Hay post y post

Es así de sencillo. Hay po2015-03-14 00.43.19st y post. Post que son de mañanas y post que son de noches. Post que escribo un fin de semana pensando en la semana, con toda mi buena intención siempre, listos para que salgan los martes, miércoles y jueves. Hay chorriestudios que salen los miércoles porque así me gusta que sea y así decidí que fuera. Y luego hay post que salen como hoy de madrugada. En vivo y en directo. Sin pensar. Normalmente con una copa de vino o un Gintonic en la mano. Igual un viernes, que un sábado que cualquier otro día.

Post que no se programan, que no se piensan. Y a veces creo que son los mejores pero sin duda son más mi yo interior. Porque el otro “yo”, el que surge por las mañanas a las 8, es ese yo más público. Este yo es más desnudo. A veces hay quien me regaña por ellos, que no debo mostrarme tanto, pero quizás son los que mejor me sienta escribir. Esos post que a veces estoy deseando escribir pero me contengo.

Estamos en Marzo. Es un mes difícil para mi, os lo confieso. Y no me gusta demasiado decirlo porque hay cosas que deben ser más íntimas, pero es lo que tienen estos post, que se me escapa un poco todo. Estamos en Marzo y hay mil post complicados que luchan por salir y que contengo. Post tristes en los que os contaría la lucha de una persona muy fuerte en sus últimos días y como se derrumbó. Como vi llorar, creo que por primera vez, a mi madre de dolor. Donde os contaría mil cosas que no olvido desde hace un año pero que recuerdo especialmente estos días.

Hay post y post. Post donde se me volcarían las lágrimas de dolor recordando ciertos momentos tristes y post donde lloraría de emoción recordando alegrías que me han dado ciertas personas. Algunas hace ahora casi un año dándome alegrías insospechadas y mostrándome un cariño que jamás hubiera podido imaginar. Otras hace apenas unas semanas cuando decidieron sin pensarlo ni un instante que este mes que sabían duro para mi no pensaban dejarme sólo. Esas son las cosas que te hacen creer en las personas y querer a personas muy muy especiales. Esas personas generosas que se dan sin pensarlo ni un sólo instante porque te quieren. Y son cosas que jamás podré agradecer lo suficiente.

Hay post  y post. Algunos de esos donde me desviviría proclamando a los 4 vientos todas las virtudes de ciertas personas. De esas que siempre tienen un pensamiento más para los demás que para si mismas. Que narices, no me lee nadie, ¿verdad? De cierta persona, olvidemos el plural mayestático. Esa persona que vale lo indecible y que el destino, las circunstancias o lo que sea ha tenido a bien cruzar en mi camino y nunca estaré lo suficientemente agradecido ni sabré demostrárselo lo suficiente. Y hasta aquí puedo escribir

Hay post y post. Algunos con sentido. Otros, como este, sólo con emociones desbordadas. Post que sólo pueden salir de noche y con una Brookcmans en mi copa.  Post que se escriben con mil imágenes en la cabeza y mil sentimientos en el corazón que uno debe controlar. Porque, aunque no os lo creáis, no todo tiene cabida aquí. Hay cosas imposibles de escribir para esta humilde y pobre pluma que ni siquiera sabía lo que es una S líquida hasta hace unas horas.

Y ustedes me van a disculpar pero posiblemente se me escape más de un post de estos sin mucho sentido estos días. Pero es que tengo los sentimientos tan a flor de piel. Sentimientos nostálgicos, tristes, alegres y, sobre todo, únicos. Sentimientos que en 44 años y medio no había sentido, aunque sea difícil de creer. La vida es un viaje maravilloso mientras uno no deje de sentir y de conocer a personas que te hagan sentir cosas que jamás imaginaste. Y es que a veces uno, pese a ser este Marzo complicado, se siente la persona más afortunada del mundo.

8 thoughts on “Hay post y post”

  1. Nada, sabes que estaremos, aunque no sea fisicamente, cerca de ti, que Marzo es duro, pues habra que hacerle frente, un abrazo Dani, y mucho animo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.