Llorar

Llorar¿Soléis llorar con facilidad? Y no cuenta que se os escape una lágrima, o unas cuantas, con una peli. De esas también se me escapan a mi de vez en cuando. ¿Quién no lloró en su momento con la muerte de Chanquete?. Son cosas que pasan pero no me refiero a eso. Digo llorar vosotros en la vida real por algo que os pase.

Yo confieso que no he sido nunca muy de llorar pero la edad me está ablandando. Alguna lagrimita de vez en cuando pero nada de llorar a moco tendido. Recuerdo haberlo hecho pocas veces. La mas antigua hace ya muuuuuchos años de dolor. Siendo un quinceañero cuando me rompí la rodilla y tuve que arrastrarme, literalmente, a casa solo.

Desde aquello no recuerdo haber llorado más hasta hace unos 3 años con mi crisis de ansiedad laboral. Supongo que antes lloraría a moco tendido cuando murió mi padre unos años atrás pero os confieso que para mi esos días están en una laguna de la que apenas recuerdo un par de flashes. Recuerdo incluso algún momento más del  entierro de mi abuelo, y eso que a él no le quería.

Lloré por supuesto en el último día que mi madre estuvo sufriendo y en su funeral, después de esa crisis de ansiedad, sólo en dos ocasiones, y sobre todo después. otras 2 veces y en esta ocasión a moco tendido y en soledad. Una en la playa recordándola 2 días después del funeral y otra en casa escribiendo el post que le dediqué. En aquel momento durante el funeral recuerdo que una persona se me acercó en una de las ocasiones que estuve a punto se venirne a bajo y me soltó: no llores, que tú tienes que ser fuerte, que tu eres el hombre. ¿Qué clase de comentario es ese? No se me olvidan esas palabras, me parecieron de lo más desafortunadas.

No hace mucho he recordado esos momentos. Es cierto que procuramos no llorar sobre todo delante de los demás. Supongo que no queremos mostrar nuestra debilidad o algo así, pero sea de la forma que sea hay veces que creo que llorar no es sólo bueno: es necesario. Hace falta esa especie de catarsis que supone dejarse ir.

No hace mucho leí una de esas frases que circulan por Facebook sobre atardeceres bonitos que decía algo como “Llorar no es síntoma de debilidad, es señal de haber sido muy fuerte durante demasiado tiempo”. Creo que algo de verdad tiene. Hay que dejarse llevar de vez en cuando para empezar de nuevo.

Pero permitidme extenderme un poco más. Total es sábado noche y si estáis leyendo esto es que no tenéis muchos planes. Llorar no es sólo pena. Aparte de llorar de risa, que también me ha pasado por suerte bastantes veces, están esas lágrimas de emoción. Esas que brotan cuando no hay otra palabra o expresión que pueda reflejar ese sentimiento.

Y confieso que hablo desde ‘el otro lado’ y no las puedo explicar bien porque nunca he tenido la suerte de sentir tanta emoción. Las he visto surgir de repente en una persona muy querida. Sin esperarlas. Las he visto por primera vez en mi vida hace bien poco. Sentir como esos ojos se inundan de felicidad y sin más comienzan a brotar un par de lágrimas inexplicables. Sentir que es una expresión de felicidad como no había sentido nunca. Sentir que esa persona está sintiendo algo en lo más profundo de su corazón que la hace feliz hasta ese extremo… son unas lágrimas que no tiene precio ni explicación. La emoción de quien llora debe ser infinita pero de la persona que las ve es indescriptible.

Llorar es posiblemente la expresión más extrema de unas emociones. No hay que llorar por la leche derramada, como digo siempre, no hay que restar valor a unas lágrimas derrochándolas en cualquier situación, pero a veces  no hay mejor forma de expresar algo indescriptible o de liberarnos de un pesar tremendo. Aunque, obviamente, me quedo con esas lágrimas de felicidad.

También puede que te interese...

  • Da igual1 mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]
  • La habitación de los porros18 septiembre, 2015 La habitación de los porros (8)
    Hubo un tiempo en mi vida en que tuve mi propia casa, no sé si os lo había contado. Tan […]
  • Calor1 julio, 2014 Calor (0)
    Hace calor por las tardes y noches ya. No es noticia. No voy a hacer un especial […]
  • Me gusta soñar5 abril, 2014 Me gusta soñar (0)
    Me gusta soñar. Más que conducir, que ya es decir. Y soy consciente de ello. Sé que me […]
  • 4518 julio, 2015 45 (13)
    45 años cumplo hoy. Ahí es nada. Llevo varios días con lo de escribir un post al […]

8 thoughts on “Llorar”

  1. Yo, la ultima vez que llore de verdad, fue enterrando a un amigo de 22 años, ya hace mucho tiempo (lo de mis compañeros del Yak-42 no fue lo mismo, eso fue de rabia, impotencia, llamese como fuera) y aunque suelo ser muy frio, esas veces me derrumbe, y a veces, es necesario dejarlo salir, no queda otra.

    1. Duras experiencias tuvieron que ser esas, Fran. Le decía a alguien no hace mucho que es necesario dejarse ir. Sólo, en compañía, como sea… pero a veces es necesario soltar esa rabio y/o dolor contenidos.

      Un abrazo grande!

  2. Sabes qué pasa? Sabes realmente x qué uno no quiere llorar en compañía? porque lo normal es q intenten consolarte y cortarte el llanto. Llorar es como entrar al servicio…. uno debe hacerlo a solas. Jijiji

    1. Ostras, cuanta razón, Gabi. Es justo lo que intentó esa persona en el funeral de mi madre: cortarme el llanto. Y eso no. Si tienes que llorar, tiene que ser lo que el cuerpo pida. Y si alguien está en ese momento sólo deber estar ahí, abrazar si lo pides/necesitas y ya.

      Lo del baño… a que no sabes donde lloré una de las 2 veces que lo hice en el funeral de mi madre? jijiji.

      Un abrazo!!

  3. No soy de lágrima fácil, aunque últimamente siempre está dispuesta a saltar por cualquier pequeño recuerdo…

    De felicidad?? Creo que podría poner hasta la fecha exacta: El día que me confirmaron que había aprobado el proyecto y era, oficiosamente, ingeniero.

    De pena/tristeza: la lista es más larga, demasiado… tanto que prefiero no recordarlo.

    Lo que comentas del entierro de tu madre, yo lo he vivido y tengo que reconocer que en ese aspecto siempre he sido algo frío, no me han afectado mucho (en apariencia). En una de esas ocasiones fui el hombro de desahogo de mi prima; es una de esas cosas que todavía se mantienen y se enseñan: los niños no lloran, eso es de “mariquitas”… cuando no hay nada mejor que quedarse a gusto después de una buena llorera!!

    Qué tengas un buen domingo!! Un abrazo!!

  4. Pues yo últimamente, lo hago bastante. Vale que soy muy sentido y que he pasado por muy malas experiencias desde hace mucho tiempo. Al final es una liberación, poder llorar. Y lo hago tanto por rabia, por mi situación personal, como por alegría por vivir y sentir. Y sobretodo, por mis hijas. Porque a pesar de estar pasándolo muy mal, estoy consiguiendo que ellas no se enteren demasiado. Verlas reír, jugar. Hace que a veces se me sale una lágrima.
    También ante los elogios que estoy ganando últimamente. No se aceptarlos. Y supongo que es por todo lo que he luchado últimamente. Y lo que sigo luchando. Solo yo se lo que me cuesta levantarme cada día. Seguir manteniendo una ilusión. Y cuando te elogian…saber que alguien reconoce tu mérito. Pero no es el que ellos ven… Solo yo se la tremenda montaña que escaló cada día. Y como la roca de aquel héroe griego mitológico condenado, cada noche rueda montaña abajo…
    Si. Las lágrimas liberan tensiones. Como bien dices. No es por debilidad. Es porque hemos sido fuertes demasiado tiempo…

    1. Supongo qud estarás cansado de escucharlo pero desde aquí te mando todo mi ánimo y fuerza. Normalmente las luchas mas duras son las que hacemos a diario y en silencio. Pero tocará recompensa, ya verás. Al final la roca quedará arriba.

      Abrazo enorme!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.