Con nocturnidad y alevosía

Mi cerebro, y creo que el de todos, funciona bastante rápido creando asociaciones. A poco que lo deje libre va y viene saltando de un tema a otro como Tarzán de liana en liana. Y como últimamente estoy escribiendo un poco más, me permito compartir un par de saltos que ha hecho mi cabeza esta mañana antes de salir a la calle.

Yo soy de despertarme más de una hora antes de la hora en la que tengo que salir de casa. Odio levantarme a la carrera y necesito un poco de tiempo para ser persona. Mi ducha, mi café, mis tostadas, terminar de preparar la comida para llevarme al trabajo, leer un poco de redes sociales y el feedly… y últimamente ver alguna o algunas piezas de La 2 noticias. Ese informativo que, lei no hace mucho, es diferente porque no provoca miedo. Y esa reflexión que compartió un espectador se me quedó grabada hace unos días dando vueltas en la cabeza. Por ahí han comenzado mis reflexiones.

Supongo que todos lo conocéis al menos de oídas. Es ese informativo que debería ser el de horario estrella pero que anda perdido en las noches de La 2. En algún momento indeterminado y variable cada día, entre las 23:00 y la 1:00 de la madrugada, aparece. Mara Torres se encarga de anunciarnos su horario en Twitter. Sólo La 2 Noticias es capaz de dejar titulares como este:


Antes lo veía más que ahora porque por fin he conseguido un ritmo de sueño humano y a esas horas suelo estar en la cama. Por la mañana aprovecho para verlo y pienso que es el informativo que todo el mundo debería ver. Información de verdad, con contenido social, sin sucesos, con reflexión, con música, cine, teatro, exposiciones… Sin estridencias, con denuncia de la que debería dolernos. Lo cierto es que sí que debería darnos miedo cuando denucia cosas como lo que está sucediendo en Yemen o el calentamiento global. Porque eso si que debería darnos miedo y no las chorradas de los independentistas, la corrupción, si el Madrid o el Barcelona ganan o pierden… Eso si que debería dar miedo o al menos preocuparnos pero queda relegado a ese pequeño manantíal de de unos minutos diarios a horas intempestivas.

Y en esas reflexiones estaba, de la liana de Yemen a la de Putín, cuando me cruzo con la liana Mara Torres, la cara de La 2 Noticias. Es de esas personas que me parecen dignas de conocer. Por lo poco que he leído sobre ella creo que debe ser de esas personas con las que compartir largos cafés, tes, birras y gins. Conciertos, exposiciones… Pienso en que La 2 Noticias parece estar hecha por ese tipo de gente, no por el rancio periodismo. Debe ser todo un equipo joven (al menos de espiritu), con esas inquietudes que a mi me han motivado siempre, gente todos parecidos a lo que se ve de Mara. Comprometidos, nada borregos. Y una cosa me lleva a la otra y salto a la liana de las novelas de Mara: La vida imaginaria y Los días felices.

Y me llevan a pensar en mis post. Porque hay un cambio brutal entre las dos novelas. Lo confieso, me enamoró la primera y sin embargo la segunda me dejó mucho más frío. He escuchado a Mara hablar mucho sobre el proceso de creación de Los días felices. 3 años dice que le ha costado. Uno de componer, otro de escribir y el tercero de recortar. La idea es muy buena. Trabajarlo, madurarlo, redondearlo, hacerlo legible con facilidad… pero a mi me falta espontaneida. Me da la impresión, sin haber leído nada sobre el proceso de creación del primer libro, que se trata de algo parecido a mis post con nocturnidad y alevosía. Una retahíla sin demasiado proceso, espontanea. Revisada, claro, pero con más improvisación, más temperamental y con más carácter. Es la impresión que me da, que es un libro fresco, diferente y escrito con el corazón en los dedos.

Me parece un libro escrito “con nocturnidad y alevosía”, como esos post que tanto os gustan a vosotros, esos que escribo con una copa de vino, una cerveza, un gin… un libro lleno de verdad, que se escribe con ganas, casi con necesidad, como mis post.

También puede que te interese...

  • Da igual1 mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]
  • Calor1 julio, 2014 Calor (0)
    Hace calor por las tardes y noches ya. No es noticia. No voy a hacer un especial […]
  • A veces es difícil2 septiembre, 2014 A veces es difícil (8)
    Hablaba el otro día con un buen amigo sobre una cosa que le había pasado y un comentario […]
  • Demasiados GinTonics31 mayo, 2014 Demasiados GinTonics (0)
    "Tomas demasiados GinTonics" me dijo desde el cariño mi querida E. la penúltima vez que […]
  • ¿Por qué?3 junio, 2014 ¿Por qué? (2)
    ¿Por qué nos gusta tanto mentir? ¿Por qué la gente no dice lo que realmente piensa? ¿Por […]

4 thoughts on “Con nocturnidad y alevosía”

  1. yo si te soy sincero prefiero las noticias para los madrugadores de antena3 ,ademas de informarte tiene unas presentadoras guapisimas y simpaticas que te alegran la vista mientras me tomo el cafe,los telediarios de la 1 de tve estan bastante manipulados,jejejejeje

    1. Yo antes veía los informativos matinales de Antena 3 pero hace años que los dejé, lo mismo que dejé de escuchar la radio en el coche. Salía de casa enfadado ya con el mundo. Prefiero un informativo más atípico como en de La 2

  2. Yo es que he llegado a un nivel en el que casi me informo mas con El Inermedio que con los informativos de cualquier cadena, asi, por lo menos me rio, aunque los de la 2 me puedan gustar, si no los veo por la web no cuadra mi horario, y los de La Sexta me gustan, durante 15 minutos, luego los sucesos me desconectan del todo.

    1. Totalmente de acuerdo, pero El Intermedio me cansa. Es tan parcial que para mi pierde la gracia, demasiada crítica siempre a los mismos. Y desde luego el maltrato de horarios al informativo de La 2 no hay por donde cogerlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.