Del Derecho al Desistimiento y porqué no vuelvo a comprar en El Corte Inglés

Actualización

Resulta que, aunque no les he mencionado, la cuenta de Twitter de Atención al cliente de El Corte Inglés me ha contactado a las pocas horas de publicar el post. Me han pedido datos y hace un rato (19:30 del 30/04/2019) me han llamado desde el centro donde hice la compra. Agradecerles el interés a quienes lleven la cuenta de Twitter pero, por desgracia, no me dan más solución de la ya hablada cuando les visité el sábado pasado: que tramite la garantía bien con FitBit bien con ellos. No es esa la solución que quiero y sobre todo no es eso de lo que va este post. me explico:

La solución 1, tramitar garantía con FitBit. Ayer perdí más de media hora al teléfono con Fitbit. De los varios problemas que tenía me han solucionado uno. El resto son fallos esporádicos de cosas que la pulsera no detecta o no sincroniza de difícil prueba. Me dicen que la controle y les avise cuando haya algún fallo. Supongo que seguiré con ellos, a ver si solucionan algo.

La solución 2, tramitar garantía con El Corte Inglés: Si la llevo al centro comercial la enviarán a Fitbit, harán pruebas (imagino cuales) y acabarán devolviéndomela dentro de un par de semanas diciendo que funciona. Porque funciona 9 veces de cada diez. Pero es esa vez de cada diez que yo detecto, no sé cuantas más habrá, la que me hace desconfiar del resto de mediciones y me hace estar descontento. Total, que pederé unas semanas de pruebas tramitando con El Corte Inglés para finalmente tener que ponerme al habla con Fitbit.

De lo que va este post: Este post no va de tramitar garantías con uno u otro, no va de tramitar garantía. Va de que a la semana de tener la pulsera estaba descontento con ella pero ya no podía devolverla. Va de que a día de hoy todavía podría ponerme al habla con Amazon y, sin más explicaciones, solicitar la devolución. En unos días tendrían la pulsera en su almacén y yo mi dinero en mi cuenta. Va de que a día de hoy me siento más tranquilo comprando en Amazon que en El Corte Inglés, hace unos años ejemplo de servicio al cliente y ahora totalmente obsoleto. Va de que cada empresa puede decidir sus políticas de devoluciones dentro de lo que marca la ley, están en su derecho, pero yo desde luego estoy en el mío de decidir que, desde hoy, no vuelvo a comprar en El Corte Inglés.

Hubo un tiempo, hace ya muchos años, en los que El Corte Inglés era para mí toda una institución. Muchas veces decidí comprar ahí en lugar de en otros establecimientos más baratos simplemente por ser ellos y por el servicio que ofrecían, que no era poca cosa. ¿Recordáis su lema, aquello de «Si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero»? Anticipo de lo que hoy en día está legalmente regulado en las compras online y que se llama Derecho al Desistimiento.

Pues parece que El Corte Inglés no sólo se ha quedado dormido en los laureles sino que ha retrocedido y lejos de adaptarse  los nuevos tiempos y seguir mejorando sus servicios yendo un paso por delante de los demás, ha decidido dar un paso atrás y retroceder en esos servicios para el cliente que antes le hacían único, algo que marcaba la diferencia: poder devolver un producto si no te gustaba. Ahora no sólo eso, sino que van más allá.

Os cuento mi última experiencia con ellos.

FitBit Inspire HR

Con el tema de la diabetes de la que os estoy hablando, algo básico para cuidarla es el ejercicio físico al menos moderado. Caminar todos los días, no tener vida demasiado sedentaria… lo que todos sabemos pero que yo descuidaba. Cuando tenía mi Apple Watch me ayudaba. La gamificación, convertir un trabajo o tarea a realizar en un juego, funciona conmigo. Llenar cada día los tres círculos de actividad del Apple Watch me hacía moverme, andar, levantarme del asiento… así que me planteé comprar de nuevo el Apple Watch.

Dado su precio y visto que hay pulseras de muchas marcas que también sirven para lo que quería, decidí investigar un poco y al final me decanté por una pulsera FitBit Inspire HR. No me extenderé mucho en sus características, hablaré seguramente de ella en Mi Vida Digital, pero os diré que cumplía sobre el papel todo lo que quería, con alguna carencia mínima, y era compatible con mi iPhone así que me fui a El Corte Inglés a por ella. Mala decisión como vi en cuanto me entregaron el ticket.

Cambios y devoluciones

En cuanto pagué, el vendedor cogió el ticket y me marcó la política de devoluciones que ahí aparece. Es la imagen que veis en portada. 15 días, bien marcados, para devolverla siempre y cuando no la hubiera abierto . También me indicaban, aunque ahí no lo acabo de entender, que durante 15 días la garantía la cubrían ellos pero a partir de ahí debo tramitarla directamente con el fabricante. Para mi, todo un atraso.

Obviamente no puedo saber si quedo satisfecho o no si no lo pruebo y eso es imposible sin abrirlo por lo que su antiguo eslogan ya no vale para nada. No puedo devolver un producto si no quedo satisfecho. Y eso, en los tiempos que corren, es un atraso brutal.

Derecho al desistimiento

Hoy en día, en la época de Internet y las compras online, a los consumidores se nos ha protegido de una manera que muchas veces ni conocemos. Somos la parte «débil» y para que no nos tomen el pelo tenemos la ley de nuestra parte. Una de las mejores medidas que tiene la ley del consumidor es el Derecho al Desistimiento.

Dicho en pocas palabras: Tenemos 14 días desde que recibimos cualquier producto comprado por Internet para solicitar su devolución si no nos gusta, si no quedamos satisfechos. Los gastos de devolución correrán a nuestro cargo pero nada más, el comercio online debe devolverte tu dinero íntegro una vez ejercites ese derecho, y es una gran ventaja.

La idea es que no puedes probar algo que compras a distancia por lo que se asume que puedes abrirlo, probarlo, cargarlo, jugar con él y si finalmente no te convence lo puedes devolver. Habría mucho que hablar sobre este derecho pero me voy a guardar algunas opiniones. La parte correcta es que estamos muy protegidos al respecto.

Es la conversión en ley en el siglo XXI del «Si no queda satisfecho, le devolvemos su dinero». Y es una gran ventaja que ahora, su creador, ha decidido anular.

No quedo satisfecho

La pulsera no me ha convencido en absoluto. No sé si está rota o es que es así de «mala», por decirlo de alguna manera. Muchas veces no sincroniza con el móvil, he sido incapaz de configurar las notificaciones, la app no pasa los datos a la app Salud del iPhone, a veces cumplo todos los objetivos de movimiento y no lo refleja en la aplicación como logro conseguido, el táctil no funciona la mitad de las veces y tengo que repetir los gestos (tan sencillos como deslizar el dedo arriba o abajo en la pantalla) para que lo haga, el visor apenas se ve al sol…

Total, que no estoy en absoluto satisfecho pero resulta que ya me dejaron claro que no puedo devolverlo alegando razones de «higiene». Se trata de una pulsera y os aseguro que que no ha pasado las peripecias de este reloj y sólo ha estado en mi muñeca unos días, algo me dice que es simplemente cambio de política y es un terrible paso atrás.

Si hubiera comprado la pulsera en cualquier tienda online, incluso en el propio Corte Inglés a través de la web, tendría derecho a devolverlo durante 14 días. Algunos comercios, como Amazon, amplían este periodo a 30 días o en periodos navideños más tiempo. Te dan opción de hacer lo que he hecho: Abrirlo, probarlo unos días, y si no quedo satisfecho me devuelven mi dinero. No pido más. El Corte Inglés ya no lo permite.

Luego se quejarán

Luego la gente me dice que no compre por Internet, que explotan a la gente, que se van a hundir las grandes superficies que dan trabajo a miles de personas (hace unos años eran el diablo porque destruían el comercio pequeño y ahora…), que es mejor comprar viendo lo que compras… y después de esta experiencia os aseguro que tiene que pasar algo muy extraño para que vuelva a comprar en El Corte Inglés y casi en cualquier tienda física.

Voy a tramitar la garantía con FitBit, porque El Corte Inglés no puede chequear la pulsera como el fabricante y si enciende no me la cambian por otra, a ver si por lo menos me dan una nueva porque sea que esta realmente tiene algún problema pero me parece penoso. Creo que dar este paso atrás por su parte es pegarse un tiro en el pie, como suele decirse. Ya no es quedarse atrás, es más aún: retroceder.

Como consumidor debo buscar no sólo quien tenga mejor precio sino quien me de mejor servicio. A veces con El Corte inglés optaba por pagar un poco más a cambio de ese servicio. Ahora es Amazon quien me da ese mejor servicio. Derecho al desistimiento durante 30 días, portes en muchos casos gratuitos, me lo llevan a casa, precios en general imbatibles siempre que no recurras a webs extranjeras, cosa que hasta la fecha no he hecho y dudo que haga…

En definitiva, luego se quejarán cuando empiecen a perder ventas pero es que hay que saber competir en un mercado así de global y El Corte Inglés no es un pequeño comercio de barrio que no pueda luchar contra un gigante como Amazon, no. Hablamos de una gran empresa que al parecer está decidiendo dar pasos atrás en contra de los consumidores.

Conmigo ya no cuentan y algo me dice que no seré el único.

5 thoughts on “Del Derecho al Desistimiento y porqué no vuelvo a comprar en El Corte Inglés”

  1. Afortunadamente, mi última compra «cara» en ECI me salió bien, pero ya hace 3 años que empezaban a llevar esa política según productos, no, ya no son lo que eran, están mejor que Media-markt, pero cada vez mas cerca… (y además ya no es tan facin encontrar «todo» alli)

    1. Definitivamente no tienen nada que ver con lo que era y hoy en día tenemos muchísimas opciones a las que acudir así que los que salen perdiendo son ellos. Y ya lo siento por los trabajadores porque al final esto acabará en ERE’s y todo eso.

  2. Tenemos que ver las dos interpretaciones y la ley de garantía, en estos productos desde el minuto uno se puede golpear y dañar…. El lema de si no queda satisfecho le devolvemos su dinero, siempre y cuando lo devuelva en el mismo estado de la venta. Estos productos tecnologicos se dar de alta por el comprador…..

    1. Todo hay que verlo pero el tema del registro se anula y por supuesto el producto está en perfecto estado. Ni arañazos, ni golpes, ni roturas… Caja original por supuesto y todos los accesorios, perfectamente reacondicionable.

      No hay motivo de rechazo, no es eso lo que alegan, solo que un producto desprecintado no se puede devolver y obviamente si no lo abro y lo pruebo no sé si estoy satisfecho.

      La ley de garantía por supuesto la cumplen escrupulosamente, ninguna queja al respecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.