Los rincones de la memoria

Biblioteca¿Recordáis la serie Ally McBeal?. Si sois de mi quinta o incluso bastante menos, posiblemente la recordéis. Posiblemente recordéis a «bizcochito» y sus bailes en el baño unisex del bufette o el pitido de su nariz. Recordaréis las fantasías de Ally, la música, la aparición estelar de Barry White. A Luci Liu en su primer papel importante, los casos tan inverosímiles. Es curioso como hay cosas que metemos en los rincones de la memoria y las rescatamos cuando las necesitamos.

Yo hay una cosa que he rescatado, no me preguntéis por qué extraño mecanismo, de esa serie. He recordado la enorme sala de varios pisos de alto que tenían con toda la jurisprudencia americana, supongo. Esos cientos de libros perfectamente alineados y supongo que organizados. Esas noches en vela que pasaban los protagonistas en esa sala buscando información sobre el caso que estaban preparando.

Por supuesto que eran buenos abogados, por supuesto que facturaban un montón y eran auténticos cerebros. Sin embargo no tenían toda esa información en la cabeza, tenían que recurrir a ella cuando la necesitaba. El arte y en gran parte su inteligencia estaba precisamente en saber buscar. En saber que eso estaba ahí, que les «sonaba» y saber donde tenían que buscarla. Es imposible memorizar toda esa información pero igualmente es imposible encontrar nada ahí si no sabes lo que busca.

Hace tiempo que no hablaba de mi profesor Jacinto. Entre las muchas enseñanzas que me dejó me enseñó que saber no es memorizar. El nunca nos pidió una fecha en un examen (era profesor de arte e historia), el no quería que recordáramos hasta el más pequeño nombre o la lista de cuadros que había pintado tal o cual. Quería que en nuestra cabeza se guardase en algún rincón esa pequeña referencia. Que comprendiéramos y que cuando lo necesitáramos lo buscásemos. En nuestra cabeza o en los libros. No quería memoria, quería compresión porque esa era, para él, la base de la sabiduría.

Todo esto viene al hilo de una conversación que tuve hace unos días con un amigo y que también me tengo que aplicar yo. Quizás no somos expertos en nada. Quizás no soy la persona que más sabe de WordPress, o de twitter, o de Contabilidad, de SEO, de Almacén, o de muchas cosas. Pero si que tengo buena base de muchos campos, puedo adaptarme y sobre todo sé buscar. Sé adaptarme para mejorar y sacar lo mejor de cada terreno porque conozco el camino. Es lo que me enseñó Jacinto. Lo que quise transmitir  y lo que tengo que aplicarme yo.

Buscar en los rincones de la memoria sin duda es muy provechoso. Os dejo con el video de una de las canciones que os traerá muchos recuerdos de Ally McBeal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.