Hubo un tiempo

Hubo un tiempo en que cada mañana me levantaba con alegría para ir a trabajar. A ver, entiéndaseme bien: tampoco era Blancanieves entre pajaritos pero pensar en ir a trabajar era  motivador. Hubo un tiempo en que no miraba el reloj cuando se acercaba la hora de salir ni apuraba la hora de entrar sino […]