Te Quiero

Te quiero

Te QuieroPuse el otro día la imagen que ilustra este post en twitter. La encontré en Facebook y creo que la compartí también. No recuerdo cual fue mi fuente pero si lo lee que se manifieste. No quería que se perdiera en ese inmenso río de grandes ideas y reflexiones que es twitter, donde una idea dura unos pocos minutos hasta que se desvanece en las profundidades de nuestros TimeLines. Y es que hay mil formas de decir te quiero sin decir te quiero. Pero miles de formas de hacerlo. Aquí en esta imagen hay unas pocas.

Y ojo, no entendáis siempre el te quiero como algo “amoroso”, exclusivamente de pareja. El cariño tiene mil formas. Esos te quiero de un amigo a otro que solo se dicen, o eso parece, cuando uno tiene 3 copas de más aunque sean totalmente sinceros. Esos te quiero que dice un padre a un hijo que aún ni entiende ni sabe hablar al darle el beso de buenas noches. Esos te quiero que sin pensar damos a nuestra pareja porque si, porque nos sale del alma.

Pero confesad: nos cuesta trabajo. Son palabras que cuesta decir. Que parece que nos van a esclavizar o que van a vender nuestra alma. Que quizás nos van a hacer parecer débiles. Parece que decir ese te quiero nos delataría como personas con sentimientos, cosa que  hoy en día no está para nada bien visto. Por eso nos inventamos mil formas de decirlo sin decirlo. De demostrar ese cariño que implica un te quiero bien dicho a la cara. Nos dedicamos a enviar mensajes cargados de cariño. O no tanto, pero a buen entendedor pocas palabras bastan. Es importante demostrarlo y es importante saber verlo. Sé que me repito pero estos días he sentido tanto de ese cariño de gente a la que quiero muchísimo aunque no hayan dicho esas dos palabras. Pero hay quien incluso me ha dicho esas palabras mágicas “te quiero mucho”, así porque sí. Y me ha llegado al corazón.

Anoche mi querida amiga Andrea me envío este twit porque si, porque hoy es hoy.

Quiero mandar mil besos a @dagarin porque sabe que en mis desconexiones le tengo presente

Sin anestesia, sin aviso previo, porque le salió del corazón. Y llegaste al mío, amiga. Sabes que estás muy dentro de mi corazón y es lo que pasa con los amigos, que no hace falta decir que nos queremos para saberlo. Yo lo sé y sé que tu lo sabes. Pero aún así, esos twits porque sí me encantan y por eso tu me encantas. O esas llamadas porque si, sin pedir permiso por guasap. O incluso esos guasap locos después de semanas sin hablar.

Leo mucho por twitter eso de que hay que mandar a la gente a la mierda más, que hay que decir gilipollas más, etc. Y totalmente de acuerdo, pero también hay que decir te quiero más. De cualquier forma. Como mejor os apetezca. Ese “que tal tu día?” que en realidad significa “Estoy aquí, te quiero mucho y espero que hayas sido feliz porque quiero que seas feliz”. Te quiero también hay que decirlo más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.