

Hace años conocí a alguien. Cuando digo años quiero decir tranquilamente 20 años o casi con seguridad más. Unos cuantos más. Esa persona fue muy importante en mi vida durante un buen periodo de tiempo, dudo que llegara al año pero fue tuvimos una relación muy intensa. Vivimos muchas cosas y sentí cosas, hablaré por mi, que pasados todos estos años sigo recordando con mucha intensidad y claridad.

Como os digo fue hace más de 20 años y ahora ha surgido la oportunidad, o mejor dicho la remota posibilidad, de visitar el pasado. Ese pasado que viví tan intensamente. No hay seguridad de conseguirlo pero es posible. Y la duda que surge, la pregunta que os planteo, es si debería intentarlo o quizás es mejor dejar el pasado donde está, como un recuerdo intenso de algo vivido que recordar y contar. ¿Merece la pena realizar esa visita?

Con todo esto de Facebook y las redes la gente se reúne con antiguos compañeros de escuela. Pero de escuela antigua, gente que tranquilamente hace 30 años que no ve. Y en general parece que disfrutan. Nadie es la misma persona que era hace 30 años pero no les va mal. Ríen, recuerdan, reconectan, retoman amores platónicos con cariño y madurez… Parece que visitar el pasado no está tan mal. Sé que algunos asiduos lo han hecho y les ha ido bien, aunque esto es algo diferente.

Esto sucedió hace 20 años. No éramos tan niños pero ahora lo somos aún menos. Somos seguro personas totalmente diferentes. Yo lo soy, seguro que esta otra persona también. ¿Que pasaría en ese reencuentro? ¿Cómo de distintos nos veremos? Y por supuesto no hablo de lo físico sino de lo que somos hoy por dentro. ¿Es mejor quedarse con ese recuerdo o merece la pena ese fugaz reencuentro?

Lo dicho, mi decisión está tomada pero me gustaría mucho escuchar vuestras opiniones o experiencias si las hay. Pasen y escriban. ¿Abriríais esa puerta si tuvierais la oportunidad.

33 thoughts on “Visitar el pasado”

  1. Querido amigo, yo lo tengo bastante claro. No volvería a abrir una puerta que se cerró hace años si, de esa puerta cerrada, yo aprendiese algo esencial en mi vida, si fuese el fin de una etapa, bien marcada, o si considerase que esa persona ya dejó de aportarme algo positivo (pongamos por una falta de respeto, un desprecio o algo “grave). Ahora bien, una segunda oportunidad, si no ocurrió nada malo o nada imperdonable, ¿por qué no? Ya se cierran muchas puertas solas en la vida como para cerrarnos nosotros más por orgullo innecesario. Si consideras que puede merecer la pena, no lo dudes y acepta.

    Un fuerte abrazo y mucha suerte, decidas lo que decidas.

    1. No hubo nada especialmente malo. La vida te acerca y te aleja de las personas. Es una etapa cerrada y dudo que hoy me aportase algo pero nunca se sabe. Quizás el simple hecho de hacerlo o no ya signifique algo. Ya os contaré.

      Un abrazo y muchas gracias!!

  2. Sin duda alguna yo SI. Para empezar te crees que hace mucho tiempo pero recuerda la canción (Que 20 años no es nada, que febril la mirada..) y puede ser muy interesante juntar recuerdos, a veces tenemos un recuerdo distorsionado o apañado por nuestra mente de cómo éramos. Y para seguir, porque tu casita va a seguir estando en el mismo sitio, tú me entiendes, que si no te gusta la quedada adiós muy buena y te diriges con paso lento a tu HOGAR.
    Amigacho esas cosas no me las cuentas, la pintura que te ha sobrado sí pero las interesantes las guardas para tu blog… Lo recordaré 17 años.

    1. Rencorosa jajaja. Siempre me has dicho que te gusta que los post te sorprendan así que estas cosas mejor te las cuento primero aquí y si hace falta ya te amplío

      Curioso planteamiento el que me haces, quizás eso es lo que no me gustaría: que los recuerdos limados y dulcificados por el tiempo vuelvan a hacerse reales. En cambio me gustaría ampliar, saber cómo ha ido, que ha pasado estos 20 años al otro lado. Y como bien dices, nunca perdería porque siempre tengo hogar al que volver.

      Ya os contaré

  3. Amigo, se que tu decision esta ya tomada y me temo que, como dice Paula, va a ser que no … Te puedo decir que mi experiencia al respecto ha sido variopinta a mas no poder. Despues de mas de 20 años, unos 30 quizas, recobre el contacto con algunas personas muy importantes para mi en otra epoca de mi vida … Ha habido de todo, desde completos desengaños hasta los momentos mas bonitos que he vivido y vivire nunca, asi que mi consejo, si aun no es demasiado tarde, es que pienses que solo vamos a vivir una vez … ¿De verdad te vas a quedar con la incognita de que hubiese pasado? Puede pasar cualquier cosa, pero al fin y al cabo en eso consiste la vida, ¿No?. Un abrazo.

    1. Gracias por el aporte y compartir la experiencia. Nunca se sabe lo que puede salir de esos encuentros. La gente cambia mucho en tantos años, todos cambiamos. Me gusta saber que ha habido de todo y como el tiempo todo lo limpia, seguro que lo que queda son esos momentos bonitos que has vuelto a vivir.

      Un abrazo!!!

  4. No me gusta mucho revivir el pasado, sea para bien o para mal, aunque a veces lo hago, guardo muy pocos amigos de mi niñez, eso si, como oreo en paño, pero a la mayoría los considero simples conocidos, o ni eso, asi que a mi no me hagas caso…

  5. Sin duda, sí. No es lo mismo, pero he recuperado amistades después de 10 años o más y aportan muchísimo a mi vida ahora mismo. Además, en el caso que cuentas, creo que me arrepentiría de quedarme con las ganas de intentarlo.

    P.D.: la de años que hacía que no comentaba aquí ^^

    1. Mira, ya ha habido un reencuentro: el tuyo en este blog 🙂

      Supongo que uno no sabe que es mejor, si conservar el recuerdo intacto o atreverse a intentar ganar algo más, veo que en general os quedáis con lo bueno y ha sido positivo. Tomo buena nota

  6. Claro que si!! Sobre todo si la experiencia vivida fue positiva. Mi experiencia, después de casi 20 años y volver a encontrarme con esa persona fue increíble, precioso… parecía que el tiempo no había pasado . Te animo a cruzar la puerta….. Ojalá disfrutes del encuentro.

    1. Qué positivas son todas vuestras experiencias. Me alegro de que todos los reencuentros hayan salido bien, nadie parece que daría marcha atrás y no haber cruzado esa puerta.

      Lo tendré muy en cuenta.

  7. Yo daría una oportunidad al sí. Abriría esa puerta al reencuentro…al volverse a mirar a los ojos, el ver cómo ha madurado o no ésa persona, el saber cómo le ha ido en la vida…No iría con la ilusión de volver a sentir lo mismo porque mi experiencia fue igual de maravillosa como de dolorosa pero…¿y tú? ¿Estarías dispuesto a volverte a enamorar? ¿Temes llevarte un chasco al no sentir lo mismo que entonces? Creo que hay que dejarse llevar Dagarin, aunque luego no se vuelva a quedar nunca más.
    Un beso

    1. Uffff. Palabras mayores, muy mayores. No iría a ‘volverme a enamorar’ sino más bien a eso de dejarme llevar aunque no volvamos a vernos nunca. Dudo que fuera a ser lo mismo. Yo he cambiado mucho y supongo que al otro lado también. Veo que tú también has abierto esa puerta y volveré a hacerlo. Cuando valiente en este blog.

      Un beso, Eva!

  8. “La vida se vive hacia adelante y se comprende hacia atrás”, decía aquel.
    Si necesitas “volver” al pasado para seguir adelante, sí. Si no, paqué… Ya sabes algunas de mis historias ;P
    Pero todo es relativo. Haz lo que te haga bien. Y ya corto el modo Coelho.

    1. Por fin alguien un poco más escéptico!!! Eso digo yo. Como diría mi compañero, hay cosas que no son necesarias, ya tu sabes. No obstante, si no hace daño… Total, que a ver que dice Pablo jajaja

      Dioool

  9. Si sonríes al recordarlo, sí. ¿No sería gratificante recordarlo y sonreír juntos?. Por otro lado ¿para qué? Si en 20 años no has sabido nada quizá es mejor dejarlo ahí, no vaya a ser que se te borre la sonrisa del recuerdo.
    Con mi enorme seguridad estaría dudando hasta el último minuto. Pero igual mañana pienso otra cosa.

    1. Jajajajaja. Menos mal que mi decisión ya está tomada porque si dependo de tu ayuda. Todo tiene sus pros y no es una sonrisa exactamente lo que me sale pero sí buenas sensaciones

  10. Depende de la persona y como terminó aquello pero en principio, si que volvería al pasado.
    Pero, ¿y si el encuentro se produjera por casualidad, 20 años despues, sin redes sociales mediante?

    1. Seguramente ni nos reconoceríamos. Yo sé que he cambiado muchísimo estos años y asumo que al otro lado también. Si la cosa hubiera acabado mal ni me plantearía abrir esa puerta. De hecho a varias puertas a las que podría probar pero ni me lo planteo.

  11. No sé quién dijo que nunca se debe volver al lugar donde una vez fuiste feliz. Supongo que lo dijo porque, como también decía Neruda, “nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos” Pero te aseguro que si yo pudiera, atravesaría esa puerta sin pensarlo, porque quien sabe si aquel no era el momento y lo es ahora precisamente por eso, porque ya somos otros. Quien sabe. La única manera de saberlo es empujar el pestillo y entrar. O salir.

    1. Mencanta esa puerta a la ilusión de que quizás aquel no era el momento. Desde luego ahora no seremos los mismos. Ni mejores ni peores, distintos. Más maduros, supongo. Quizás lo que tuvo que ser ya fue pero nunca está de más asomarse a mirar. Total, no hay nada que perder más que recuerdos.

      Un saludo y gracias por pasar!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.