La videoconferencia con los móviles

Yo es que, sinceramente, hay cosas con las que alucino. Una de ellas es la famosa videoconferencia con los móviles. Vamos con un par de preguntas.

¿Cuantos de vosotros tenéis móvil capaz de hacer videoconferencia? Veo muuuuchas manos levantadas. Intuyo que la mayoría de los que tenéis móvil podeis hacer videoconferencia. Es lo normal en prácticamente cualquier móvil modernito y medio decente. Una cámara de fotos, MP3 y la videoconferencia. Ahora vamos con la segunda pregunta: ¿Cuantas videoconferencias habéis hecho? Aqui intuyo que los números bajan bastante. Yo hace muchos años que tengo móviles con videoconferencia (hasta que me compré el iPhone, que no tiene). Un buen puñado de años seguro y os puedo contar con los dedos de una mano las videoconferencias que he hecho. Os digo el número exacto: 2. Aprovechando una promoción en la que un amigo y yo comprámos móviles que nos regalaban un mes de videollamadas grátis y nos hicimos una llamada cada uno para probarlo. Las conversaciones fueron mas o menos así:

– Que chulooooo. Te veooooo
– Y yo a ti, jajajaja. Pega algunos saltos, ¿no?
– Si, pero nada, te veo perfectamente.
– Joe, que pegote vernos la cara, ¿no?
– Pos si, que rollo hablar así. Cuelgo y te llamo.

Fue la última vez que lo usé.

Y esta tontería viene porque ahora que se acerca el nuevo iPhone (que sería muy raro que no me comprase), se habla mucho que por fin tendrá videoconferencia, como si fuese el no va mas, algo que todo usuario de un móvil anhela como agua de Mayo, pero yo es que hay cosas que no acabo de entender, que queréis que os diga. Se que soy Apple Maniaco, o Apple Adicto, como prefiráis, así que imagino que muchos me lapidaréis por esto post, pero bueno, se que en el fondo me queréis y me perdonáis estas cosas 🙂

El caso es que al iPhone se le puede buscar mas de uno y dos defectos. Para mi, realmente, el único gran fallo realmente grave que le veo, mejor dicho carencia, es el tema de la comunicación via BlueTooth. Si que he echado de menos en mas de una ocasión no poder enviar una foto a un amigo, o recibir una canción o foto o lo que sea. Es la única carencia realmente grave que le veo. Por lo demás, a mi me parece que todo lo que le achacan realmente no es necesario. Por ejemplo, la famosa videoconferencia.

Supongo que habrá gente que realmente la necesite, pero creo que solo pequeñísimo porcentaje de usuarios de móvil, por mucho smartphone y por mucha tarifa de datos que tenga, realmente la utiliza. Mas o menos esta es la política de Apple: dar al usuario lo que necesita realmente de la forma mas sencilla y accesible posible.

Otra cosa que se le achaca es el tema del software libre, el poder meter todo lo que te apetezca de utilidades y chorradas. A ver, tenemos la AppStore con nosecuantasmil aplicaciones, muchas de ellas gratis y el resto a precios mas que razonables, que casi nunca superan los 10 euros y en su mayoría están por debajo de los 5. Solo unas pocas aplicaciones mas especiales resultan algo mas caras, como el TomTom. Pero vamos, que estas aplicaciones legalmente adquiridas, vale prácticamente lo mismo para un móvil con Android o Windows Mobile. Lo que pasa es que el pirateo (llamemos a las cosas por su nombre) está mas extendido en plataformas como Windows.

Yo tengo mi iPhone liberado, puedo usarlo con cualquier compañía y meterle software no oficial (no solo pirata). Os aseguro que de las miles de aplicaciones no autorizadas por Apple, solo hay 3 realmente útiles. El resto son cosas que no necesito, como cientos de tonos, temas para cambiar los iconitos y colores. Al final, despues de perder un puñado de horas tonteando con ellas, me he quedado con el tema que viene con el iPhone por defecto, que es el mas cómodo, y tengo las 3 utilidades que os digo. El resto, lo he borrado porque no me aporta nada. En cambio, de la AppStore, la oficial, si que tengo un puñado mas de aplicaciones a las cuales si que les doy uso. Con esto lo que pretendo decir es que realmente no necesito que mi móvil esté liberado, me parece que lo que Apple selecciona, lo que autoriza en la AppStore, es lo realmente necesario.

A mi me da que muchas veces, volviendo un poco a lo que hablaba hace unos días sobre la tecnología, nos empeñamos en que nuestro móvil lo tenga todo, todo todo, como decía el anuncio. Pero realmente una gran parte de lo que tiene no lo necesitamos. Solo los primeros días para “vacilar” con los amigos. Despues, nos limitamos a lo de siempre: llamar, escribir mensajes y, quizás, ver alguna película. Todo esto lo hago tranquilamente con el iPhone, así de sencillo. Y además, me permite navegar por internet y escribir correos de una forma COMODA y realmente UTIL, cosa que en ninguno de mis móviles anteriores hacía. No porque no pudieran, sino porque sencillamente me resultaba incómodo.

Volvemos a lo de siempre: lo queremos todo, y en demasiadas ocasiones no nos paramos a pensar que parte de ese todo es lo que realmente necesitamos y a lo que vamos a sacarle partido.

En fin, que por mi el iPhone nuevo que no traiga videoconferencia ni alguna que otra chorrada que le piden. Me conformo con que mejoren su velocidad de funcionamiento y con la multitarea, otra cosa que JAMAS he echado en falta en el móvil hasta que Apple me ha enseñado lo que se podrá hacer con su multitarea, como tener Skype corriendo y que me puedan llamar mis amigos GRATIS al móvil. Por lo demás, no quiero un office en mi móvil, no pienso ponerme a trabajar con el en la vida, ni otro tipo de cosas que tanto se reclaman.

Quiero que tenga lo que necesito, no lo quiero todo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.