Mi vida digital V: Oye, Siri. Apaga las luces del salón

Otro capítulo más y este, para aliviar los dos últimos que han sido bastante densos e intensos, vamos a hacerlo cortito y centrarnos en la integración de Siri con nuestras primeras bombillas inteligentes Phillips Hue.

Recuerdo que ya recibí las bombillas y el puente, lo instalé todo, configuré el software y todo iba de lujo. Podía apagar y encender, crear ambientes, programar encendidos y apagados al llegar o salir de casa, etc. Pero yo no buscaba eso. Os recuerdo que mi idea era poder encender y apagar hablándole a Siri a través del Apple Watch así que vamos a ello. En teoría todo lo que tenga que ver con Apple es sencillo así que vamos a ver si es verdad.

Conectando con Siri

Toda la gestión de la domótica Apple se realiza a través de lo que ellos denominan HomeKit. Un conjunto de herramientas con las que deben ser compatibles los dispositivos para que funcionen en iOs. Y toda esta información y el control la centraliza en su aplicación Casa. Debemos dar de alta nuestra casa (por si tenemos más de una), las habitaciones y poco más. Confieso que la nomenclatura y los menús de la aplicación Casa me resultan feos y poco lógicos. No me hago con cómo se deben crear las cosas y me pierdo mucha veces para encontrar una lámpara que acabo de añadir como no la agregue a los favoritos.

Me voy peleando con el software, no es tan sencillo como esperaba, pero llego al menú para añadir accesorios. Sí, es un tanto extraño el nombre. El funcionamiento es sencillo una ves llegas. Debajo del puente Hue hay un código QR. Solo hay que escanearlo para que se enlace con la Casa de Apple. Una vez enlazados ya tendremos en la aplicación todos los dispositivos y ambientes creados. Tendremos que asociar las luces con las habitaciones que hemos creado y listo.

Como digo es feo. Si no agregáis las habitaciones y dispositivos a favoritos luego es muy difícil localizarlas, al menos para mí. Quedan en un limbo extraño. Por lo demás es fácil la sincronización. Incluso si agregáis lámparas o ambientes a la aplicación Hue de Philips se añadirán solas a Casa en el iPhone. Y viceversa.

Oye, Siri. Pon el ambiente Relax

Sobre su uso una vez configurado, ni os cuento. Además de poder seleccionar fácilmente en los menús cualquier opción, todo está inmediatamente integrado con Siri. Girar la muñeca para encender el Apple Watch y decir Oye, Siri. Enciende las luces del salón y ver cómo se encienden todas las luces de esa habitación parece magia la primera vez, pero funciona así de sencillo. Oye, Siri. Enciende la lampara de la mesita. Oye, Siri. Pon el ambiente relax. Oye, Siri, pone las luces al 50 %… y así todo. Suena maravilloso y fácil y lo es.

Te pasas horas configurando los ambientes a tu gusto. Intensidad, color, luces que se encienden y se apagan. Te pasas los días diciendo a Siri que haga tal o cual, pero por desgracia en nada te sabe a poco. En primer lugar porque necesitas rápidamente más luces. A ver, no las necesitas, pero el cuerpo te lo pide. Quedarte en el salón, o en la habitación que sea, te sabe a poco. Necesitas interactuar con más habitaciones así que hay que plantearse ampliar.

Por otro lado ves que Siri por si sola se queda corta. La aplicación Hue es capaz por sí sola de programar horarios de encendido y apagado, activar luces (o lo que sea, que os recuerdo que hablamos de luces pero hay más dispositivos como termostatos) según tu posición geográfica para encontrar las luces encendidas al llegar… Siri no es capaz de hacer nada de eso por si misma. Necesitas tener un HomePod, el altavoz inteligente de Apple, o un iPad en casa para hacer esas automatizaciones. Que además en esa época aún no estaba a la venta en España así que mi gozo en un pozo.

Necesitaba ampliar pero cualquier luz de Phillips valía una pasta. Las luces de Ikea, Tradfri, estaban a punto de salir pero aún no estaban por lo que opté por comprar unas lamparas en Amazon bastante más baratas, de una marca desconocida para mi pero compatibles con el protocolo Zigbee.

Pero de protocolos y bombillas “compatibles” mejor hablamos la semana que viene, que os había prometido un post algo más ligero.

1 thought on “Mi vida digital V: Oye, Siri. Apaga las luces del salón”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.