Reservoir Dogs

Reservoir DogsAcabo de ver Kill Bill Volumen 2. Ayer encontre en Neox, si no me falla la memoria, el volumen 1 y me enganché. Tiene momentos sublimes aunque se hace pesada a ratos. He querido recordad porqué no tengo esta película entre mis favoritas, como Reservoir Dogs, la primera de Tarantimo y lo cierto es que algo le falta. No sé qué, quizás se me hace pesada o quizás el cierre no me parece el correcto, no lo sé, pero desde luego no tengo esta película entre mis mitos. En cambio Reservoir Dogs, ufff para mi es una de las grandes películas, quizás por como la descubrí.

Eso que recuerdas perfectamente como sucedió. No sé que día de la semana fue ni que época del año pero sé que era de noche. Una de mis habituales noches de insomnio, como esta en la que os estoy escribiendo. En aquella época tenía el Digital + pirata en casa. Si, era así de malote. Y hasta me atrevía a dejar la tapa del water levantada, pero teniendo novia y todo!! Era un rebelde 🙂

Total, que me disperso. Que estaba sin poder domir y me puse a zapear por el Digital +. Me acuerdo perfectamente que que de repente me vi a unos tipos hablando en esa cafetería. Discutían sobre el Like A Virgin de Madonna, de que iba la canción. Uno de ellos andaba explicando que era una tía a la que se la ha follado tantas veces que tiene todo es vencido y no siente nada hasta que de repente se encuentra con un tipo con una tranca tan enorme que se la mete y vuelve a sentir, vuelve a notarse como la primera vez, como una virgen. De eso va, según estos eruditos, la canción. Y el lenguaje era soez, la conversación era absurda pero a la vez llena de sentido. Y no estaba acostumbrado a esas cosas.

La conversación deriva hacia la obligación o no de dar propina en los bares. Supongo que sabéis que en USA es obligatoria la propina que además está estipulada en un % según el nivel de satisfacción. No es algo más o menos voluntario como aquí. Pero uno de ellos “no cree en las propinas” y se vuelve a establecer otra conversación absurda sobre el porqué se debe dar o no propinas. Son unos tipos con chaqueta manteniendo diálogos sorprendentes, vivos, frenéticos…

Salen del bar y suena Little Green Bag (podéis escucharla aquí) y los ves a todos paseando por la calle. Y alucino con el cambio. Y más alucino cuando llega un fundido a negro y aparecen en un coche, gritando, discutiendo y con uno de ellos en el asiento de atrás con toda la tripa ensangrentada porque le han pegado un tiro. Y mis ojos se terminan de abrir como platos y me atrapa la película de principio a fin.

La vi si saber nada de ella. No sabía que existía, ni quien es Quentin Tarantíno, nada de nada. Fue de esas sorpresas nocturnas que te marcan y disfruté toda la película. Como esa escena en la que Michael Madsen disfruta y baila el Stuck in the middle with you mientras… digamos que hace sufrir a un pobre policía.

Si no habéis visto la peli, ya tardáis. Y si la habéis visto haced como yo: desempolvadla y volved a verla. ¡Merece la pena!


También puede que te interese...

  • Calor1 julio, 2014 Calor (0)
    Hace calor por las tardes y noches ya. No es noticia. No voy a hacer un especial […]
  • Antes del amanecer11 julio, 2015 Antes del amanecer (4)
    Seguramente os sonará a muchos el título de este post. Es el título de una película que […]
  • Da igual1 mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]
  • De por qué nos gustan Batman y el Atleti4 mayo, 2016 De por qué nos gustan Batman y el Atleti (4)
    Vale, confieso que yo, que no es que sea anti-fútbol del todo pero tampoco amante del […]
  • A cambio de nada31 mayo, 2015 A cambio de nada (3)
    Últimamente me estoy reencontrando con el cine. Con el buen cine y más concretamente con […]

Deja un comentario