Escribir un blog

Una pregunta que me hacéis a menudo muchos y que a veces me hago yo a mi mismo es porque tengo un blog, de que me sirve escribir un blog. Más aún cuando es este tipo de blog, un blog donde suelto mis cosas la mayor parte de las veces. En ocasiones, como me habéis dicho más de una vez, cosas muy íntimas. Iba a poner “demasiado íntimas” pero he borrado, como diríamos tu y yo a veces en guasap. Es que “demasiado” suena a excesivo y a arrepentirse y tampoco es eso.

Dentro de poco más de un mes se estrena en Málaga Jesucristo Superstar, una versión del musical de los 70. No he podido resistirme y he convencido a mi hermana, sin ningún esfuerzo la verdad, para que vayamos a verlo. Nunca lo he visto en directo pero la versión en castellano es una de mis referencias musicales de infancia y me sé de pe a pa cada una de sus letras. Tuve recuerdos sobre él musical y recordé creía tener un posts que había escrito un post sobre el tema. Búsqueda en el blog y “apilicuá”, aquí está.

Esta noche he estado hablando con unos amigos sobre Silvia Algo. No recuerdo su apellido. Les he contado cosas sobre ellas que datan del siglo pasado e hilando recuerdos he llegado a recordar amigos del instituto, como mi amor platónico Pepa. Sabía que había escrito sobre ella y sobre esos compañeros y que había una foto mía de 1985-1986. Ahí la tenéis ilustrando este post y en aquel post que escribí hace ya unos cuantos veranos, aquí.

En el mismo hablo sobre Sandra, os he hablado aquí más de una vez de ella, hablo sobre mis amigos Jose y Lourdes, curioso su caso, como se conocieron y como he perdido el contacto con gente a la que quiero, y hablaba de uno de mis amores platónicos de juventud, Susana. Hasta puse su foto. No se me ocurre pensar que se pueda ofender por haber sido el amor platónico de alguien si algún día, que dudo que ocurra, lee eso. Yo personalmente me sentiría halagado y según el caso puede que enfadado por no haberlo sabido, poco más. No digo nada malo. Por cierto: ese amor platónico reunía dos parámetros que con el tiempo he comprobado que son fijaciones personales: me encantan las morenas, eso ya lo sabía, y especialmente si tienen labios muy besables como es el caso de Susana y el de otro amor de mi madurez.

Total, mi amigo de esta noche se ha quedado un poco sorprendido al ver que había puesto en un post que Susana era mi amor platónico. Sé que es la pregunta que os hacéis y me hacéis a menudo. ¿No te da cosa escribir ciertos post?. La respuesta siempre es no. Algunos los borros antes de publicarlos y los que quedan son porque me apetece compartirlos y en alguna ocasión, como voy comprobando, porque de alguna manera me sirven de “bibliografía” de mi vida. No suelo mirar atrás pero sé muchas cosas que están aquí. Y me gusta. ¿Porqué compartirlas? No lo sé. Quizás ombliguismo, quizás ganas de no olvidar, de que lleguen ocasiones como las de estos días y tire de mi propio archivo personal.

Todo lo que hay aquí, de una forma u otra, es o ha sido importante para mi. Puede que hoy no sea esa persona, puede que hoy no lo escribiera. De hecho me sucede con más de un post, pero era yo. Arrepentirme jamás. Era yo. Fueran aciertos o errores, lo importante es aprender de ambos.

Para mi es una gran terapia este blog y un gran archivo personal. Hay de todo, lo sé, pero si escribo sobre el iPhone es porque me interesa, o sobre las consolas, o sobre Alicia Young (cuanto te quiero amiga, y lo sabes), o sobre ti. Reconozco que a veces me gustaría que fuera algo más anónimo. Habría post que de esta forma no puedo escribir, pero tomé la decisión en su momento de ser quien soy y os aseguro que tampoco me arrepiento.

Hoy miro mucho atrás. Me ha dicho mi amigo que sería muy bonito repetir esa foto 30 años después. Puedo contactar con al menos una persona de esa foto. Quizás debería intentarlo. Quizás el pasado deba quedar en el pasado. No lo sé. Mañana, lejos de los efluvios del Sr. Martin Miller lo volveré a penar.

También puede que te interese...

  • Da igual1 mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]
  • De por qué nos gustan Batman y el Atleti4 mayo, 2016 De por qué nos gustan Batman y el Atleti (4)
    Vale, confieso que yo, que no es que sea anti-fútbol del todo pero tampoco amante del […]
  • Calor1 julio, 2014 Calor (0)
    Hace calor por las tardes y noches ya. No es noticia. No voy a hacer un especial […]
  • Mi querida pelirroja17 mayo, 2014 Mi querida pelirroja (1)
    Creo que todos tenemos alguna querida pelirroja en nuestra vida y en nuestro corazón
  • De RT’s, FAV’s y simplicidad6 junio, 2013 De RT’s, FAV’s y simplicidad (4)
    Post con nocturnidad y alevosía, de esos sin premeditación y sin avisar ni revisar. […]

2 thoughts on “Escribir un blog”

  1. Pues mira, si en este caso te sirve para recordar cosas de tu juventud, amigos, amores, otras veces para desahogarte… bienvenido sea, un blog no tiene otra razon de ser que la de ser util al que la escribe, no es prensa ni nada semejante, ¿Para que mas iba a servir… buenas noches amigo Daniel!

    1. Ese es el “conceto” amigo Fran. Un blog personal es para uno y para sus amigos, que sois siempre bienvenidos.

      Un abrazo y buenas noches!

Deja un comentario