25 años de la caída del muro de Berlín

ElMuroDeBerlinHoy se cumplen 25 años de la caída del muro de Berlín. Para mi, que no viví la llegada del hombre a la luna, hay dos hechos históricos que recuerdo especialmente en vida. Bueno, tres. El primero es la muerte de Franco. Pero no por la muerte en si. Era pequeño y recuerdo que estaba echando la siesta. Vivíamos en Fuengirola, me desperté de la siesta, fui al salon a ver Viky el Vikingo y resulta que no lo estaban poniendo porque se había muerto un señor y en la tele sólo hablaban de eso y había imágenes de militares y tal. Mi cabreo fue monumental.

Mucho más reciente el otro momento histórico fue el 11 S que jamás olvidaré pegado al televisor a mediodía, como vi en directo el impacto del segundo avión, como luego seguimos en mi oficina con un televisor puesto y casi sin trabajar toda la tarde atentos a eso. Y el tercer momento fue la caída del muro de Berlín. Esa escena 1000 veces repetida de gente atravesando el muro recién derruido, entrando por los huecos, alguna excavadoras, gentes con martillos destruyendo ese muro de la vergüenza que durante décadas separó ni mas ni menos que a un ciudad, que se dice pronto. Familias y amigos separados de la noche a la mañana porque alguien decidió que por ahí debía pasar un muro que no se podía atravesar.

Los más jóvenes apenas lo recordarán por las películas pero es que ese muro era muchísimo más que ese muro. Era todo un símbolo de la guerra este/oeste. De la guerra fría. Del Telón de Acero contra la OTAN. Eran tiempos donde la amenaza nuclear rondaba nuestras cabezas. Donde se decía que había armamento nuclear suficiente para destruir toda la población mundial nosecuantas veces. Que uno pensaba ¿Para que tantas veces si con destruirla una era más que suficiente?

Una época donde en las revistas se analizaban los modelos de misiles intercontinentales como si se tratases de coches de alta gama. Con sus características, autonomía, capacidad destructiva, nuevos avances tecnológicos…. Había mapas y esquemas que reflejaban esos alcances y como desde Oklahoma podían destruir el Kremlin con precisión milométrica en pocos minutos. Y así todo.

Tiempos antes de la caída del muro de Berlín donde el enemigo estaba a la vista y bien localizado. Donde el terrorismo era algo muy residual. Donde todo se basaba en el equilibrio de a ver quien tenía narices de disparar primero sabiendo que al final en esa guerra no habría vencedores ni vencidos, sólo la destrucción absoluta. Pero se seguía invirtiendo en esos aparatos de destrucción masiva como si sirvieran para algo.

Y todo eso comenzó a desaparecer con la caída del muro de Berlín. Esos abrazos entre hermanos separados, entre amigos de amigos, familiares separados desde hacía décadas…. todas esa imágenes que hoy estamos recordando son historia que hoy deberíamos recordar. Imágenes que nos dicen que la unión, aunque cueste entenderse, hace la fuerza. Que juntos podemos conseguir mucho más que separados y que el odio y la confrontación no llevan a ningún sitio. En el fondo las personas estamos condenados a entendernos porque este mundo es muy pequeño para andar creando barreras ficticias que separen no sólo a personas, incluso a hermanos.

Hoy celebremos que hace 25 años de la caída del muro de Berlín e intentemos que no vuelvan a surgir vergüenzas como esa, pese a que parece que a muchos si que les gustan esos muros de mentirijillas.

También puede que te interese...

  • Da igual1 mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]
  • Feliz 201631 diciembre, 2015 Feliz 2016 (12)
    Venga, va. Ya sé que es el post típico un día 31 pero permitidme que caiga en el típico […]
  • Espejos26 marzo, 2015 Espejos (9)
    ¿Habéis pensado alguna vez lo poco que nos gusta en general enfrentarnos a los espejos? […]
  • Borrando que es gerundio10 junio, 2014 Borrando que es gerundio (0)
    Creo que es la primera vez en mi vida que borro un post publicado pero bueno, siempre […]
  • Fijando el rumbo3 septiembre, 2013 Fijando el rumbo (12)
    Tal día como hoy, 3 de septiembre, más o menos a la hora en la que este post verá la […]

5 thoughts on “25 años de la caída del muro de Berlín”

  1. La historia es cíclica, y se acaban cometiendo los mismos errores. Una película que me marcó mucho respecto a este tema fue: 1,2,3 de Willy Wilder; una comedia que explicaba mucho de la situación en aquellos años.
    Berlín es visita obligada para sumergirse en la historia y llegar a entender el peligro de los autoritarismos.
    Y este ha sido mi granito de arena para recordar esta fecha:
    https://twitter.com/subnigurath/status/531349502574460928

  2. Buen post, Daniel. Apenas me acuerdo de este hecho histórico, pero lo llegué a ver en directo por la tele. Años después, en la expo del 92, vi unos trozos del muro en el pabellón de Alemania creo junto con la alambradas. Los reportajes que están poniendo sobre el muro son buenos, ya que me interesa mucho la historia, concretamente de la segunda guerra mundial a la caída del muro.
    Curioso es la fecha de hoy, que se celebra la caída del muro, para después reunificarse, los catalanes quieran poner una consulta para independizarse del país, haciéndose los mártires por la libertad de un pueblo, igualitos que los alemanes. Que dejen estar la independencia y paguen la deuda que tiene la autonomía con el resto del país. No tengo ganas de criticar a los catalanes porque estaría hasta mañana diciéndoles de todo. Lo digo porque soy valenciano y estoy harto de las gilipolleces de esta gente. Buenas noches y que pases una feliz tarde-noche

  3. Me encanta tus post… Estoy totalmente de acuerdo contigo, aunque a mi, franco me queda lejos, sustituyo ese episodio por el 11M… El cual cambio a España…
    Animo y sigue con tu blog, eres muy grande 😉

  4. Mi querido Dagarin, a parte de tantos abrazos y tanta leche, la caida de ese muro nos trajo lo que ahora tenemos. El capital (los empresarios) perdieron el miedo atroz que le tenian al comunismo. Y pudieron volver al camino que llevaban en 1917. Explotación pura y dura. Esos derecho que habían dado a los trabajadores de occidente, para que tuvieramos buenos empleos y bien pagados ya no era necesario, el terror del patron habia acabado el comunismo había caido.
    Y la explotación volvio como era antes de 1945.
    Se acabaron los derechos sociales, ya sobran pensiones, 40 horas semanales, indenninaciones por despidos, sanida, educacion.
    A explotar toca, ahora cuando mucho surge un coleta, que no pone en duda el sistema capitalista, la explotacion puede seguir, solo preocupa que los politicos sean limpios, buena gestion de la administracion, pero la explotacion del capital al obrero le deja floja la coleta.
    Asi nos va y peor que nos ira.
    El hambre que ya ha vuelto, aumentará, habra millones de parados por tiempo indefinido.
    El capital produce mas de lo que se puede consumir, por tanto sobran obreros, que cada vez seran mas pobres y ellos mas ricos.

    Y asi, hasta que aparezca un Stalin (si ese sanguinario que les causa terror) y los ponga a todos otra vez acojonados.

    ¡Que politicamente incorrecto soy! Jejejeje.

Deja un comentario