Vida 2.0

Vida20A veces me pregunto cuanto hay de verdad en twitter. En realidad cuanto hay de verdad en todo lo que sucede en internet. Cuanto de cierto hay en los blogs personales que leo, en los comentarios de facebook, en los likes, retwits, estados, twits…  Tranquilos, no va  a ser un post de abuelo cebolleta de internet pero recuerdo que hubo un tiempo cuando empezaron todas esta cosas de los mails y los chats en tiempos de BBS, IRC o poco después la edad dorada del Messenger. En aquella época siempre entraba uno con el gran temor de no saber si quien te estaba escribiendo y decía llamarse Merceditas era en realidad Manolo el del Bombo. En aquella época había unas siglas traídas del inglés, como tantas cosas en este mundo global y tecnológico, y que se usaban cuando ya llevabas un tiempo chateando con alguien. Era IRL.

Conocerse IRL era un gran paso, era conocer a alguien en la vida real (In Real Live). Sin duda en aquella época creo que eremos todos bastante conscientes de que eso del chat no era “real”. Que había mucho engaño, mucho timo, que aparentábamos mucho y teníamos dobles triples y hasta cuádruples personalidades. Por supuesto no todos, pero si había bastante gente así e incluso yo mismo tenía un par de nicks registrados para según que salas de chat entrara. Es curioso como hoy en día hemos cambiado eso de “el mundo real” o “la vida real” por la vida 1.0. Nuestra vida en internet, con el auge de los blogs, redes sociales, etc… ya no es tan distinta nuestra vida real, ahora son la vida 1.0 y la 2.0. Por supuesto que habrá de todo, pero cada día somos más confiados tanto en creer lo que leemos como en mostrar lo que somos.

Vale que siempre en la vida 2.0 mostraremos una parte de nosotros, sólo dejaremos ver lo que nos interese en cada momento. Bien sea nuestra mejor cara para impresionar, algún pequeño bajón en busca de apoyo, compartiremos aquello que nos emociona y charlaremos sobre lo que nos gusta. Pero ¿no es eso también lo que hacemos en la vida 1.0? Con según quien no mostraremos nuestras debilidades, daremos siempre nuestra mejor cara o seremos más abiertos y mostraremos nuestro corazón. Exactamente igual que hacemos, cada vez más, en internet.

Todo esto viene “por culpa” de Marta Fernández. Y es que yo creo firmemente que en los twits se llega a notar el estado de ánimo de las personas. Incluso la ausencia o exceso de twits es indicativo. Como ya sabréis si sois curiosos y habéis pasado por mi blog dedicado a Marta Fernández, esta semana ha comenzado una nueva etapa laboral. Ha dejado (o “la han dejado de”) Las Mañanas de Cuatro y ha retomado un informativo tradicional. A las 14:00 con Hilario Pino en Noticias Cuatro. Y comentaba el otro día con un twittero que se ve guapísima. Y con otro twittero que parece que ha vuelto la mejor Marta a Twitter. Suscribo ambas opiniones y me alegro mucho por ella. Porque me da que esta vuelta a informativos le ha sentado de puta madre muy bien. Creo que es su terreno natural: informar a diario, comunicar. Y se le nota en twitter especialmente.

Vale que ayer fue el Pynchon Day y eso siempre la motiva especialmente, pero lleva toda la semana mucho más activa. Twitteando, respondiendo, brillante, imaginativa. La mejor Twit-Marta ha vuelto y la imagino twitteando sonriente, en la redacción de informativos chispeando y bromeando con todos, ilusionada de nuevo por hacer un trabajo que le encanta y por el que creo que había perdido un poco de ilusión en los últimos tiempos de programa matinal.

¿Que si se notan esas cosas de verdad por unos twits o se me va la pinza? Pues no soy el único que lo ha notado en Marta y pongo ese ejemplo porque es el que estoy viviendo, pero os aseguro que yo lo noto muchísimo. Leo los twits y les pongo entonación y siento si la persona que escribe está feliz, triste, enfadada… Si ha tenido un día bueno o malo, si algo le ha sentado mal. Claro que faltan muchas cosas que dan la comunicación directa y las pistas de la comunicación no verbal que todos percibimos aunque no seamos expertos, pero yo lo noto.

Igual es que mi imaginación está sobredimensionada, pero así lo siento. ¿A vosotros no os pasa?

También puede que te interese...

  • Reflexiones6 abril, 2009 Reflexiones (2)
    Preestreno esta madrugada aquí un post que mañana aparecerá en El Blog del Jugópata. Ya […]
  • Copy & Paste7 diciembre, 2010 Copy & Paste (3)
    O lo que es lo mismo, Copiar/Pegar, o CTRL-C/CTRL-V. En definitiva, coger un texto, […]
  • ¡Viva Felipe VI! ¡Viva la república!19 junio, 2014 ¡Viva Felipe VI! ¡Viva la república! (3)
    Pues si, así de bipolar es este post, porque hoy quiero... no sé, ¿Felicitar? a todos […]
  • Keep Calm and a la porra el 201431 diciembre, 2014 Keep Calm and a la porra el 2014 (4)
    Ayer despedimos el año bloguero y hoy toca hacerlo desde un punto de vista un poco más […]
  • Confidencial7 mayo, 2014 Confidencial (0)
    Ya lo he dicho alguna vez: internet es público y hay que tenerlo muy presente. Lo que se […]

2 thoughts on “Vida 2.0”

  1. Interesante reflexión Daniel. Nada más lejos de la realidad, Internet desde hace unos años ya es parte imprescindible de nuestras vidas. Ya no vivimos sin estar conectados, y eso es positivo, como todo, en su justa medida, sin obsesionarse y usando “la cabeciña” como decimos aquí.

    Hace 3-4 años fui a unas charlas sobre Twitter y era bastante escéptico. Tenía muchas dudas a cerca de esta red social, pero desde q tengo internet en el móvil, hace pocos meses, me estoy dando cuenta del impacto que tiene. TREMENDO!!! Por poneros un ejemplo. Con otras redes sociales pasa lo mismo, pero siempre habrá parte positiva y parte negativa, como todo.

    Un saludo!!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.