Mi vida digital XII: Alexa, bienvenida

Aún andaba yo haciéndome amigo de Google y sus cosas, que las tiene, cuando me llega correo de Amazon anunciando la salida por fin en España de su gama Echo con Alexa integrado. Para colmo había una excelente oferta de lanzamiento con descuentos de hasta el 50 % en algunos de los altavoces así que aún sin asentar mi relación con Google, con dos dispositivos en casa, decidí que era el momento de probar también lo que Amazon tenía que ofrecer al respecto. Dicho y hecho, adquirí 3 aparatos con las ideas ya claras gracias a mis pruebas con Google de como distribuirlos.

La gama de dispositivos de Amazon es bastante más amplia que la de Google. Desde el Echo Dot, que sería el equivalente al Google Home Mini, hasta el Echo Sub para reforzar graves o el recién llegado Echo Input, que no es un altavoz sino un micrófono con Alexa para convertir cualquier altavoz en “inteligente”. Abrumadora la gama de productos Echo, no los voy a describir todos, a no ser que me lo pidáis en los comentarios, sino que me centraré en los que yo compré y porqué.

Mi compra

Mi experiencia con Google había sido corta todavía pero tenía claro lo que quería. Necesitaba tres dispositivos y ya vería cómo reutilizar los Google Home. Mi confianza en Alexa empezaba bien alto así que me decidí a comprar los tres, a saber:

Echo Spot

Es el único “altavoz” inteligente con pantalla a la venta en España. Google ha presentado su Hub hace poco(más feo que Picio en mi opnión) pero aún no está ni se le espera. Además hablamos de octubre del año pasado y por entonces no sabíamos nada.

Tenía claro que necesitaba un dispositivo en el dormitorio. Viene bien para esas rutinas de última hora, poner el despertador, poner música o sonidos relajantes para dormir… La mesita de noche es para mi un lugar imprescindible donde tener un altavoz inteligente y este me aportaba la pantalla como reloj. Una pantalla redonda no da mucho más juego que ese, algún video matinal de noticias, amplía la información meteorológica, ves los siguientes eventos en el calendario sin tener que hablar con Alexa….

La pantalla es táctil pero yo apenas he vuelto a tocarla una vez configurado. La gracia de Alexa es interactuar con la voz y ya os digo que la imagen es básicamente un refuerzo. Quizás una pantalla más grande como la que anuncia Google tenga más sentido en otras habitaciones, como la cocina, donde poner videos de recetas y tal. Yo a día de hoy estoy muy contento de haber comprado el Echo Spot para mi mesita de noche y no creo que pierda su sitio, cosa que no todos pueden decir.

Echo Dot

La cocina era mi otro imprescindible. La cocina es un lugar importante en mi vida. Escuchar mi resumen de noticias por la mañana mientras preparo el desayuno, la comida para el trabajo o tomo mi café es una delicia. La cocina es importante para mi y quería una Alexa allí. De hecho ya tenía claro que iba a comprar un nuevo Google Home Mini para la cocina pero esto alteró los planes.

El Echo Dot es el equivalente al Google Home Mini pero algo más grande. En un altavoz tamaño suele implicar sonoridad y es cierto que suena algo más que el pequeño de Google. Lo tengo además en un soporte que lo sujeta directamente al mismo enchufe donde lo tienes conectado perfectamente pegado a la pared como veis en la foto por lo que si ya de por sí ocupan poco así ya veis que nada de nada.

Es el otro lugar donde debéis tener un Asistente digital, os lo aseguro.

Echo

Echo es el equivalente al Google Home. El altavoz “grande” y con mejor calidad de sonido de la gama. Una torre en negro, muy elegante y que quería colocar en el salón para escuchar música cuando estoy en compañía. Ahí estaba mi Google Home y ese iba a ser su lugar aunque unas semanas después acabó en mi despacho y ese lugar en el salón, donde tampoco escucho tanta música sino que más bien veo la tele o juego con la consola, ha sido ocupado por otro Echo Dot.

El grande es mucho mejor compañero de mi tiempo de trabajo o de escribir en el blog en el despacho mientras que en el salón con poder darle órdenes a la casa cuando hay gente es más que suficiente un Dot, que también sirvió estupendamente para animar la cena de nochebuena en casa porque su calidad de sonido es más que suficiente.

Decir que al igual que pasa con el Dot, la calidad de sonido del Echo es mayor que el equivalente en Google aunque no esperéis un equipo de alta fidelidad. Si es cierto que los bajos son bastante mejores y además contamos con la posibilidad de poner un Echo Sub para potenciarlos aún más.

Primeras impresiones con Alexa

Amazon enamora y confieso que nada más llegar me enamoraron. Los tres son productos elegantes, sobrios, bien diseñados, con una calidad de sonido superior a la de Google en todos los aparatos. El cambió me gustó. La pantalla del Spot es perfecta en mi dormitorio y se ve estupendamente mientras que la elegancia de los otros dos y su calidad de sonido me encantaron.

Además Amazon te los envía ya registrados a tu nombre y enlazados con tu cuenta por lo que sólo tienes que descargar la aplicación al móvil, encenderlo y en pocos segundos lo tienes conectado a la WIFI. La típica actualización de firmware y a tirar millas.

Primeras pruebas de reconocimiento vocal, algunas órdenes sencillas y todo genial. Me sorprendió agradablemente poder configurar mi calendario de Google Apps sin problema. Esto y algunas cosas más de la integración con la casa, que veremos la semana que viene, me decantaron por comenzar a vivir con Alexa y aparcar a Google Assist.

La experiencia, la semana que viene. Os adelanto que he decidido que vamos a darnos un tiempo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.