Cambiar

Mojarse¿Cuánto tiempo necesitamos para cambiar? ¿Cuánto podemos cambiar? ¿Llega un punto en nuestra vida en que ya no podemos cambiar más? No sé, preguntas que me hago a santo de una foto mía que he visto de hace apenas dos años. He buscado un post esta tarde, este post, y me he encontrado con la foto que ilustra esta entrada.

No es sólo que ahora lleve barba desde hace mas o menos un año. No es sólo que aquí la lluvia la vemos sólo de reojo este invierno, no es sólo los dos años pasados, es que directamente esta foto “no me representa” como está de moda decir por twitter en estos tiempos.

El shock al ver la imagen ha sido tremendo. ¿De verdad soy yo ese? Mejor dicho era. Que poco me identifico con esa mirada, con esa cara, con esos ojos. Triste. La mirada, el gesto,… recuerdo que por aquella época me decía una amiga que no sonreía nunca en las fotos. Que gran verdad. Que pocas fotos sonrientes tenía y cuantas fotos felices tengo ahora.

Aunque sigo sin dar mucho la cara por estos lares la comparo con la que puse hace unas semanas en el post sobre la luz y todo lo que la necesito y no me reconozco. Mira que la luz, pese a gustarme, me incomoda. No es mi cara más “normal”, pero así estoy ahora. Sonrío. Y mucho más de lo que se ve en la foto de la luz.

Cambiar. ¿Cuanto? Especialmente en el último año muchísimo. Cambiar para crecer. Para mejorar. Sentirme mejor, ser más feliz, ya lo he comentado en algunos post: ahora me considero un tipo feliz. Un tipo más tranquilo. Aquellos años en muchos aspectos fueron sombríos. Ahora tengo luz en mi vida. Disfruto cada día. He aprendido que cuando menos te lo esperas puede entrar en tu vida alguien que abra todas las ventanas cerradas y te hace ver todo de otra manera. Airea tu mente y tu corazón. Quita todo el polvo acumulado y lo llena de aire fresco y nuevo. Te hace crecer y creer. En ti mismo y en las personas. En la vida. Gente que te llena de luz y te hace vivir. Alguien que es Vida.

Me veo en esa foto y no me reconozco. Cambiar. Crecer. Mejorar. Vivir. Aprender. Reir. Sentir. Todo eso me faltaba en esa foto. Todo eso he sentido desde aquellos días, especialmente desde aquel 24/12, y siento ahora.

Por suerte esa foto no me representa hoy.

También puede que te interese...

  • Da igual1 mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]
  • Soñando16 julio, 2013 Soñando (11)
    No puedo evitarlo. A punto de cumplir los 43 tacos el jueves sigo siendo un soñador. […]
  • Cuestión de actitud13 diciembre, 2013 Cuestión de actitud (6)
    La vida es rara. El amor es jodido y se empeña en pasar de largo o, lo que es peor, […]
  • 4518 julio, 2015 45 (13)
    45 años cumplo hoy. Ahí es nada. Llevo varios días con lo de escribir un post al […]
  • Cuestión de perspectiva25 julio, 2014 Cuestión de perspectiva (1)
    La foto que veis a la derecha es de mi Instagram. Fiesta mexicana la titulé. Unos […]

19 thoughts on “Cambiar”

  1. Creo que últimamente todos estamos creciendo bastante. A mí me encanta verte feliz y además creo que la barba te favorece un montón.
    Te quiero mucho hermanito ☺☺

  2. Pues entonces, efectivamente, hace mucho que no te veo… 🙁

    Pero me alegro si tu cambio ha sido, como dices a mejor.

    Voy a buscarte a ver si te veo por el 2.0…

    Besos!

  3. Los cambios son buenos, dicen…

    El exterior es el más sencillo: barba, gimnasio, tatuajes, hay mucha variedad. Pero el interior, ese es mucho más complejo y difícil de lograr porque el camino es mucho más largo. Me alegro que lo hayas conseguido!! Y nunca te fíes de las fotos, hay quien tiene la habilidad de sonreír aún estando triste 😉

    Un abrazo!!

    1. Mi cara suele ser el reflejo de mi alma. No ha sido un cambio buscado, ha llegado. Es la mejor forma de que lee produzcan. Solo hay que saber dejarse llevar.

      Un abrazo!

      1. A mí también se me nota todo en la cara, pero eso no quita que salga horrible en mis propias fotos, y sin embargo conozco a un fotógrafo que me saca el perfíl bueno…

  4. Los cambios a nivel interno, se reflejan en el exterior. Gestos, mirada… Al verte en fotos antiguas, te das cuenta que ya no eres “ese”.
    Un saludo.

  5. Pues aunque parezca mentira (y a veces no nos damos ni cuenta) el tiempo nos cambia a todos (y a veces encontramos la tecla que nos ayuda a cambiar a mejor, de hecho muchas veces solo es encontrar esa actitud mas alegre) me gusta que ahora estes mas confiado Dani, ya era hora, un abrazo

  6. Para los griegos, crisis significaba cambio. Y esa palabra tenía connotaciones positivas, no negativas como ahora.
    Pasaste por un periodo de crisis donde necesitabas evolucionar, y me alegro un montón.
    Todos tenemos fotos que no nos representan, tranquilo. Por fortuna para ti, las tuyas son del pasado 🙂

    ¡Besazo!

  7. Hace mucho q no te conento nada por aquí pero este post lo merece, sí que has cambiado guapo, mucho, muchísimo. Y yo misma debería aprender de ti. Hay q venirse a más, nunca a menos, que
    ya vamos peinando canas y este mundo es de los valientes como tú. Gran lección. Vuelve pronto. Beso

    1. Bienvenida de nuevo, amiga. No sé si aprender de mi que no soy yo para dar lecciones. Dicen que atrás ni para dar impulso y no sé yo eso de venirse a menos. ¿Valiente? No sé. Desde hace unos meses lo que si tengo claro que es he perdido muchísimos miedos.

      Un besazo enorme, Amiga!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.