De bebés en el congreso y postureo

BebeCongresoHa sido posiblemente la imagen del día. Carolina Bescansa, diputada por Podemos, se estrenaba hoy en el congreso y prometía su cargo acompañada por su bebé de 6 meses. Porque si. Porque ella lo vale. Porque le da pena dejar a su hijo en una guardería en el mismo edificio donde trabaja, suerte que poquísimas mujeres tienen en este país. Porque le da pena dejar a su hijo en casa con su marido/pareja/madre/padre/tío… como tienen que hacer cada día después de su baja maternal millones de mujeres en este país y por todo el mundo. Porque le da pena levantarlo y llevarlo a casa de algún familiar para que se haga cargo de él durante su jornada laboral. Pero sobre todo porque ella puede llevar su hijo al trabajo, cosa que miles de madres en este país no pueden o simplemente ni se lo plantean porque no lo ven lógico.

Porque si, porque ella puede ir con su hijo a un centro de trabajo, no olvidemos que el congreso de los diputados es un centro de trabajo, y se le consiente. Porque ella está por encima del bien y el mal, ¿no? Que conozco a muchas madres, y padres, que se les rompe el alma cuando se despegan de sus hijos después de la baja maternal/paternal. Que lloran más que los propios bebés. Y no tienen otra, porque el trabajo es el trabajo. Así son las cosas, vendan lo que quieran vender los señores de Podemos y la señora Bescansa.

Que el trabajo es el trabajo. Que un centro de trabajo es para trabajar y no para ejercer de madre/padre. Que o estamos a una cosa o a la otra y no me parece que sea el mejor ejemplo de conciliación de vida laboral y personal/familiar. No señor. Eso no es conciliar, es mezclar y abusar. Un niño requiere atención y cuidados. Cuando él quiera. En cualquier momento puede vomitar, tener que cambiarlo, ponerse a llorar por lo que sea. Es un bebé.

Hoy era un día de “fiesta” en el congreso, bastante light. Unas votaciones, una jurar o prometer el cargo y a casa todos felices. Imaginemos a la señora Bescansa con el niño en brazos replicando al Sr. Rajoy sobre la ley de ayudas al cultivo de tomate pera, por decir algo. Y el niño se pone a llorar. ¿De verdad nos parece serio? ¿Y justo? A mi francamente en absoluto.

Que queda mucho por andar en conciliación de vida laboral y familiar en España, no lo dudo. Pero para los que tienen niños y para los solteros también. Que queda mucho por hacer y leyes por cambiar, claro. Pero no me parece la mejor forma de reivindicar nada. Me parece una falta de respeto para todos los que no pueden hacerlo. Madres y, permitidme insistir, padres.

Hoy leía comparaciones por Facebook. Que si vemos normal que se siente un imputado y no que se siente una mujer con su hijo. Que si vemos normal que se juegue al Candy Crush y no que se de de mamar a un hijo. Por favor, basta de demagogia barata. Nada es normal, ni lo uno ni lo otro, pero no se puede comparar. ¿En serio quienes defienden que la señora Bestanza vaya con su hijo al congreso verían normal ir a la consulta de un dentista y que la doctora estuviera con su hijo mientras nos examina la boca? O para no ser demagogo y poner ese extremo: ir a un banco a realizar unas gestiones y que la empleada de la sucursal esté pendiente de dormir a su niño en brazos mientras estamos hablando de nuestros ahorros. No, no es normal ni justo para todas esas madres y padres que se levantan 1 hora antes para preparar al niño, maleta, comida y llevarlo a casa de los abuelos o la guarde en la otra punta de la ciudad antes de sentarse en su puesto de trabajo.

No, no me parece justo ni lo veo bien. No creo que sea el camino. Por supuesto mi modesta y siempre rebatible opinión.

También puede que te interese...

  • Animales14 julio, 2013 Animales (4)
    Como ya sabéis, ando de vacaciones estos días. Bastante desconectado y lo cierto es que […]
  • 29 diciembre, 2013 El mito del nuevo hombre (13)
    Que me disculpen mis muchísimas amigas y lectoras de este blog, pero este es de esos […]
  • Clientes10 septiembre, 2013 Clientes (4)
    Ya lo he escrito en alguna ocasión antes pero hace mucho mucho tiempo y ahora hay muchos […]
  • Bring Back Our Girls11 mayo, 2014 Bring Back Our Girls (1)
    Bring Back Our Girls, porque hay cosas que nos deberían importar, aunque ocurran a miles […]
  • De anuncios, clichés y sexismo30 octubre, 2014 De anuncios, clichés y sexismo (2)
    Hace unos días escuché en la radio un anuncio que me horrorizó. Fue en la cadena SER de […]

8 thoughts on “De bebés en el congreso y postureo”

  1. Amén!! Lo peor, el uso que han acabado haciendo de todo ello; previa sorpresa de todo el pollo que se ha montado. Están en el Congreso, ya son parte del sistema y van a ser examinados con lupa. Porque ya no están en los platós, ahora va en serio y tienen que demostrar que saben hacer política de manera coherente, no lo que quieren escuchar mis votantes para quedar bien con ellos, aunque luego no valga para nada la pose.

    1. A ver que son capaces de hacer. Confieso que les he dado mi voto de confianza pero cuando veo cosas así, y no es la primera ni será la última, se me cae el alma al suelo

  2. Entiendo su “protesta” para llevarlo y “denunciar” la dificultad quw tienen muchas mujeres para conciliar la vida familiar, pero no se si ese es el modo mas acertado de hacerlo, y no, no es la primera, ni sera la ultima, pero eso no le da la razon

    1. Yo tengo claro que no es la manera. No se está hablando de la conciliación sino de ella y su hijo, creo que no han conseguido lo que querían. O eso me parece. Como siempre en este blog, opinión personal.

  3. ¿ Y por qué no vemos normal que una madre amamante a su hijo? Creo que va siendo hora que normalicemos estas cosas. Yo he escuchado que no coge el biberón y por tanto no puede dejarlo a nadie si tiene que amamantarlo. Yo lo veo bien, y todas las madres tendrían que poder hacerlo.

    1. Yo no hablo de amamantar, ojo. No tiene nada que ver con eso. Lo veo normal y natural. Precisamente comentaba hace nada en Facebook que si lo deja en la guardería del congreso durante la mañana y a la hora de darle el pecho lo tiene en el puesto de trabajo yo lo vería mucho más normal. Lo que no es normal es que esté allí todo el tiempo llamando la atención. E insisto en que ayer era una sesión de “cascarilla” y tampoco pasa nada pero ¿Hará lo mismo cuando haya una sesión seria? Da la impresión de que donde se dictan las normas de este país no se sigue ninguna norma.

  4. Seguimos sin hablar de lo que importa. Además no entiendo esta actuación, para representar la violencia de género o el maltrato animal van a pegar a alguien. Ayer lo celebraban como quien consigue una plaza de funcionario, perdonad, pero creo que se debe de celebrar cuando dentro de un tiempo gracias a ustedes mejoren las cosas, ahora toca trabajar, para escenas, el teatro. Que lastima que no les de por representar la problemática del paro y muchos miembros de todos los partidos se fueran para su casa un tiempo, así experimentan esa sensación. Lo siento pero no creo que sea para tomárselo a guasa.

    1. Desde luego. Esos “teatrillos” de ayer sobraban. E insisto: yo les voté, pero para que trabajen en serio y cambien cosas con hechos. Se acabó el tiempo de los platós y los espectáculos. Toca arremangarse y ponerse de verdad a cambiar el sistema desde dentro. Ojalá no defrauden.

Deja un comentario