Reflexiones de Domingo. Te quiero.

Escrito por Dagarin el 12-03-2017 6 comentarios

Hoy es el tercer cumpleaños de mi madre que celebro sin ella. Lo dije el año pasado, no recuerdo si aquí, en Twitter, en Facebook o en todas partes, pero me gusta más recordar y celebrar la vida que la muerte así que hoy celebro que mi madre cumpliría si estuviera aquí un montón de años. ¿Cuantos? Pues siempre lo he tenido bastante bloqueado. Suelo recordar el mío y el de poca gente más pero creo que 79 serían los años que le tocaría cumplir. Me cuesta recordarlo y casi siempre cuando empiezo a pensar recuerdo que decía que tenía la edad del rey así que busco en internet cuando nació D.  Juan Carlos I y ahí lo tengo.

No puedo evitarlo, me acuerdo de ella muchísimas veces y más aún cuando se acerca esta fecha. Nunca hemos sido de hacer enormes celebraciones por los cumpleaños en casa, algún año que otro, pero siempre una tarta, unos regalos, cenar o comer juntos un día alrededor del cumpleaños. Hacerlo algo especial. Yo me voy ahora a dar una vuelta con el coche a mi rincón favorito cerca del mar a pensar un rato. Sus cenizas, porque ella lo quiso así, las esparcimos en el mar. Ella quería estar donde corriera el agua y allí echamos sus cenizas. Hoy me iré allí cerca y pensaré lo que llevo pensando unos días: que contenta estaría ahora por mi.

Estuvo preocupada por mí los últimos meses, por lo mal que lo estaba pasando en el trabajo. Me afectaba mucho y ella era la que más lo notaba porque hasta poco antes de fallecer había estado viviendo con ella durante años. Se alegró muchísimo cuando ya en el hospital le dije que mi vida iba a tomar otro rumbo. Se alegró por mi, lo sé. Pocas semanas después se fue y a mi las cosas se me torcieron mucho hasta el punto de no poder cumplir eso que le dije que iba a hacer. 2014 fue un año horríbilis que sólo comenzó a arreglarse en las últimas semanas. Toqué fondo a final de aquel año y se me quedó la espinita clavada de no cumplir esa especie de promesa. Ahora he podido hacerlo y estoy feliz. Y hoy también celebraríamos eso. Y sus 79. Y las cosas buenas que están pasando en esta familia.

Estos días hay una campaña del cupón de la ONCE por el sorteo del día del padre en el que incitan a que les digamos a nuestros padres lo que significan para nosotros. Que les digamos que les queremos, que son nuestros referentes, darles las gracias… esos mensajes manidos. ¿Vosotros lo habéis hecho? Pero en serio, decirle un te quiero en plan de verdad a vuestros padres/madres. No un Te Quiero de pasada, porque decir te quiero da como vergüenza, ¿verdad? No sé si lo tomamos como un síntoma de debilidad, si nos parece una ñoñería o qué sucede realmente pero que trabajito nos cuesta. En esa campaña hay un hombre, al menos en la radio, que dice “es que esas cosas se saben, no hay que decirlas, ¿no?”.

Cuando escuché esa frase pensé si yo se lo había dicho alguna vez a mi madre. Me parece que no. Tampoco recuerdo que ella me lo dijera a mi nunca aunque mis lagunas, sobre todo de infancia, son del tamaño de océanos completos así que es posible que me lo dijera o se lo dijera. De todas formas espero que supiera que la quería, confío en ello. Yo desde luego sí sabía y sé que me quería. Con nuestros más y nuestros menos, pero me quería. Aunque no nos lo dijéramos, pero hoy quizás me hubiera gustado decírselo alguna vez.

Confieso que pese a estar más de 40 años con mi madre y las millones de horas que pasamos juntos, a mi se me quedaron muchas cosas por hablar con ella. Entre ellas decirle que la quería, que la quiero. Ojalá creyera que está ahí en alguna parte, arriba en un Cielo extraño, su aura danzando o cualquier cosa. No lo creo. Para mi lo único que queda de ella es el recuerdo que nos dejó, que no es poca cosa. La mía desde luego es imborrable y ojalá hubiera aprendido más aún de ella.

Sea como sea, y aunque ya no lo puedas oír, te quiero. Felicidades, Mamá.

PD: Esa foto fue posiblemente el último cumpleaños que pudo celebrar estando casi bien del todo. Ojalá hoy pudiera soplar un 79.

También puede que te interese...

Categorías: Reflexiones de Domingo

6 comentarios por ahora.

  1. Fran dice:

    No se si sera tu post mas sentido o casi, pero que bonito te ha quedado, un abrazo Dani, celebralo!

  2. Paula dice:

    Cierto, como dice Fran, te ha quedado precioso, para enmarcarlo. Tú madre debe estar feliz de tus logros y seguro que le dijiste muchas veces que le querías con otras palabras. Un abrazo amigo.

    • Dagarin dice:

      Muchas gracias también a ti, Paula. Eso espero, que se fuera sabiendo lo mucho que la queríamos y lo que significaba para nosotros.

      Besazo!

  3. Francisco dice:

    A veces no hacen falta palabras. Una mirada o un abrazo, dicen todo.
    Muy bonito, Daniel.


  • Twitter
  • Facebook
  • Google+
  • Youtube
  • Flickr
  • RSS
  • E-Mail

Destacados

  • El comité
  • El Perro que Ayuda

Post más leídos

¿Dónde está Alici

Desde el cierre de La Cafetería no había vuelto a ...

Bienvenidos a Dagari

¡Tachán! ¡Sorpresa! Dagarin.com, el viejo Territorio Dagarín acaba de convertirse ...

Como conseguir un iP

Bueno, pues continuamos con la serie de post dedicados a ...

¡Felicidades Alicia

No se si os suena esa chica que tiene un ...

Sobre Los Escotes de

Os aviso que posiblemente sea el primero de dos o ...