Mañana de Reyes

Hoy ha sido la Mañana de Reyes, ahí es nada. He tenido que salir y he visto decenas de personas cargadas con paquetes de todas formas y colores dispuestos a colaborar con Sus Majestades Reales en la ardua tarea de repartir felicidad.

Reconozco que este año ni Mañana de Reyes, ni Navidad… no he estado yo muy navideño este año. Apático es la mejor expresión. No ha sido triste como el primer año sin mi padre y sobre todo sin mi madre, por ejemplo. Simplemente no me he sentido invadido por el espíritu navideño. Han pasado sin pena ni gloria, sin ilusión por las comidas, sin muchas ganas de comprar regalos (salvo los tuyos, ya sabes) y ahora que terminan sólo espero retomar buenos hábitos de comida, horario y demás.

Sin embargo, poco antes de los Reyes mi hermana recuperó unas vetustas cintas de video en BetaMax y las pasó a DVD. Si no sabéis lo que es el Betamax no os preocupéis, sois jóvenes. Yo sí debería preocuparme por viejo. Como tampoco creo que el DVD sea el formato eterno que nos prometieron, he decido volcarlos al ordenador. Y en esos volcados, donde he visto cosas curiosas y algunas un tanto inquietantes. Me explico.

Una nochebuena mi padre decidió poner la cámara de video a grabar TODA la cena desde el trípode y ahí que hay 2 horas largas de video de una familia cenando una nochebuena allá por finales de los 80. Es un poco extraño.

Total que entre esas cosa (no voy a subir esas dos horas de video, apareció una mañana de reyes grabada. Me ha parecido muy apropiado subirlo hoy. Ver los regalos que se hacían, como se adornaba el árbol, lejos del minimalismo de hoy, los discos de vinilo, la estantería con el video Beta, las cintas, la tele de tubo… en definitiva, cosas de los 80

Os dejo el video por si os apetece volver al pasado treintaytantos años.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.