Propósitos para el 2014(IX): Priorizar

PropositosPasar unos días sin saber si tu madre va a seguir viva mañana hace replantearse muchas cosas. O tener un resfriado tonto pero que se coge a la garganta y que te hace despertarte a medianoche sin aire, pensando que vas a morir asfixiado de la forma más tonta. O tener ataques de ansiedad que te tienen llorando sin poder contenerte durante mas de una hora. Este 2014 voy a aprender a Priorizar. Saber decidir qué es importante y qué no. Qué no es más que un continuo desgaste que no me va a llevar a ninguna parte y por qué merece la pena luchar. Priorizar. Separar lo urgente de lo importante. Saber tomar un poco de distancia respecto a las cosas. Pararme, reflexionar y hacer un pequeño dibujo de tu cabeza.

Las prioridades las marca uno mismo, no vienen de fuera. Cada cual tiene que decidir por qué y por quien merece la pena luchar. Dedicar tiempo, invertir esfuerzos. Lo hablaba estos días con mi amigo que ha vuelto a casa por Navidad, como el turrón. Va muy asociado a lo que decía en el primer post de fijarse objetivos y plazos. Es importante sentarte y reflexionar sobre qué ocupa tu cabeza. Tampoco es cuestión de hacer fórmulas matemáticas. Basta con saber mirar para ver que quizás estás dedicando más tiempo del que debes en callejones sin salida. En mi caso uno de estos callejones sin salida del 2013 ha sido el trabajo. Sin duda le he establecido una prioridad excesiva. He dejado que me ocupe muchísimo tiempo y, sobre todo, energías. Y no me daba cuenta hasta que han pasado cosas como las que os contaba al principio.

Tampoco pienso dejar que se conviertan en prioridades para mi personas que realmente no me aporten nada más que perder el tiempo. Las cosas son, o deberían ser, muy sencillas. Y las cosas se hablan, o se guasapean, pero claramente. Sin dar más vueltas de la cuenta a nada dejando a la otra parte sin saber que pensar ni que sucede realmente. No. En este 2014 voy a aprender a separar el polvo de la paja. Asignar prioridades claras a lo que, antes o después, puedan reportarme algún beneficio. Y por supuesto no hablo de beneficios económicos. Y ya he empezado, no he podido esperar al 2014 porque ciertas personas me estaban consumiendo energía y tiempo que no solo no me reportaba nada bueno sino que me generaban malestar. Y solo puedo decirles vais  a esas personas. Y a algunas con mucho dolor, lo confieso, pero es cuestión de prioridades. Centrar mis esfuerzos en cosas y sobre todo personas que me reporten alegrías y no problemas.

2014 va a ser el año en que aprenda a priorizar y dedicar mis esfuerzos a lo que merezca de verdad la pena.

1 thought on “Propósitos para el 2014(IX): Priorizar”

  1. Hola Daniel:

    Aunque tengamos poco contacto (o nulo), sepas que me acuerdo de ti, y te visito de vez en cuando en tu territorio. Estoy al tanto de lo de tu madre. Mi madre habló con ella hace unos días.

    Te deseo lo mejor para este 2014, y sobre todo que seas feliz.

    Con afecto
    Francisco Javier Madueño

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.