Mi vida digital XVII: Enchufes inteligentes

Vamos llegando al final de esta serie, que al final se ha alargado bastante, pero tengo planes para reformarla y continuarla. Ya os contaré porque de momento hoy lo que toca es hablar del penúltimo gadget que he incorporado a mi vida digital en casa, los enchufes inteligentes.

Junto con las bombillas son el elemento más habitual para iniciarse en esto de hacer que la casa funcione sola o controlada desde el móvil. Son sencillos de instalar, apenas requieren configuración y pueden llegar a ser muy útiles. Yo de momento tengo 2 y una vez cambiadas las bombillas no creo que necesites más pero vamos por partes.

Enchufes digitales

Estos aparatos son más simples que el mecanismo de un chupete. Sólo tenéis que conectarlos a un enchufe, conectar a ellos el aparato que os intereses apagar y encender en remoto y configurar la App o asistente en cuestión. Es básicamente un interruptor. Es cierto que los hay que también controlan el consumo eléctrico de lo que tengáis conectado pero a mí no me ha merecido la pena pagar 10-15 euros de más para tener esa información

Ya está, no hay mucho más que contar, la verdad. Sobre esa base ya es vuestra imaginación la que debe currar para darles un buen uso. Hablan mucho de cafeteras por la mañana, si tenéis un termo eléctrico en casa para el agua caliente lo podéis programar, si sois de los que os preocupa que la tele, descodificador de TV, Disco duro, consolas… se queden en StandBy podéis conectarlos todos a una regleta y apagarlos con este sistema…

Las posibilidades son tantas como aparatos tengáis enchufados en casa pero os cuento cual es el uso que yo les he dado.

Mis enchufes

Para empezar diré que tengo dos diferentes, un modelo de TP-Link y uno propio de Amazon. Personalmente os recomiendo el TP-Link porque el de Amazon no he conseguido que funcione con otro asistente que no sea Alexa y a mí los sistemas tan cerrados no me gustan. El otro me funciona perfectamente con Amazon y Google y como de precios andan por ahí, yo os lo recomiendo.

El primer uso que le di al TP-Link fue en Navidad. Tengo a Rudolph y un par de cacharros más para crear algo de iluminación navideña. Cada noche tocaba tirarse detrás del sofá a enchufarlos y desenchufarlos. Pereza y la mayoría de los días ni siquiera lo hacia… hasta que tuve el enchufe inteligente.

Alexa, Navidad. Y Alexa encendía el enchufe al que estaba todo conectado, encendía otra bombilla aparte en el salón y me deseaba una Feliz Navidad. Como siempre digo, no es necesario pero es la mar de cómodo.

Alexa, buenas noches

Ya os he hablado del maravilloso mundo de las rutinas. Con una sola orden puedes programar muchas acciones en toda la casa. Una de mis rutinas es Buenas Noches y en ella apago todas las luces, le digo a Alexa que me cuente el tiempo que va a hacer el día siguiente, me lea el calendario y me dé las buenas noches. Ahora además se encarga de encender el insecticida eléctrico que tengo permanente en mi dormitorio porque soy un imán para los mosquitos. Práctico, ¿verdad? Para mí está suponiendo un gran ahorro en este sentido.

Por supuesto a mi rutina Buenos Días le he agregado que me apague el insecticida, cosa que antes nunca hacía y siempre tenía en marcha el cacharro con lo que ello supone de gasto. Eso que me ahorro tanto de electricidad como de insecticida en sí.

Una vez pasada Navidad y dado que todas mis lámparas son ya bombillas inteligentes, el interruptor navideño lo he reciclado para un pequeño ventilador que he colocado para refrigerar las consolas, que en el mueble donde están se acumula mucho calor. Como os digo las posibilidades son infinitas pero no voy a colocar uno en cada enchufe, lo veo caro e innecesario.

Práctico, pero con cabeza

A ver, no se trata ahora, al menos en mi caso, de poner uno de estos aparatos en cada enchufe de la casa pero sí que pueden ser una ventaja en muchos casos. Lo más obvio y donde puede suponer un ahorro importante es en el tema del termo eléctrico quien tenga uno en casa. En mi caso además como ya tengo casi todas la bombillas cambiadas carece más de sentido pero seguro que encontráis donde ponerlo.

La cafetera para que se ponga en marcha por la mañana mientras os ducháis. Si tenéis algún ventilador en el cuarto o alguna estufa puede ser tremendamente útil tanto para encenderlo como, gracias a la geolocalización, asegurarse de que se apagan cuando os marcháis de casa. Echad un vistazo a vuestro alrededor y seguro que encontraréis para que dispositivos puede ser funcional tener un enchufe inteligente. Yo por ahora me quedo con estos dos.

1 thought on “Mi vida digital XVII: Enchufes inteligentes”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.