La televisión que nos merecemos

Marta_FernandezHacía tiempo que no hablaba por aquí de televisión. Quizás porque apenas veo últimamente. Algún informativo sobre todo matinal mientras desayuno y algún pseudo-reality tipo pesadilla en la cocina o algún tróspid Show o alguna serie bajada de internet. Hace tiempo que llegué a la conclusión que tenemos la televisión que nos merecemos. Y como esa televisión no me convence pues la veo poco. Blogueo, escucho música, leo, salgo… y así queda la televisión para esos que la ven.

Comentaba ayer por twitter con mi querida Twitñera Monica Martinez precisamente eso. A raiz de la desaparición de “Abre los ojos” en Telecinco y que le van a dar un programa a Belén Esteban. Y llamadme clasista o lo que queráis pero estoy con Mónica: Así nos va. Que no era muy fan del programa de Emma García pero dudo que Belén Esteban pueda hacer algo mejor. Y para colmo anoche leí en FormulaTV que Las Mañanas de Cuatro están viviendo una nueva etapa dorada.

Los que me leísteis en el blog de Marta ya conocéis mi opinión al respecto: no puedo con Jesus Cintora. No puedo con un supuesto moderador que no hace más que tomar partido por uno u otro lado. No puedo con un moderador que fomenta la discusión. Que es el primero que pierde formas y eleva el tono, no para callar sino para imponer su opinión. No puedo con un debate tan parcial. Me gustaba mucho más el estilo de Marta Fernández presentando. Me gustaba muchísimo más esos intentos de aportar contenidos extra más allá de la tertulia política o de actualidad. Pero parece que no, que eso no gusta.

Me gustaba Torres y Reyes, un programa donde la gente hablaba. Y mira tu por donde que también desaparece. Dije mil y una vez que me hubiera gustado ver a Marta más en su programa, en sus mañana de cuatro, haciendo cosas así. Entrevistas, tertulia moderada, contenidos culturales… un Torres y Reyes matinal. Pero las pocas veces que pudo intentarlo la audiencia, que es soberana, le dio la espalda.

Ahora está la tertulia de siempre, la de los malos modos, la del gallinero y pisarse unos a otros, la de perder las formas. Y lega su nueva etapa dorada. Pues eso, pues al final tenemos la televisión que nos merecemos. Por lo menos los que la ven. Yo me he rendido… o casi. El domingo estuve viendo la charla entre Mas y González en Salvado. 4 millones de personas lo vimos. Barrió, o casi, en audiencias. Igual resulta que no está todo perdido. Igual hay mucha gente que no vemos la televisión porque no se nos da un contenido que nos interese. Es posible que haya hueco para otra televisión. Mientras tanto, nos tocará tirar de internet.

Y veo a Marta Fernández ahora en informativos. Y la intuyo feliz haciendo lo que le gusta, aunque deseando ser su propia editora. Y la leo twitear, sé lo que le gusta sé las ganas que tiene de hacer esa otra televisión, ese otro informativo o programa  y sé que tendría su hueco. No sería el programa de la Esteban. No tendría la audiencia de Sálvame ni de Tu Cara Me suena, pero hay un hueco para algo diferente, para que que gente que los que no encendemos la televisión la encendamos.

6 thoughts on “La televisión que nos merecemos”

  1. Discrepo. No tenemos la tele que nos merecemos, sino la que Demandamos, la que consumimos. Bazofias catódicas como “Salvame” “Quién Quiere Casarse Con Mi Hijo” o eso del campamento de famosos no existirían si no hubieran mediado estudios de mercado que dictaminaban que aquello podría funcionar. Somos nosotros los que dictaminamos los contenidos con nuestras elecciones televisiva. Sólo hay que ir s twitter a ver los Tt de cuando emiten algún programa basura. Para echarse a llorar. No es casual que La 2 no sea la cadena más vista.
    La tele, como ya deberíamos saber, atonta, aborrega y sobreinforma, para mermar nuestra capacidad de reflexión y acción. Y a veces, muy de vez en cuando, entretiene sanamente e instruye.

    Saludos.

    1. Pues discrepo de su discrepancia porque al final estás de acuerdo conmigo: tenemos la tele que nos merecemos porque es la que demandamos. La tele que se ve, que se demanda, la que tiene salida e indices de audiencia que atraen a los anunciantes. Y punto. La televisión no es más que un negocio. Por eso deberían existir buenas televisiones públicas, sin publicidad, donde no primen criterios comerciales sino de calidad y/o interés público.

      Saludos!

  2. No olvideis que quién dictamina lo que más se ve en este país no son más que unas maquinitas instaladas en un reducido grupo de personas, que no creo ni que sirva como muestra para poder generalizar. Tengo ganas de que se invente un sistema en el que toooooodas las teles estén conectadas a internet y que según la frecuencia de la cadena conectada se haga un muestrario real de lo que más se ve (ay si yo supiera hacer eso me forraba, alguien quiere ir a medias? :D). Igual nos llevabamos una sorpresa, y no precisamente por ver tanto salvames y trospid shows de esos, que a saber que son.
    Esta es la pregunta de siempre: vemos lo que nos ponen, o nos ponen lo que vemos?

    1. Yo hace tiempo que llegué a la triste conclusión de que nos ponen lo que vemos. Quizás con mucho tiempo se puedan cambiar costumbres pero una empresa que se debe a unos beneficios, y más en estos tiempos de crisis, no está para hacer experimentos.

      Lo del aparatito, con tanta conexión a internet y tanta vaina cada día lo veo más posible.

      Un saludo!

  3. Pues es la triste verdad.
    Te falta el futbol a todas horas.
    Pan y circo.
    No penseis, que ya pensare yo por vosotros. Y no para mejor, precisamente.

    No es que todos debamos leer a Niestchze, o Marx, o Platon. Pero 1984 de George Orwell, o Un Mundo Feliz, de Aldous Huxley… SI!!

    Y no solo ellos. Leer cualquier libro, hace que pienses. Sea como sea, en formato electronico o en papel. Pero hay que leer…

    1. No solo leer. Hay buen cine, buenas series, buenos programas… la televisión no debería ser sólo pan y circo, pero parece que es lo que gusta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.