Souvenirs

Souvenir¿Habéis pensado alguna vez cuantas cosas han perdido el sentido que en teoría tienen? Por ejemplo, por empezar con lo menos feliz, los pésames cuando alguien muere. Se supone que vas a acompañar a alguien en el sentimiento, que lo sientes, pero cualquier frase que digas se ha convertido de tanto repetirlo en un mantra sin el sentido que debe tener. Y como eso mil cosas que deberían salir del corazón y desde el cariño o la amabilidad y se convierten en rutinas. Una de ellas son lo souvenirs.

Confieso que cada vez traigo menos regalos cuando salgo de viaje. En parte porque empiezo a repetir destinos y no vas a estar trayendo sirenitas cada vez que viajas a Copenhague. En parte por lo económico. Una vez hice cuentas y gasté casi más en regalos que en el viaje en si. En parte porque se han convertido en un formalismo que, como te descuides, genera polémicas,

En el fondo, y esto es una opinión mía, cuando regalas un souvenir a alguien es una forma de decirle ‘estaba a nosecuantos kilómetros, me acordé de ti y te he traído esto que sé que te gustará.’ es como cuando se mandaban postales (maldito e-mail). Yo mandé alguna solo para que las recibieran aunque yo llegué de vuelta antes que la postal.

Es un detalle bonito que alguien que estaba tan lejos piense en ti y, en teoría, te eche de menos. Pero volvemos al principio del post: se ha ‘normalizado’. Ya si traes algo te tienes que acordar de tooooooodo el mundo porque como alguien se te pase la hemos liado. ¿Porque a fulano si y a mengano no? Comienzan las suspicacias y los piques. Que dios nos pille confesados.

Así que ante el riesgo de cometer algún olvido sin intención, este que está aquí ha dejado de traer souvenirs. Y mira que me gusta regalar pero mi memoria ya no es lo que era y no quiero que nadie se moleste por un error sin intención. 

PD: Os dije por Facebook y Twitter que en mi próximo post aparecería la palabra ‘pizpireta’. No la busquéis. Me vais a disculpar pero será en el próximo, que requiere algo más de proceso.

También puede que te interese...

  • Feliz 201631 diciembre, 2015 Feliz 2016 (12)
    Venga, va. Ya sé que es el post típico un día 31 pero permitidme que caiga en el típico […]
  • 16 mayo, 2013 Emprendedores (1)
    Llevo unas semanas con ganas de emprender algún negocio. Ganas de ser mi propio jefe en […]
  • Que jodido es el amor19 abril, 2014 Que jodido es el amor (9)
    Y es que el muy cabrón va a su puta bola, oye. Que esto del amor, el corazón o como […]
  • Sobre audiencias y estadísticas23 octubre, 2010 Sobre audiencias y estadísticas (0)
    No se a vosotros, pero a mi hay profesores que me han marcado mucho. A veces un profesor […]
  • El autógrafo de Marta Fernández18 octubre, 2014 El autógrafo de Marta Fernández (3)
    ¿Os había dicho ya que aún no tengo un autógrafo de Marta Fernández? Y eso que he […]

13 thoughts on “Souvenirs”

  1. Reconozco que he hecho las dos versiones, la del souvenir físico cuando era más crío y los traía de todos sitios a los que iba. Sobre todo eran para la familia, así que no había motivo para peleas.

    En mi estancia en Alemania, pasé a las postales para gente previamente seleccionada: familia y amigos muy cercanos. Si alguien se molestó… ajo y agua!!

    Respecto a lo que dices, tienes mucha razón. Todas esas frases que antes eran muy sentidas, se han convertido en meros formalismos pero habría que diferenciar la edad de quien las dice: la gente más mayor si las dice de manera más sentida, los más jóvenes las decimos de manera más despreocupada pensando que siempre nos queda mucho por vivir…

    Bienvenido, viajero!! Un abrazo!!

  2. Desde que empecé a leerlo busqué la palabra pizpireta lo confieso, menos mal que lo has aclarado so mal queda.
    No sólo estoy de acuerdo contigo si no que yo misma lo he dejado de hacer…. “qué dises”? voy a venir cargada de chorradas si el mejor recuerdo que te puedo traer es lo que esa ciudad te quitó, o sea, mi presencia. Ya he vuelto, disfrutadme, que nunca se sabe cuándo me vuelvo a ir.
    Sólo les traigo a los niños porque son pequeños hijosdeputa y tengo que ganarme sus besos y abrazos. Pero hago trampa, me dejo algo comprado del chino de abajo y flipan igualmente, hasta que algún día me pregunten si es que siempre que viajo voy a China!
    Bienvenido amorcillo, para cuándo la siguiente?

    1. Con cuantas frases de ese comentario me quedo quilla 🙂 Sobre todo con ese “disftutadme, que nunca se sabe cuando me vuelvo a ir”. Grande Gabi.

      Vuelvo y el siguiente no sé si será mañana o esta noche, pero prometo que pizpireta estará esta vez 😉

    1. El retorcido de Dagarín no se ha atrevido ni a contestarte George, vamos a invocarle desde aquí que se entere que queremos explicaciones!

Deja un comentario