Her: El amor es una forma de locura socialmente aceptada

HerLa frase que titula el post se la dice a Theodore su amiga del instituto Amy en una de las largas conversaciones que mantienen. Hablan sobre los OS, hablan sobre relaciones, sobre enamorarse, si es posible enamorarse de una máquina, de qué es el el amor. Por cierto, hablo de la película HER, que acabo de verla y que os la recomiendo fervientemente.

Confieso que tenía mis miedos cuando me he puesto a verla. Tenía muchas esperanzas puestas en ella y es muy normal que en estos casos la película decepcione, pero no ha sido el caso. La película es maravillosa. Hermosa y llena de amor. Porque de eso va la película, de Amor. Sólo un par de escenas me han sobrado y eso que pensaba que el tema no daba para dos horas de película pero al final se pasan volando.

Es de esas películas que me hacen sentir un poco solo. Quizás mucho, porque además del tema que tratan es de esas películas que te gustaría poner un par de copas de vino cuando termina y charlar con alguien sobre ella. Sobre qué es el amor, qué es verdad y qué mentira. La película va mucho más allá de si es posible enamorarse de una máquina, como un análisis simplista puede dar a entender. La película te rompe muchos esquemas.

Sobre todo Her te hace pensar que hay mucha gente muy sola, entre los que me encuentro, y que es posible que cada vez haya más. Te hace pensar que amar a alguien al final no es sexo ni siquiera contacto físico, al menos un tipo de amor. Como le dice Amy, su amiga, El amor no es más que una especie de locura socialmente aceptada. Y si lo piensas, ¿cuanta gente se enamora por internet? O al menos establece vínculos de amistad y cariño muy profundo con personas que ni tan siquiera conoce. Sólo su representación virtual, esa parte que muestra por twitter, Facebook, Whastapp. Y sin embargo funciona.

Recuerdo una conversación en la que hablábamos varios amigos sobre las personas que conocemos por internet y en un momento dado una chica le dijo a uno de mis amigos “Tú estás enamorado”. El lo negó, por supuesto. Ni siquiera conocía a la chica más que por internet pero… ¿Por qué no? Si de alguien te gusta lo que ves, lo que hablas con esa persona, lo que te hace sentir… ¿Hay que inventar un nombre nuevo para esas sensaciones si se producen por alguien que conoces a través de internet? En cierto modo es como Samantha. Puede ser tan real o tan ficticio como dejes volar tu imaginación.

¿Amor, amistad, puro agarrarse a un clavo ardiendo? ¿Qué es lo que siente Theodore por Samantha? Sienta lo que sienta a mi ha conseguido llegarme. Puede que Samantha no exista, puede que sea solo producto de nuestra imaginación, pero yo me dejaría caer en sus brazos sin duda. Quizás por eso en mi biografía de twitter sigo llevando desde hace tiempo esta frase:

Me pregunto qué es más verdad, ¿lo que la gente ve por fuera o lo que yo siento por dentro?

Es de La Vida Imaginaria, de Mara Torres. Será que yo nunca he dudado que la auténtica verdad es lo que uno siente por dentro.

También puede que te interese...

  • Antes del amanecer11 julio, 2015 Antes del amanecer (4)
    Seguramente os sonará a muchos el título de este post. Es el título de una película que […]
  • Da igual1 mayo, 2014 Da igual (0)
    Da igual a cuanta gente siga en twitter, cuantas listas y tontas cree o como me […]
  • De True Detective y El corazón del Ángel22 junio, 2014 De True Detective y El corazón del Ángel (0)
    Igual a lo tonto los sábados acabo haciendo una sección de cine o yo que sé, que ya […]
  • ¿Es el amor egoísta?2 enero, 2017 ¿Es el amor egoísta? (15)
    Primer post del año y lo comienzo con esa reflexión tan profunda que aparece en el […]
  • De vinos y clientes4 febrero, 2015 De vinos y clientes (14)
    Lo mío con el vino es una especie de relación de esas no consumadas. Esos amores de […]

2 thoughts on “Her: El amor es una forma de locura socialmente aceptada”

  1. Buenos días Dani!!

    Un post genial y una peli que tengo pendiente todavía pero que todo el mundo me ha recomendado, espero poder hacerlo pronto.

    Felicidades nuevamente, un abrazo

Deja un comentario