De intimidad y dobles personalidades

tienes-un-e-mailAcabo de leer un libro, no diré cual para no desvelaros el final, que me ha recordado en cierta manera a Tienes un E-Mail. De hecho en el libro incluso se menciona esa película. ¿La habéis visto? Otra de esas comedias románticas de los 90 con Meg Ryan en pleno apogeo. Además repitió pareja con Tom Hanks así que el éxito en taquilla estaba asegurado. Os voy a destripar la película así que si no os gusta que lo haga, pasad de largo el siguiente párrafo o casi os diría que dejéis de leer es post.

En la película, entre otras cosas, Tom Hanks se dedica a conquistar a Meg Ryan gracias a una doble personalidad a través de internet. En realidad él inicialmente no sabe con quien «chatea». Ambos se odian en la vida real pero sus personalidades en el chat si que congenian una vez se quitan los prejuicios que tienen el uno del otro. Cuando él lo descubre, en lugar de aclararlo utiliza la situación en su favor para ir conquistándola en el mundo real gracias a la información que saca de ella en el engaño virtual. Que se vende como muy romántico y tal pero a mi me parece una patraña.

En el libro pasa algo similar y a mi eso me parece violar la intimidad de una persona. Y me da rabia porque el libro me ha gustado bastante, tiene muchas cosas interesantes y hasta he llegado a subrayar algunos párrafos pero ese final… No me parece en absoluto romántico por más que me lo quieran vender así. No deja de ser mentira y engaño para, además, sacar beneficio propio. Así de claro lo tengo. A mi no me parece la mejor forma de iniciar una relación o de recuperarla.

En alguna ocasión lo he contado por aquí: soy celoso de mi intimidad. No tengo nada que ocultar pero no me gusta que la gente hurgue en mi ordenador sin pedir permiso. De hecho le tengo puesta una buena clave. No me gusta que la gente me coja el móvil sin permiso y me trastee. No me gusta compartir las claves de Facebook, mail o similares. Necesito mi espacio.

Y tampoco me importa que quien YO decido me cotillee el móvil o entre en mi ordenador. Pero insisto, quien YO decido. Y conseguir esa confianza a base de engaños lejos de parecerme romántico me parece una canallada. Igual soy demasiado especial para eso. Crear dobles personalidades, o las que sean, para ir engañando a la gente me parece deplorable y no creo que el fin justifique los medios. La sinceridad debería primar y que cada uno se abra a quien realmente se lo merezca, no a un personaje creado para «conquistar».

Yo que sé, calentamientos de cabeza varios

7 thoughts on “De intimidad y dobles personalidades”

  1. Si me cuesta lidiar con la personalidad del día a día como para inventarme otra!!

    Estoy de acuerdo, la confianza es mía y se la doy a quien quiero. Además, no hay cosa más sana que cada uno tenga su espacio por mucho que lo compartas todo con tu pareja debe haber algo que te sirva de válvula de escape.

    Si alguien te ha contado algo en la intimidad, es ahí donde debe quedar. Si lo haces público, estás demostrando lo baja que es tu escala de valores y que por un poco de protagonismo serías capaz de vender a tu madre!!

    Un abrazo!!

    1. Ayer puso una amiga en su muro algo así como ‘si contigo critica a todos, seguro que con todos te critica a ti’. Así son algunos.

      Abrazo!!

  2. Pues yo tambien soy muy amigo de compartimentar mi vida, no tengo grandes secretos, pero desde luego me los guardo para mi, no me gusta que me hurguen en ni intimidad, lo que tenga que dejar salir, ya lo dire o hare cuando yo crea que toque

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.