El Observador: Nos estamos idiotizando

Esta mañana he recibido un extraño mail. No sé quien me lo ha mandado y sólo aparecía como firma El Observador. En él incluía un enlace a este post y me ha dado instrucciones para que no intente rastrear su origen, como publicarlo y ha amenazado con arrancar la cabeza a mi click de Famobil si no publicaba este escrito en las próximas 24 horas y tal… Venga va, ya sé que no cuela 🙂 Hoy os presento a un bloguero invitado que nos va a sorprender esporádicamente, y espero que asiduamente, con colaboraciones como la que hoy os presento. El Observador está ahí fuera, observando el mundo que nos rodea, preparado para alabar, criticar, recalcar, … nunca sabréis si os está observando y si cualquier día seréis blanco de sus observaciones. Nunca sabremos si algún día dará la cara y sabremos quien es, puede que sí, puede que no (palabra de Dagarin que no soy yo con pseudónimo). Tampoco sabremos cuando aparecerá por aquí, así que estad atentos y demos la bienvenida que se merece a El Observador.

Nos estamos idiotizando - FotoEste post surge a raíz de una de esas conversaciones con unos colegas en un bar con los que en determinadas ocasiones solemos usar una expresión tal como “Esto es carne de post”, cuando vemos que algo que esta pasando o que esta a punto de pasar merece ser contado en estos medios, ya sea para público escarnio de algún gilipuertas o bien para evitar que la humanidad se siga idiotizando de la forma en la que parece que inevitablemente está pasando.

Supongo que habréis tenido la ocasión de asistir, bien como público o bien como parte idiotizada, a una de esas sesiones de sobremesa como las que ahora se suelen ver con bastante frecuencia en nuestros bares y restaurantes. Antaño en estas sesiones de sobremesa se discutía sobre la política, la economía o cualquier otra tontería sobre la que nos sentiamos lo bastante duchos para opinar. Se trataba de temas intrascendentes cuando comenzaba el debate y se tornaban en temas algo más serios e importantes conforme el alcohol de los “cacharritos” comenzaba a correr por nuestras venas. Al final terminabamos solucionando de un plumazo todos los problemas del trabajo e incluso en mas de una ocasión hemos acabado hasta con el hambre a nivel mundial, así casi sin quererlo y en un rato de esos de sobremesa.

Ahora si quieres ser partícipe de uno de esos debates de los llamados “de sobremesa” lo primero que necesitas es un móvil y tu flamante cuenta de Whatsapp. La escena es ya algo habitual en cualquier bar, restaurante o incluso reunión informal de jóvenes (y no tan jóvenes, ehh, que alguno pintando canas han visto estos ojitos con la misma cara de idiotizado). La escena seguro que os es ya familiar : todos reunidos alrededor de la mesa y todos y cada uno con su correspondiente móvil. Twiteando lo feliz que están en esa reunión, Facebookeando (que San Deity me perdone por la expresión) lo guay que esta la reunión con los colegas que hace meses que no ves o simplemente chateando con la “churri” por Whatsapp y contándole que Fulanita al final no se ha puesto el vestido rojo. Es triste, bueno triste y lamentable que estemos llegando a este nivel de idiotizamiento.

Todo este prólogo (ustedes perdonen señores lectores) viene a cuento de lo que estaba pasando el otro día en uno de esos bares de los que os he hablado. Imaginense la escena : Bar de copas. 6 y pico de la tarde. Tomando algo después de terminar con un buen café. Mesa de 4-5 colegas. En la mesa de enfrente una pareja. Veintitantas primaveras la chica. Veintialgomas el chico. La chica con una falda de esas que no sabríamos diferenciar si es una falta corta (muy corta oigan) o un cinturón un poco mas ancho de lo normal (pero muy poco). Todo, y cuando digo todo es TODO el bar estaba pendiente de la chica. Si se movia …. Uhhhhhhh alboroto general, si no se movia … Uhhhhhh mas alboroto general, ya sabeis, ¿no?. Bueno, pues ya os podeis imaginar lo que estaba haciendo la pareja (novio, querido, esposo o lo que puñetas fuese) …. Chateando con el puto movil. Si es que no tenemos perdón de Deity, todo el bar estaba (estabamos) disfrutando mas de su novia que el mismo, simplemente increíble.

En fin, esto no es más que una simple anécdota de las muchas que seguramente habréis presenciado vosotros mismos en relación con este tema, pero se me apetecia contároslo.

Ahh, hace unas semanas y a raíz de una conversación similar me comentaron un truco para evitar seguir iditizandonos de esta forma. Es muy sencillo, os cuento. Reunión de amigos. Llegamos y todos y cada uno ponen sus móviles sobre la mesa, boca abajo, por supuesto. Solo hay una regla, solo una, pero super estricta : El primero que mire su móvil paga la ronda en curso.

¿Que os parece a idea?

También puede que te interese...

  • Los juegos de Facebook8 julio, 2014 Los juegos de Facebook (0)
    Como ya sabréis desde que Alicia Young abrió su nueva web, que tenéis que visitar a […]
  • Con piel. Por @Chefidiaz27 octubre, 2015 Con piel. Por @Chefidiaz (0)
    Hay una sección que no se prodiga mucho y las la de Blogueros invitados. Un espacio […]
  • ¿Objetivos o subjetivos?21 octubre, 2011 ¿Objetivos o subjetivos? (0)
    Pues parece que esta va a ser la semana de las blogueras invitadas. Ayer tuvimos a […]
  • Feliz 201631 diciembre, 2015 Feliz 2016 (12)
    Venga, va. Ya sé que es el post típico un día 31 pero permitidme que caiga en el típico […]
  • El precio del Tabaco19 junio, 2009 El precio del Tabaco (0)
    Si, lo reconozco. Soy fumador. Lo siento de verdad, pero creo que es el único vicio que […]

42 thoughts on “El Observador: Nos estamos idiotizando”

    1. CoñO! sa cortao!

      Decía que voy más de culo que San Patrás, que te voy a contar a ti que no sepas…

      Pero me he visto obligado a comentar esta entrada, porque es absolutamente cierto lo que cuentas, estamos todos idiotizados, yo el primero!

      Cada día como de menú en diferentes restaurantes, allá donde me pille, es como un apretón xD y hay multitud de trabajadores que comemos solos, y qué hacemos? pues comer y estar con el móvil, ya sea tuiteando, whatsapeando, facebookeando o comentando el blog de losescotesdealicia.com

      Pero bueno, esto forma parte de la digievolución, así que no se puede hacer nada contra ello, la sociedad vamos cada vez más hacia el idiotismo absoluto, se empezó haciendo las cuentas con calculadora y hemos seguido con los smartphones, pero que se le va a hacer, se le puede poner puertas al campo como se dice…

      Lo de poner los móviles boca abajo en las reuniones de bar todavía no lo he probado con mis amigos, pero siempre hay una primera vez (menos que te den por detrás si eres hetero… xD) así que en alguna de mis próximas quedadas lo propondré, puede que se me tiren al cuello, pero almenos nos vamos a reir un poco…

      Encantado de leerte camarada!
      Un abrazo desde Mallorca (cada día más bonita y más soleada)

  1. Buenas! Sea usted bienvenido señor observador.

    Creo que a todos nos ha pasado alguna vez esto que comentas y no sólo en un bar. En casa en una reunión familiar también he visto esa escena, muy parecida a aquel anuncio de Navidad de Vodafone.
    Lo de poner los móviles boca abajo hay que probarlo 😉

    Hasta la próxima, señor observador!

    Un saludo Dani!

    1. Muchas gracias, pero os advierto que tal y como dice Dagarin unas veces os gustara lo que publique y otras quizas no tanto … Muajajaja. En serio, gracias por la bienvenida.

  2. Buenas tardes noches!! jajaja anecdotas de este tipo tendría muchas y mas donde curro que lo veo todos los dias!! nos estamos idiotizabdo y yo me voy a incluir en el saco ya qe tenemos el puto movil encima todo el dia y yo en el curro me aburro mucho jajaja sobre todo entre semana. esto es un secreto entre tu y yo…. hay clientes que me piden el desayuno o cafe etc por whatshapp xDD pero bueno ya es por hacer la gracia y tal… un saludo!! y acabar bien el dia! buen post Dani como siempre 😉

      1. Jajaja ok! amigos clientes que trabajan por la zona ya me lo pudn por what cafe y tostada que ya voy o estoy en la cocina y algun amigo en la terraza… javi sacame un vaso de agua o una cañita que estoy fuera jajaja esto es la hostia ya… o me piden la cuenta por whatshapp y estan ahí al lado los cabrones jajaja

  3. Buenas noches Dani!!

    Totalmente de acuerdo con el post, nos estamos volviendo tontos y creo que conforme pasa el tiempo más, con lo bonito que es pasar un rato hablando, comentando csoas con los amigos de viva voz, solo prestándonos atención, olvidándonos de lo demás, pero es verdad hoy en día mientras hablas estás con el dichoso móvil haciendo cualquier cosa…

    Me gusta el juego ese del móvil, creo que te lo voy a copiar sino te importa.

    Un abrazo, genial post!!!

  4. Que bueno…. me encanta el Observador bienvenido

    El tema me parece interesante…mucho..describes a la perfeccion mas de una situacion vivida… perdemos a veces la perspectiva de la realidad centrandonos en la dichosa pantalla que nos combierte en autistas sociales…

    La tactica de dejar el movil en la mesa de lo mejor…. la proxima cena entre amigas la pongo en practica.

    Espero que no nos idiotizemos mas de la cuenta
    mirar una sonrisa es mucho mejor que un smiley.

    1. Cuanta razón. Y más si es una sonrisa de sirena encantadora 🙂 Hay que probar lo del juego, sin duda 🙂

      Besos desde el sur!!

    2. Eva muchas gracias. Es todo un placer. Espero volver de vez en cuando por aqui, siempre que el amigo Dagarin no me cierre esa puerta trasera. 🙂

  5. Buenas noches Dani, que razon llevas en tu post, ahora si no tienes el movil encima y verlo cada dos por tres no eres nadie.

    Y lo del juego mola a ver si lo hago con unos colegas va a ser muy divertido.

  6. Vale Dagarin, veo que has cumplido con tu promesa, asi que en unas horas recibiras las instrucciones de donde podras encontrar a tu Click … Muahjajaja. Nos vemos …

  7. Buenas noches y bienvenido!!

    Mi apreciación, es que no es culpa sólo de la “maquinita” sino falta de educación también. Yo sigo dejando el teléfono en otra habitación mientras como en casa. Si es en la calle con los amigos, sólo consulto; no envío nada hasta que no estemos finiquitando la sesión.

    Y cómo dicen el resto de comentaristas, habrá que ponerla en práctica ASAP 🙂

    Un abrazo al observador y a Dani por abrirle su casa 😉

    1. Buen apunte, Jordi. Las máquinas están a nuestra disposición. Nosotros deberíamos apagarlas. A ver que pasa con el juego 🙂

    2. Tienes razon Jordi. No solo son las maquinas. Las maquinas han existido siempre, de un tipo o de otro, pero de unos años hasta ahora nos hemos vuelto super dependientes de las putas maquinitas … Gracias por la bienvenida.

  8. Buenas noches Daniel, tienes toda la razón cada día estamos mejor comunicados con el mundo y con gente que esta lejos y hacemos menos caso a los que tenemos a nuestro alrededor.
    Oscar

  9. Dani muy bueno el comentario y tienes toda la razon de que cada vez dependemos de los moviles.Si no tienes el movil en la mano chateando,jugando u otras cosas somos raros.

    Y el juego ese tiene que molar lo pondre en practica cuando quede con los amigos ;-).

    Buen fichaje este observador y estare pendiente cuando te vuelva ha escribir.

    Que pases una buena noche y descanses.

  10. buenas noches daniel y al Observador bienvenido
    cuanta razon tienes en muchas reuniones estamos tan pendientes del mobil que nos perdemos grandes momentos por estar mirando la pantalla del movil.
    hace unos dias vi en el telediario unas imagenes de gente en ee.uu que se daba unos golpes por ir mirando el mobil que describen perfectamente el nivel de idiotizacion al que estamos llegando
    un saludo y lo del movil boca abajo te lo copiare

    1. Peter, muchas gracias. Me llena de orgullo y satisfaccion … esto … bueno eso que gracias por las bienvenida y los comentarios.

  11. Buenas Daniel!!

    Como va todo?? El post de hoy me parece especialmente interesante, y estoy de acuerdo contigo al 100%. Personalmente me molesta, y mucho, que alguien que esté tomando un café conmigo se preocupe más de su teléfono móvil que de la conversación que mantenemos, ya sea en pareja, o en grupo, aunque en el primer caso es especialmente molesto.

    Creo firmemente que estamos perdiendo los valores humanos más básicos a la hora de relacionarnos. Ya no se escriben cartas, ya no se mandan postales, ya ni nos hablamos a la cara!!! El colmo de santo Job!! Me confieso un gran adicto a las redes sociales y nuevas tecnologías, pero afortunadamente aún no he llegado al extremo de faltarle al respeto a mis colegas de esa forma. Me niego, y pongo otra de mis frases favoritas…”si es realmente importante, ya llamarán!!!” (creedme, seguro que lo hacen) Y si al otro no le gusta la novia, al menos que os la presente no?? 😛

    Un abrazo!!

    1. jajajaaja. Pues no habíamos caído en eso de que la presentara. Lo cierto es que ya puestos, lo suyo sería compartir 🙂

      Un abrazo, Carlos.

    2. +1 pa conocer a la novia … aunque la verdad es que por el rato que la estubimos disfrutando creo que queda poco que conocer, jejejeje.

  12. Realidades de hoy.

    O bien cada uno con su móvil o se enseñan los últimos vídeos chorras o una nueva aplicación super-chachi, la cuestión es estar en todo y con todos menos dónde y con quien a está.

    Y casi todos caemos en esta actitud absurda.

    Comparte el momento, pero mejor ¡vívelo!

  13. Ja ja ja ja.

    Pero la chica realmente valia la pena?
    A lo mejor el ya la tiene “muy vista” y por eso no le prestaba atencion.
    Pero si es tal y como lo pintas, yo no estaria con una chica asi en un bar… Estaria en la habitacion… Ya me entendeis…
    Y lo de los moviles en la mesa… Yo tengo al menos dos moviles en marcha, asi que pagaria todas las rondas.. Pues la gente ya ni me llama para intentar alquilar un piso, me mandan un whatsapp…
    Pero si, estamos idiotizados por la tecnologia… Sera cosa de magia? Jajajaja

    1. Pues nada, dos móviles a apagar, Salva, que eso no cuenta 🙂 Nada, ya insistirán si es importante, hombre. No pasa nada por perder un par de llamadas 🙂

      Un saludo!!

  14. Hola Dani, pues si post muy acertado estamos todos abducidos-idiotizados-atontaos, si te quieres reír un rato y conoces ha alguien que tenga acceso a un inhibidor de Frecuencias, te pones con el en el bar o centro comercial de turno y te ríes pa to el año XDDD es una experiencia única, todo el mundo aporreando los moviles, tablets y demás dispositivos jajaja.
    Ehhhhhhhhh!!!! que a mi me lo han explicado, que yo esas cosas nos las hago 😉 jijijijiji
    Un saludo

  15. Hola Daniel, has dado de lleno en el clavo con este post, la situación descrita es cada día mas frecuente y cada vez con mas gente, con independencia de la edad. Estamos perdiendo el placer y el disfrute de una buena conversación y tertulia por la adicción a la tecnología.

    Perdemos el contacto visual y todo lo que conlleva como es el lenguaje corporal así como el poder escuchar de viva voz con sus diferencias de matices las conversaciones, cambiándolas por unas totalmente asépticas como son las escritas.

    Habría que preguntarse cual es el motivo, nos sentimos más libre?, somos menos reflexivos? A pesar de que como se suele decir lo que esta escrito se puede leer. Nos protegemos detrás de las pantallas por que nos resulta más cómodo?

    Veo frecuentemente a los jovencitos aburridos sin nada que contarse, pero si tienen una pantalla y un teclado no paran de comunicarse con los que hace un momento no había nada que compartir.

  16. Yo me quejo de son sistemas totalmente excluyentes y fagocitadores. No tengo whatssap ni facebook y la gente apenas contesta mis correos.
    Ya nadie escribe más de 3 palabras seguidas y pasan del mail tradicional.

    Espero que la compra de uno por el otro los acabe mandando definitivamente donde se merecen. Y estaré feliz de decir que nunca los he usado

Deja un comentario