Curiosidades

En su momento decidí hace un post recopilando algunos de los datos más personales que hemos podido ir sabiendo sobre Marta Fernández gracias a las diferentes entrevistas que ha concedido en prensa, webs y televisión. Creo que no está de más convertir ese post en página estable y que podáis tener estos datos más a mano, así que aquí lo tenéis.

Además, a medida que vayamos sabiendo más cositas las iré añadiendo, así que de vez en cuando podeis pasar por aquí y comprobar que cositas nuevas hemos descubierto de nuestra querida y admirada Marta.

Comenzamos este pequeño recorrido por el lado más personal de Marta Fernández.

  • Urbanita hasta la médula, el campo y la montaña sólo para una temporada, pero sobre todo enamorada del mar. Eso si, en la ciudad se maneja en transporte público(metro, cercanias, taxi), que ha declarado en alguna ocasión ser amaxofóbica.
  • Aparte de tremendamente reservada para sus cosas, muy ostra como ella misma se definió en alguna ocasión, se declara poco ambiciosa. Su único interés es ser feliz, mejorar cada día y hacer su trabajo lo mejor posible.
  • Aunque en pantalla suele dar imagen de persona bastante seria, cuestión de trabajo, en su vida privada es bastante más divertida y alocada, en el mejor sentido de la palabra.
  • Solidaria y con un gran corazón, ha participado en multitud de actos benéficos (presentaciones como la de Art Save Japan, donaciones como la mesa de IKEA para UNICEF, apoyo a Juegaterapia…) y no duda en retwitear acciones solidarias de todo tipo.
  • Se confiesa muy de twitter, pero nada de FaceBook, no tiene ni cuenta en esa red. En la redes sociales, como en todo, hay que centrarse.
  • Su número favorito es el 3 y su color el rojo, precisamente sobre el que habla en el artículo de La revista de Ana Rosa al que pertenece la imagen que ilustra este post.
  • El café solo. Por la mañana especialmente cargado y con un poquito de
    leche para despertarse.
  • Su flor favorita, la que nunca falta en su casa: peonias.
  • Su escritor favorito, pero muy favorito, es Thomas Pynchon. Y El Arco Iris de la Gravedad es su libro preferido de Pynchon, aunque suele recomendar Mason y Dixon para adentrarse en la Pynchonmanía.
  • No sólo lee a Pynchon, se confiesa lectora empedernida, casi enfermiza, y coleccionista de libros de todo tipo, su gran vicio.
  • Y como no, una lectora empedernida tenía que escribir. Ya vimos lo bien que lo hace en su blog y en alguna colaboración en algunas revistas, pero en la intimidad escribe poesía (sonetos sobre todo) y relatos cortos, aunque su pudor nos impide poder verlos publicados en algún sitio… por ahora.
  • Otra de sus aficiones es la fotografía, inculcada por su padre (fotógrafo profesional) y de la que hemos tenido algunas muestras por twitter y damos fé que es muy buena.
  • La música que más le gusta es la clásica y el jazz en general. Más en particular, la ópera parece ser su perdición. Si es en directo y en el Teatro Real de Madrid, mejor que mejor.
  • Respecto al cine, le gusta sobre todo el clásico. Billy Wilder especialmente, pero también pero se reconoce enganchada a Master & Commader y a Gladiator, que suele volver a ver de vez en cuando, al igual que la obra de Stanley Kubrik, que admira y revisa constantemente.
  • También se ha confesado seriéfila, pero sus nuevos horarios y sus múltiples actividades le impiden seguir muchas en este momento. De hecho, parece que la única que no perdona es Mad Men.
  • Su ciudad fetiche: Nueva York, que visita siempre que puede, aunque también habla con mucha pasión de Ciudad del Cabo, la otra ciudad que elegiría para vivir de no estar en Madrid.
  • Precisamente en Nueva York, en el Apple Store del SOHO, compró su primer iPad antes de que hubiera salido a la venta en España, que Marta también es fan reconocida y orgullosa de Apple.
  • Y hablando de fetiches, siempre lleva una goma para el pelo en la muñeca y luce algún anillo, generalmente grande, en sus dedos.
  • Es también muy futbolera, aunque no quiere confesar cual es su equipo.
  • Además del deporte televisado, va al gimnasio con asiduidad, hace yoga de vez en cuando y ha practicado un poco de esgrima.
  • Por supuesto ha estudiado periodismo, pero también un doctorado en Literatura (aunque no llegó a hacer la tesis) y algo de Arte Dramático. Sin embargo de no haber sido periodista ha confesado que seguramente hubiera sido historiadora.
  • Habla perfectamente inglés y alemán, habiéndose mostrado más de una vez enamorada de la lengua Germana.
  • ¿Sueños por cumplir? Muchos, aunque quizás el que más le apetecería es vivir en el extranjero trabajando como periodista, quizás de corresponsal para algún medio en Nueva York.
Actualización 06/05/2012
  • Y que no me acordara yo en el post original de decir que a Marta le gustan los videojuegos, siendo yo precisamente un enganchado a los videojuegos, ains. Pues eso, que a Marta le gusta de vez en cuando echar unas partiditas con la Play, que es más de PS3 que de XBOX360. Lo que no recuerdo haber leído nunca es cual es su tipo de juegos, pero a ver si algún dia lo averiguamos.
  • Insomne pertinaz e hiperactiva. Quizás por eso siempre afirma que no le ha costado demasiado eso de tener que levantarse cada día a las 5:00 de la madrugada para preparar Las Mañanas de Cuatro.

Y hasta aquí por ahora, que no es poco. Seguro que me dejo cosas en el tintero, si recordais más, ahí están los comentarios. Al final, detalle a detalle hay bastante información sobre ella. Y viendo este “curriculm” personal, por no hablar del profesional, aún habrá quien se pregunte qué tiene de especial Marta y porque me parece una persona tan digna de admiración.

PD: Muchas gracias por las ayudas prestadas para la elaboración de esta recopilación.