Sobre el ciberataque y su tratamiento informativo

Antes de empezar a hablar sobre lo del ciberataque de ayer  quiero dejar muy claro mi tremendo respeto y admiración por los periodistas y el periodismo en general. Creo que es una profesión difícil, dura y sacrificada. Mi más sincero respeto por los que dedican su vida a ser periodistas. Pero supongo que en el tema del periodismo, como con los políticos o los curas, está el periodista “de base”, que se pelea todos los días con las noticias o que se va a un pueblo perdido del África profundo a contar como viven allí la última sequía, y luego están los periodistas “de despacho” que deciden que lo que pasa en un pueblo perdido de África no sale en twitter y no es noticia, que miran estadísticas en Facebook, que manejan presupuestos, reciben presiones, controlan indices de audiencia… eso ya es otra cosa. Mi admiración sincera por los periodistas “de base”. Dicho esto, comenzamos.

Hace unos días me di cuenta que llevo semanas sin ver un informativo en televisión. Ni uno, de ninguna cadena. Que no pongo “los partes”, como decía mi abuelo, en la radio y que cuando he pasado por uno de refilón me he sentido asqueado. Todo sigue igual que cuando lo dejé. Cambian algunos nombres, algunas caras, pero es lo mismo desde hace años. Corrupción, movidas políticas extrañas, Venezuela, Podemos, recortes… Cambia alguna forma, algún nombre, pero es siempre lo mismo. Ese es el mundo según cualquier informativo. Para eso están preparados. Son expertos abogados. Te definen las causas de imputación, los procedimientos, las alegaciones, los recesos… todo eso parece ser su mundo. Eso y sucesos.

Muertos en carretera, mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, niños maltratados por sus padres, alguna desaparición… De eso si que saben hablar. Dominan la terminología… o eso nos creemos porque es lo que vemos. Pero de repente ayer surge una noticia por las redes y sobrevuela el despacho del señor o señora que prepara las noticias que hay que llevar al informativos de las 15:00, al de las 21:00 y a las páginas importantes de los periódicos. Hay que sacar a Nicolas Maduro un momento de ahí y hablar de eso del “ciberataque a Telefónica”. Algo así me veo gritando al directivo de turno. Que eso está sonando mucho en las redes y juntar en un titular “ciberataque” y “Telefónica” mola mazo. Y surgen las alarmas en la redacción. Pero no por la noticia sino porque nadie sabe de que va eso.

Hay que hacer una pieza de informativo sobre temas diferentes a los normales o un artículo de 500 palabras pero por ahí fluyen palabras como virus, malware, ramsonware, hacker, ciberseguridad, bitcoin, encriptar… Lo mismo que si un chino le habla en chino al periodista. Porque a ellos les sacas de sus términos habituales, de los cuales tienen toda una batería de sinónimos bien a mano, y se pierden. Y por supuesto no hay tiempo. Es la 1 de la tarde y a las 3 tiene que salir la pieza en el informativo. No hay tiempo de buscar buena información así que tiramos de las etiquetas que tenemos para los reportajes anteriores para temas de ordenadores.

Y así salen piezas deplorables como la de anoche en Informativos Telecinco (la podéis ver pulsando aquí), donde hacen un resumen de algunos datos y ya lanzan un popurrí donde entran Yahoo y Ashley Madison, que son nombres que suenan. O titulares penosos como el de El Confidencial, que ilustra este post, y para el que me vienen calificativos como penoso, sensacionalista, engañoso… y alguno más que me callo. ¿Vosotros habéis notado que el mundo se haya parado? El mío desde luego sigue igual. Y para los clientes de Telefónica. Si es cierto que, al parecer, los hospitales británicos sí se han visto más afectados. De ahí a pararse el mundo… dista un universo.

Lo suyo sería aprovechar para alertar sobre los riesgos reales que vivimos. La dependencia que nuestra sociedad tiene de los ordenadores, lo importante de que extrememos nuestras medidas de seguridad personales y laborales. ¿Sabéis que es muy muy probable que todo esto se deba a que alguien haya abierto enlaces de correo que no debía en el trabajo? Sin mala intención, sólo por descuido, por falta de precaución, sin más. No se trata de que unos malos hayan entrado en esos ordenadores, es más sencillo y debería darnos más miedo.

Imaginad a esa celadora o ese enfermero en un hospital británico que abre un correo que le dice que le han tocado noscuantosmil millones de libras de un príncipe saudí que era familiar suyo. Ojo, no os riáis que hay gente que me ha llamado para preguntarme si eso podía ser verdad y si lo abría. Os lo juro. Imaginad que ha pinchado, descubre que es una tontería y cierra, pero ya está infectado. Y su ordenador va infectando todos los ordenadores a su alcance a través de la red de su hospital, que a su vez se conecta con otros hospitales… y así ese sencillo correo destinado a pedir un rescate de 300 euros a un ciudadano de a pie se convierte, por obra de la desgracia y los titulares en el primer ciberataque masivo que ha paralizado el mundo.

Todo lo de ayer, que por supuesto aún colea, me lleva a dos conclusiones.

1.- Hay demasiado periodista que no es periodista y que para escribir un artículo sobre ciberseguridad se documente preguntando al vecino que de vez en cuando le formatea el ordenador y luego pone en el reportaje “según expertos en ciberseguridad” siendo el experto en ciberseguridad, Paco el del piso de arriba.

2.- Hay demasiada falta de información general entre la gente de a pie sobre seguridad informática. Y lo mismo que se nos enseña seguridad vial y cada vez más seguridad laboral, se nos debería enseñar seguridad informática. Nociones muy muy básicas sobre instalación de antivirus, no abrir correos ligeramente sospechosos, etc. Nos va mucho en ello y debería preocuparnos, que no alarmarnos. Puede que para nosotros, ciudadanos de a pie, sea muchísimo más importante que nuestra empresa no se pare porque no hayamos tenido suficiente cuidado informático que las chorradas de Trump o lo que suceda en Venezuela.

Y de regalo una tercera: hay demasiados cuñados por el mundo que de todo saben y que ahora se dedican a dar clases de este asunto. Y así nos va. Pais de cuñados.

PD: Si queréis algo de información seria sobre lo que pasó en Telefónica ayer, aquí tenéis información de primera mano. De alguien que lo vive desde dentro y que encima está recibiendo palos a diestro y siniestro. Quizás algo técnico, pero merece la pena leer y saber.

También puede que te interese...

  • ¿ Periodismo ?20 Noviembre, 2013 ¿ Periodismo ? (2)
    Hay veces que leo o escucho varías cosas en poco tiempo que acaban derivando en un post. […]
  • De Black Mirror y el Testamento Digital10 Abril, 2013 De Black Mirror y el Testamento Digital (14)
    La semana pasada el fotoperiodismo sufrió una gran pérdida: falleció el gran Paco […]
  • Breaking Bad13 Noviembre, 2013 Breaking Bad (2)
    Texto libre de Spoilers. Se aniquilará sin piedad al que se le ocurra desvelarme el […]
  • Mad Men16 Julio, 2014 Mad Men (0)
    Confieso que mi relación con Mad Men es, cuando menos, extraña. De hecho va por la […]
  • Da igual1 Mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]

4 thoughts on “Sobre el ciberataque y su tratamiento informativo”

  1. Y cuantos correos de ese tipo me han llegado en esta vida (o de Pay Pal o de Ibeedrola pidiendome los numeros de cuenta) Es tan simple como que tengas un dia tonto y lo abras, nunca me he infectado y he estado 2 años sin antivirus de ningun tipo

    1. Yo también suelo ir “a pelo” en casa pero en el trabajo es obligatorio sobre todo para el resto del personal. Y aún así algún susto ha habido. Toda precaución es poca pero sobre todo… sentido común y desconfianza ante lo desconocido.

  2. Mientras tanto en “El Mundo”, a las 23:00 horas del viernes, y ni un ápice de la noticia por ningún lado de su página, como tu dices, tenemos lo que nos merecemos.

    En cuanto al tema da un poco de susto lo fácil que se puede desmoronar todo si hubieran más “cabrones” de estos sueltos. En la última temporada de Homeland, que supongo que se grabó antes de las elecciones de EEUU, tratan sobre la manipulación de las redes sociales, como siempre adelantándose a los acontecimientos. Muchas veces es mejor como escribías en Facebook, mejor vivir en la ignorancia: coger el teléfono y llamar, ir al cajero y sacar dinero, acercarte al super y comprar comida. Olvídate como se hacen las cosas y menos que puede pasar hasta que llega a tí. Un saludo.

    1. Cada cual a su tema y El Mundo pensará que eso es cosa de frikis y que no tiene cabida en su página.

      Bendita ignorancia y bendita felicidad. Volver a los colmados, al dinero en casa etc… pero hoy en día es tan imposible.

      Un abrazo, Diego. Y si, Homeland ha vuelto a ser una buena serie. Ahora poniéndome al día con House Of Cards por fin.

Deja un comentario