MVD: Sensibo Sky o como hacer inteligente tu Aire Acondicionado sin cambiarlo

Hace tiempo que no os cuento nada de cacharritos para la casa. Lo último fue el robot aspirador de Xiaomi, que por cierto desde hace poco puedo también activar a través de Alexa, lo cual me parece maravilloso. Ya toca, ¿no? Qué no solo de filosofía se vive y con estos calores que ha hecho estos días no está la mente para pensar mucho. Y hablando de calores, precisamente de eso voy a hablaros, de un aparatito que va a hacer más llevadero estos calores que nos asaltan haciendo el uso de nuestro aire acondicionado un poco más inteligente. Hoy os hablo de Sensibo Sky.

Mi Aire Acondicionado

En casa tengo el mismo aire acondicionado desde hace más de 15 años. Ha salido buena la máquina, la verdad. Un par de reparaciones y el mantenimiento habitual ha necesitado. Es de doble splitter. Una sola máquina en el exterior y en casa tenemos aire en dos habitaciones: salón y mi dormitorio.

Es muy sencilla, ni Inverter, ultrasilencioso ni nada de eso, y hace un ruido de mil demonios, pero mientras funcione ahí seguirá. Una máquina Roca, fuerte como una ídem, pero que de inteligente no tiene nada. Un mando a distancia con sus funciones básicas de cambiar entre los diferentes modos (frio, calor, humedad, ventilador y automático), cambiar la intensidad del ventilador, ajustar la temperatura, si mueve el aire arriba y abajo… las funciones básicas pero completas.

La cuestión es que no hace mucho me apareció un anuncio de un pequeño aparato para controlar estas funciones en cualquier máquina de aire acondicionado desde el móvil. Compatible con Google Assist, Alexa y Siri a través de atajos, así que tenía que probarlo, soy así de antojadizo. Os cuento mi experiencia.

Sensibo Sky

El aparato lo veis en las fotos, es muy sencillo. un poco más pequeño que un paquete de tabaco. El paquete tiene el emisor, el alimentador como el de los móviles, y un panfleto que te dirige a la web para descargar el software. Poco  más.

La idea del sistema Sensibo es muy sencilla y lo hace compatible con la casi totalidad de aires acondicionados del mercado, da igual su edad. Es un emisor de infrarrojos que lo que hace es sustituir al mando a distancia, así de sencillo. Hay que colocarlo en un lugar que tenga visión directa con la máquina de aire acondicionado, es la única precaución que debéis tener a la hora de instalarlo.

El alcance son muchos metros y con un rango amplio, no tiene que estar justo enfrente. Puede estar en un lateral pegado a la pared que funcionará sin problemas. Antes de fijarlo al sitio definitivo haced un par de pruebas y comprobad que la señal llega bien, no debéis tener problema.

Configurando Sensibo Sky

La configuración es sencilla. Descargar el software, crear una cuenta en Sensibo (yo ya no sé ni cuantas cuentas tengo creadas para los diferentes cacharros) y enlazar el emisor con la cuenta. El programa nos pedirá que escaneemos un código QR que hay en la parte posterior de aparato, seguís un par de instrucciones para conectarlo a vuestra wifi (una que no sea 5G) y en seguida estará enlazado.

El siguiente paso es configurar nuestro aire. Nos dice que coloquemos nuestro mando a distancia del aire acondicionado frente al Sensibo y pulsemos el botón On/Off. Con un poco de suerte, como la que yo tuve, reconocerá el mando y listo. No hay nada más que hacer. Ya os digo que se trata de una máquina de hace más de 15 años y la ha reconocido sin problema aunque no aparece en la lista de compatibilidad de la web. Si no lo reconociera empezará a preguntaros función a función para aprender cómo tiene que manejar el aire. Funcionará igualmente sólo que el proceso de configurarlo es un poco más largo.

Listo, no hay más. El programa funciona, hacéis un par de pruebas para ver si enciende, apaga, cambia temperatura… en mi caso todo a la primera.

Usando Sensibo

El software de Sensibo es fácil e intuitivo, básicamente es el mando a distancia de vuestro aire acondicionado en el móvil. Tenéis primero una pantalla para seleccionar el dispositivo en cuestión, por si tenéis varios en casa o en diferentes casas y una vez lo marcáis aparece un círculo con información en el centro sobre si está funcionando o no y temperatura fijada, además de alguna información del entorno en la parte superior Alrededor aparecen las diferentes opciones. Todo muy sencillo, como debe ser. A veces los desarrolladores se complican en exceso cuando lo único que necesitamos es algo sencillo y que funcione.

Poco os tengo que contar sobre las diferentes funciones, son las de vuestro mando y funcionan perfectamente, es la gracia que tiene, no hay que aprender nada, sólo controlarlo desde el móvil… y automatizarlo. Ahí empieza la potencia de este sistema.

En la pantalla del dispositivo en sí contáis con el típico temporizador para hacer que se encienda dentro de tantos minutos o que se apague después de tantos minutos. Lo básico pero que se hace más sencillo así que con el mando. Pero fuera del mando en sí, en la pantalla inicial encontráis un par de iconos poderosos, muy poderosos, y en los ajustes de cada mando también. Vamos a descubrir su potencial.

Control inteligente

En la pantalla de configuración del dispositivo, en las opciones de ajuste, tenéis además de lo típico de cambiar nombre, grados centígrados a Fahrenheit y demás funciones básicas, una más especialmente potente: reacción al clima.

Basado en la temperatura que recoge el propio sensor podremos apagar y encender el aire acondicionado. La diferencia importante entre esta función y la de fijar una temperatura en el propio aire es que con la segunda el aire siempre está encendido, y consumiendo electricidad, mientras de con la segunda el aire se apaga completamente y sólo se enciende según los parámetros que fijemos.

Podemos establecer mínimos y  máximos. Si la temperatura baja de 20 grados, enciende el aire en modo calor y fija la temperatura a 23 grados, por ejemplo. O si sube de 25, enciende modo frío y fija la temperatura a 22. El ahorro en electricidad puede ser considerable especialmente en estas noches de calor que hemos pasado, por no hablar del confort. Cuantas veces no nos hemos despertado con frio porque había bajado mucho la temperatura sin pararse o se ha apagado con un temporizador y a los 20 minutos nos hemos vuelto a despertar empapados en sudor. Se acabaron las tonterías gracias a Sensibo.

Y eso es solo el principio.

Localización

Por supuesto tenemos el «mando a distancia» en el móvil así que sabe si estamos en casa o no. ¿Para qué tener el aire acondicionado encendido, aunque la temperatura de la habitación suba mucho, si no estamos en casa? Pues todo lo podemos controlar a través del primer menú, donde vemos todos los dispositivos.

Podemos fijarlo dispositivo a dispositivo, lo que significa habitación a habitación. Lo básico es configurar que cuando estemos fuera de casa se apaguen todos los aires acondicionados y se desactive la reacción al clima. Así nos aseguramos de que no se activan en ningún momento. Pero lo bueno llega cuando le decimos que al llegar a casa se active la reacción al clima.

Establecemos el radio al que queremos que nos detecte, por ejemplo 100 metros. Pues cuando entremos en ese radio le podemos decir que se active o, como es mi caso, que active la reacción al clima. En todas las habitaciones o en las que queramos. Así, si estamos llegando a casa, a menos de 100 metros, si el salón está por encima de los 25º se activará el aire acondicionado y al llegar ya empezará a estar fresquito. ¿A que mola? Y eso sin tener que comprar un aire acondicionado superinteligente de varios cientos de euros, lo que antigua que tengo en casa.

Alexa y otras vainas

Ya de por sí todo esto es muy potente, pero si tenéis Alexa como yo, o Google Home, podréis usar el aire acondicionado con vuestra voz. Si no os fiáis de tanta automatización, como me pasa a mi mismo a veces, basta con estar en el salón y decir «Alexa, enciende el aire acondicionado del dormitorio» un ratito antes de iros a la cama. Cuando lleguéis ya estará fresquito.

Por desgracia faltan muchas funciones por implementar con Alexa. Algo tan básico como el temporizador lo tenéis que poner con la aplicación, pero confiemos en que vayan avanzando y lo mejoren, no debería ser complicado. Por supuesto es un dispositivo más para Alexa por lo que lo podéis meter en sus rutinas. Si tenéis una rutina de salir de casa que desactive todas las luces, por ejemplo, podréis incluir el aire acondicionado.

Por último, es compatible con el servicio IFTTT. Este servicio, poco conocido pero muy potente, encadena funciones. No voy a entrar a explicarlos como funciona porque sería merecedor de un post completo pero os basta saber para este caso que podéis configurar cosas como recibir un correo cuando se encienda el aire acondicionado, hacer que se encienda o apague en base a la temperatura exterior, no a la que indique el sensor, o incluso que se apague cuando el precio de la electricidad sube. Esto último sería maravilloso porque ya sabéis que el precio varía a diario, pero también os digo que sólo funciona con una operadora eléctrica americana, aquí ni lo tenemos ni se le espera.

Concluyendo

En definitiva, una gran inversión. Sólo por la comodidad de poder encenderlo desde otra habitación y llegar y tenerla fresca ya merece la pena. A poco que le dedicas un poco de tiempo y lo configuras con alguna rutina casi te olvidas de usarlo y el ahorro en consumo podría llegar a ser importante. Sin duda una opción muy a tener en cuenta ahora que estamos en plena época estival. Que la que acabamos de pasar ha sido la primera ola de calor, pero nos quedan unas cuantas por pasar este verano.

2 thoughts on “MVD: Sensibo Sky o como hacer inteligente tu Aire Acondicionado sin cambiarlo”

    1. Yo lo veo un gran invento. Algo caro, es cierto, pero yo creo que a la larga, muy a la larga, con eso de que lo apague al llegar a cierta temperatura se puede amortizar algo.

      Yo muy contento, a ver si te animas y nos cuentas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.