Instinto maternal

¿Os he contado alguna vez que me fascina lo del instinto maternal? Cambiar a gusto del consumidor lo de maternal por paternal durante todo el post pero no voy a andar todo el rato poniendo maternal/paternal. Gracias por vuestra comprensión. Sigo.

¿Os he contado alguna vez que me fascina lo del instinto maternal? Sí, justo en la frase de arriba pero no sé si antes. Y es que es algo de lo que normalmente no se habla, ¿verdad? A todo el mundo le tienen que gustar los niños y especialmente todo el mundo debe estar loco por tener sus propios retoños, y mi caso es que no. Jamás he tenido esas ganas de ser padre, formar una familia, cuidar a mis hijos, educarles, cambiarles pañales, soportar papillas en la cara, tener que comenzar a preparar una salida a la calle 30 minutos antes para no olvidar pañales, biberones, ropa de cambio, toallitas, potitos, juguetes, chupetes, etc, etc, etc.

Nunca me ha compensado eso que dicen que te dan muchas alegrías, que de mayor quien me va a cuidar, que es maravilloso verles crecer y toda la parafernalia. No me convencéis en absoluto. Ser padre/madre (mierda, se me escapó uno pero no lo repetiré) exige muchísimo sacrificio. Y no hablo del económico, que también es de aúpa lo que supone económicamente criar un retoño, sino en cuanto a lo que tienes que renunciar de tu vida. De salidas, de cenas con amigos, de ir al cine solo, de echar una siesta sin obligaciones, de dormir a pierna suelta, de hacer planes porque sí… Una vez tienes retoños todo va a girar en torno a él/ellos. Porque ojo que la mayoría no se conforma con uno, suele querer tener al menos la parejita por muy dura que esté siendo la experiencia de criar un hijo.

Y como os digo me fascina lo del instinto maternal. Ese algo que lleva a que una mujer, por ejemplo, decida inseminarse para ser madre. Porque no tiene pareja ni le apetece tenerla, pero quiere vivir la experiencia de ser madre y tener su descendencia sin verse obligada a convivir con alguien sólo por ese hecho. Decide con todas sus consecuencias que va a ser madre porque sí. Loable, libre y maravilloso. Un instinto tan fuerte como ese que te lleve a hacer todo lo necesario para ser madre. O esas parejas que por hache o por be no pueden tener hijos y exploran todas las vías posibles para tenerlos. Desde la gestación subrogada (si os apetece hablamos sobre ese polémico tema en los comentarios), a las diferentes técnicas de fecundación, la adopción…vías que permite a parejas que no pueden bien porque alguno de los miembros no pueden o porque se trate de parejas homosexuales y que biológicamente no pueden ser padres pero tienen ese instinto que les lleva a querer serlos, a querer vivir esa experiencia.

Admiro el instinto maternal, mucho, pero es algo que se escapa totalmente de mi. Me tranquiliza saber que no soy el único que carece de ese instinto, tengo gente cerca que comparte mi sentimientos, pero supongo que al final todo debe ser instinto de supervivencia. Si no existiera ese instinto maternal, la especie se extinguiría. Dicen que esa es la razón también por la que el sexo es placentero: para que nos apetezca practicarlo y que la especie sobreviva.

Creced y multiplicaos, decían en algún sitio. Pues eso. Bienvenido el instinto maternal

También puede que te interese...

  • Encuentros y desencuentros4 julio, 2010 Encuentros y desencuentros (5)
    En las últimas semanas he vivido experiencias muy diversas sobre encuentros y […]
  • Campeones del mundo12 julio, 2010 Campeones del mundo (0)
    Inevitable dar la enhorabuena a esos chicos que han conseguido que durante unos días nos […]
  • Hablar por hablar1 octubre, 2009 Hablar por hablar (1)
    Dios como me desespera la gente que habla por hablar. Seré raro, pero me suele gustar el […]
  • Tristón22 noviembre, 2009 Tristón (3)
    Pues si, hoy estoy bastante tristón. Me viene desde ayer y se agudizará el lunes. Ya […]
  • Dagarín presenta: El comité20 abril, 2016 Dagarín presenta: El comité (7)
    En la madrugada del 12 al 13 de agosto de 1961, Berlín fue dividida físicamente mediante […]

2 thoughts on “Instinto maternal”

Deja un comentario