Feliz Navidad

Aquí llega el post navideño, ese de desearos Feliz Navidad y felices fiestas a todos. Pero antes creo que procede contar un poco el porqué de mis prolongadas ausencias en estas últimas semanas o mejor dicho meses, que desde que terminé de reeditar El Comité, allá por septiembre apenas escribo un par de post mensuales.

Sólo comentar que no me he retirado como bloguero, seguiré escribiendo con más o menos asiduidad siempre que pueda, pero esto para mi siempre ha sido, además de un entretenimiento, una especie de terapia. Un lugar donde contar mis cosas y, muchas veces, aclarar mis propias ideas al ponerlas negro sobre blanco en este blog.

En estos últimos meses mi vida ha estado convulsa. Sólo unas pocas personas de mi entorno lo han conocido bien. No sólo me pasaban cosas a mi, también a gente de mi entorno, pero este lugar no me podía servir de terapia.

Siempre he dicho que soy consciente de que esto es público y que aunque parezca que me desnudo mucho, guardo muchas cosas que sé que no se pueden contar aquí, y esto ha sido, en gran medida, lo que ha pasado.

Muchas de esas cosas que han sucedido a mi alrededor y en mi vida no pueden ser contadas. Ni entonces ni ahora. Y cuando tienes un tapón con algo no sale nada más. Más o menos, de una forma concisa, es lo que me ha sucedido. Poco se escapaba de es tapón que tengo. Por cierto, convulsa no significa mala, no os preocupéis. Todo está bajo control y cada día más.

No os alejéis demasiado que aunque este post sea sólo para desearos Feliz Navidad, siento que pronto volveré a mis post más asiduos sobre todo lo que acontece en mi vida. Quién sabe lo que traerá Papa Noel o los Reyes Magos de Oriente. Sea lo que sea, pronto empezaré de nuevo a compartir mi vida con vosotros.

Mientras tanto, podéis ver mi vida con #LaGataLola en mi Instagram y os deseo que paséis una muy Feliz Navidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.