Nada es para siempre

Hubo un tiempo en que me encantaba tener dos pantallas en el ordenador y en una de ellas tenía sólo y exclusivamente (o casi) Twitter. Tweetdeck a toda pastilla, despliegue inmenso de columnas que parece que esté leyendo los gráficos de la bolsa y que me vaya la vida en ello. Sin embargo mirad ahora […]