Comentar por comentar

Facebook Debuts As Public Company With Initial Public Offering On NASDAQ ExchangeLo he comentado en más de una ocasión por aquí: cuanto nos cuesta en general reconocer lo bueno. Bondades, alegrías, trabajo bien hecho, cuando algo nos agrada… Parece que quedamos mal al decirlo. Nos tachan, o nos tachamos, de pelotas y/o halagadores. Hablo en general pero sobre todo en internet.

Creo que de ahí viene el éxito, en parte, de Facebook. Ese Like, el me gusta. Tan sencillo. Tan digital. Tan cero o uno. Casi anónimo. Sin dar explicaciones. Rápido y simple. Porque si no nos lo ponen así de sencillo, lo de decir que algo nos gusta cuesta más que subir 10 pisos por las escaleras.

Eso si, para criticar, válgame Dios. Para eso si que falta tiempo y nos tiramos a degüello contra quien sea. No recuerdo de quién era pera hace unos días alguien publicó una foto en su instagram. Pasé de largo, como de tantas otras, porque no me llamó la atención y casi me pareció fea. Punto. No dediqué más esfuerzo ni tiempo. Prefiero comentar y dedicar mi tiempo a fotos que me gustan para agradecer a esas personas sus fotos y, en la medida de lo posible, que se animen a publicar más. Lo veo así de sencillo. Pero mientras fotos fantásticas apenas tienen Likes ni comentarios, esa tenía 6 u 8 criticándola. ¿Por qué?

Y esto me lleva al tema en cuestión. Hace unos días la ya querida amiga Gabriela comentó que yo era de los pocos blogueros que siempre respondía a los comentarios  y que eso se agradecía mucho.  Y rápidamente le contesté: ¿Cómo no voy a responder? Y es que es así. Para mi los que me leéis, ya os lo dije el otro día, os merecéis todo mi respeto y cariño. Y si encima comentáis con ese interés, aún más. Que alguien dedique su tiempo a eso, estando como está el patio, para mi no tiene precio.

Y claro que procuro responderos siempre, no todas las veces lo consigo, pero lo intento de veras y os pido perdón si alguna vez no llego. Aún recuerdo el primer post que publiqué en el blog de Alicia. Cuando acababa de dejar atrás ese «aliciatetas» para ser «LosEscotesDeAlicia». Aquel primer «Los Gagdets» hace ya más de dos años. Recuerdo los nervios en el trabajo aquel viernes, esperando que Ali le diera paso al post. Nervios por si gustaría a sus lectores y nervios por si recibiría comentarios y de que tipo.

Recuerdo que estaba nervioso en la oficina y cuando salió me eché a temblar. 142 comentarios tiene a día de hoy, respuestas incluidas. No daba abasto. Cada vez que respondía un comentario ya habían aparecido 3 o 4 más. Y todos positivos. Y no puedo olvidar aquel día, uno de esos días especialmente felices como bloguero.

¿Como no contestar a vuestros comentarios? ¿Qué menos que esa muestra de respeto y agradecimiento a los que tan amablemente dedicas un tiempo a leer y encima comentar? Gracias a todos los que comentan y gracias a todos los que, como yo, intentan ir por la vida no sólo criticando.

6 thoughts on “Comentar por comentar”

  1. A que te quedas sin comentarios en el post sesudo de la semana porque nadie va a saber qué decir!! 😛

    La verdad es que la crítica nos gusta bastante o, mejor dicho, el hacer sangre… ya sabemos que es casi deporte nacional, junto con el entrenador de fútbol que casi todos llevamos dentro. El problema radica en que se le da demasiada importancia al «like» o al «fav» como medidor de popularidad.

    Siempre dices que ahí estoy, dándole al botoncito en FB aunque no opine siempre. Creo habértelo dicho alguna vez, coincidimos en las ideas que publicas; aunque nos aproximemos a ellas de manera distinta. Para mí es un placer haber descubierto este rincón y asomarme siempre que puedo!!

    Un saludo!!

    1. El post sesudo de la semana? jajajaja. Mencanta el «conceto». Me alegra que te acerques que siempre tienes la puerta abierta caballero. Un abrazo y gracias por estar!!!

  2. Buenos días wapos! Despues de lo q ha escrito Jordi sólo puedo decir idem xq es justo lo q pienso. Muy bien Daga tu blog durará toda la vida xq tiene los ingredientes más importantes para q funcione….. buenas ideas y respeto.Un beso campeón.

  3. Tienes toda la razón. Uno puede opinar a favor o en contra de un artículo con argumentos equivocados (aprendizaje) o no (aportación). Criticar esta fuera de lugar, hacerlo sin argumentos es de idio… y faltando el respeto de cárcel. Pero claro, opinar con argumentos aunque sean equivocados es muy difícil…creo que tan difícil como publicar un artículo porque lo sometes al mismo juicio público, por tanto a las mismas “críticas” y eso te obliga a ponerte en el lugar del bloguero. Como decía el pensador chino Confucio «No hagas a otro lo que no quieras que te hagan a ti.»
    Además, después del esfuerzo que hacéis los blogueros lo mínimo que podéis y debes exigir es respeto.
    Saludos.

    1. Por suerte aquí siempre me he encontrado todo el respeto incluso cuando ha habido las lógicas diferencias de opinión. Así si:)

      Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.