Tener coche

rp_Fiesta.jpg¿Os había dicho alguna vez que mencanta tener coche? Adoro mi coche, el que sea. No es un cariño especial a mi coche de ahora, que es uno decente pero nada del otro mundo y con sus achaques de la edad que empieza a tener. El actual, el anterior, o el anterior, o el anterior… porque he tenido unos cuantos coches en mi vida. Desde mi primer Ford Fiesta celeteste. Ford Fiesta de los primeros, de aquellos que salieron en los 70 aunque yo lo compré a finales de los 80. Fue con ese coche, terriblemente cutre y viejo, con el que descubrí el placer de tener coche.

Si, tengo la impresión de haberlo contado ya, o quizás lo he pensado varias veces y no he llegado a hacerlo, pero aquí va de nuevo. Si, mencantó descubrir la vida con coche. No tenía casa en aquella época y mi fiesta se convirtió en mi pequeño hogar. Un lugar donde escuchaba la música que me gustaba. Donde comía, bebía, reía, viajaba… Tengo muy gratos recuerdos de mis primeros coches. De los viajes hechos en ellos. Incluso de los primeros accidentes propios de la inexperiencia y afortunadamente sin consecuencias más allá de la chapa y pintura en el coche.

Siempre he disfrutado comiendo en el coche. Me movía bastante por la provincia en aquellos años debido al trabajo. Lo disfrutaba, no me resultaba una molestia. Disfrutaba comprando comida en un McDonalds y metiéndome en el coche a comer. Mucho más que comiéndola en el restaurante.

Disfrutaba preparando mis cassettes en casa recopilando música de discos, CD’s, cassettes de amigos… Qué importante era para mi la música en aquella época. Creo que he perdido mucho ese gusto, la verdad. De vez en cuando pongo pero últimamente sólo pongo la radio en el coche cuando viajo. Cada día soy más partidario del silencio en el coche pero en aquellos años era maravilloso. La gente traía sus cassettes y los ponía. Mi coche siempre era una especie de casa abierta para los demás. Me gustaba traer y llevar gente. Me gustaba la compañía y hacerles sentir como en casa.

Estaba ayer con una amiga que comentaba que la habían llevado por ahí en el coche hacía unos días a tomar cervezas y patatas fritas de bolsa. Comentaba que esas cosas ya con estas edades como que no. A mi mencanta. De hecho estoy volviendo a descubrir ese placer de comprar unas latas y disfrutarlas en el coche. Donde sea, da igual. Lo importante es la compañía. O incluso la soledad. Lo importante es disfrutar. No era consciente de esa vuelta al pasado hasta que ella habló de su experiencia. Para mi es todo un placer. Lo hacía antes con amigos. Nos íbamos a cualquier parte, comprábamos unas cervezas, algo de picar y al lío. Mi música, su música, el aire y no hace falta más. Puede ser mi coche u otro, da igual, pero esa sensación de no necesitar nada más para ser feliz es indescriptible.

Disfruto cuando compro pan recién hecho, aún caliente, y voy dándole pellizcos mientras conduzco. Aparcar en algún paseo marítimo, sacar una pizza que me he comprado y disfrutarla. Si, os puede parecer incómodo. Mucho mejor en casa cómodo o incluso en el restaurante, ¿verdad? Pues no, es un placer que no tiene precio por muy cómodo que se esté en casa.

Mencanta tener coche, si. Mencanta esa vida en un coche. Y da igual tener casa ahora, mencanta recuperar esa sensación que había olvidado un poco.

11 thoughts on “Tener coche”

  1. Me encanta tener coche, es mas, vivo en un pueblo donde el tema del transporte publico esta mal y ademas de gustarme, LO NECESITO, pero mi manera de ir en el coche es muy distinta a la tuya, yo arranco, pongo la musica, pero a partir de ahi yo piloto mas que conduzco, pongo las 2 manos en el volante y en mi mente solo existe el hecho de conducir, no contemplo para nada el comer, ni el movil, ni nada que me distraiga o incomode de esa actividad, me gusta muchisimo conducir, y mas por comarcales, aunque a veces puedo ser un poco «quemadillo», pero bueno, yo disfruto asi, rock, volante y a tirar, para mi hasta fumar en el coche es incomodo, cuestion de gustos, supongo…

    1. Lo tuyo es la velocidad y el disfrute del volante. Lo mío es algo más light aunque también disfruto conduciendo. Cuestión de gusto 🙂

      Un abrazo!!

  2. Pppfff, sabes lo peor de esa libertad que te da el coche?? Qué no la notas hasta que te falta el coche, y te lo digo por experiencia!!

    Estos 3 meses sin poder conducir, me tienen de los nervios, viajes prometidos que todavía no he podido hacer por depender del transporte público, que suele ser muy bueno pero recorta horarios que es un contento. Así que ahí estoy planeando modificaciones al coche para cuando vuelva de las vacaciones traérmelo conmigo y empezar a saldar pequeñas deudas!!

    Y veo que soy una mezcla entre Fran y tú; días en los que apetece montarse en el coche para despejar la cabeza y que nadie te moleste o con amigos y la música; y otros en los que eres el «piloto» y te concentras sólo en lo que llevas entre manos… supongo que ambas son maneras de disfrutar del coche!!

    Un abrazo!!

    1. Lo importante es disfrutar. En el coche y en la vida. Cada uno a su manera.

      Yo a veces me he planteado lo de tener coche. Total me gusta caminar y puedo manejarme con transporte público para el trabajo, pero sé que me pasaría como a ti, empezaría a echar de menos esa libertad que da así que nada, aquí seguimos con él 🙂

      Ánimo y a ver si en breve tienes uno por allí que te permita ir saldando asuntos. Un abrazo!!

          1. Uuff, ojalá fuera tan sencillo!! Mi coche no tiene mechero, así que no puedo andar recargando. Tengo que ver si me instalan algo así para poder enchufarlo todo!!

  3. «Donde comía, bebía, reía, viajaba… » Gracias por esos puntos suspensivos xDDDDDDD

    Para mí tener coche también es maravilloso. Mi primer cochecito fue un twingo con el que todos se metían, pero que me ganó el corazoncito y que me hizo vivir mil aventuras en tiempos universitarios.
    Ahora tengo un clío y, junto con mi móvil, son mis dos únicos tesoros materiales sin los que sentiría que me falta un pulmón.

    1. Si los puntos suspensivos hablaran… jajaja. No dirían lo que seguro que muchos han pensado 😉

      Que será de los twingos? Seguirán haciéndolos? Te pega tela ese coche, pelirizosa 🙂 Yo ahora echaría más de menos mi móvil que el coche, creo. Más vale no comprobarlo y que me sigan acompañando XD

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.