El mito del nuevo hombre

DraperQue me disculpen mis muchísimas amigas y lectoras de este blog, pero este es de esos post que llevan tiempo rulando por mi cabeza y hoy, en un intento de entrar en 2014 limpio de polvo (con perdón) y paja (con más perdón) me he decido a publicarlo. Como siempre, las generalizaciones son malas y no todo el mundo es igual (somos iguales) pero se generaliza con el tema y ya puestos yo también generalizo: estoy harto del mito del nuevo hombre. Ahí queda eso.

Eso que suele hablarse tanto que las mujeres del siglo XXI ya no buscan un Macho Alfa, el típico hombre guapo y macho, que domine y que busque una mujer sumisa a su disposición. El nuevo hombre no debe ser el macho formido, musculoso y sin cerebro más que para defender el terreno. Ya estamos, se supone, lejos de los tiempos donde un hombre fuerte era garantía de supervivencia, eso era en las cavernas. Ahora las mujeres dicen buscar un hombre culto y por supuesto guapo. Que se cuide, pero sin pasarse. Que sepa conversar con ellas. Que las entienda, que comprenda sus intereses, con el que poder hablar de cualquier tema. Que respete sus opiniones, que comparta sus inquietudes. Capaz de colaborar en casa. Bueno, no colaborar: que entienda que eso es tarea de ambos. No es echar una mano, es compartir.

El nuevo hombre respeta la intimidad de la mujer, le da su espacio, la quiere pero en la distancia, sabe reír con ella y estar ahí arropándola cuando sólo le apetezca llorar. Que tenga los celos justos, siempre comprensivo. La hace sentir como una reina pero sin resultar empalagoso. Siempre atento pero sin resultar machista. Tiene que saber, sin que nadie se lo explique, cuando debe estr y cuando debe alejarse. Debe tener un lado tierno pero a la vez ser fuerte. Ese hombre que se guarda sus sentimientos ya no les mola.

O eso se supone porque la verdad el final es que una polla como una olla eso no es así. Al final el Macho Alfa sigue triunfando. Ese nuevo hombre es un gran amigo, puede que incluso una pareja fugaz, pero a la larga es ese macho guapo, alto, fuerte, que impone su leí, machista y que, en general, no trata bien a la mujer el que las atrapa. El que genera una atracción irresistible sobre la mujer que la hace derretirse y desearle. Al final es ese Macho Alfa el que sigue llevándoselas al huerto. Ejemplo: Don Draper, el prota de Mad Men. Machista, mujeriego, bebedor… pero guapo a rabiar. Y a muy pocas mujeres no vuelve locas. Reconocen esos defectos pero suspiran por él.

Que yo no digo que quieran mentir, yo no digo que nos engañen, pero si tengo claro que al final entre las palabras y los hechos algo no cuadra y lo del nuevo hombre sigue siendo un mito, algo que dicen querer pero que no es lo que suelen escoger. O no, yo que sé, solo sé que no se nada. Ah, y si os fijáis igual lo podemos aplicar a hombres sobre las mujeres, lo que pasa es que creo que los hombres son más directos y claros en este sentido.

PD: Os recuerdo que son solo generalizaciones, pero no me negareis que conocéis muchos casos así. Y si sois chicas, reflexionadlo un poco 😉

13 thoughts on “El mito del nuevo hombre”

  1. Buenas tardes Daniel,cuanta razon tienes en tu palabras ,cuanto mas vale tener una pareja que te quiera y respete que un guaperas del tres al cuarto.
    Felicidades por tu nuevo post.
    Un placer leer te de nuevo

  2. Ciertamente mujeres así las hay, y puede que mucho más de lo que nos podamos imaginar. De ahí -imagino- tu generalización.

    Pero como yo soy un poco enrevesada, te pregunto: ¿te has parado a pensar que quizás esas chicas que mencionas en la entrada son precisamente en la que soléis fijaros?

    1. Por supuesto es generalización, pero eso que comentas no me he fijado. Lo que sí es cierto es que a los hombres nos sucede igual, siempre intentamos ir a por la hembra alfa.

      O intentan, que yo también soy un poco enrevesado y extraño. Pero lo cierto es que es así, se sigue buscando el alfa, por más que nuestro cerebro diga otras cosas, al final el instinto gana.

      Abrazo amiga!

  3. Cuanta razón tienes. Al final, el macho alfa, el que atrae, es el que es totalmente independiente de las mujeres, el que no las necesita, el que se vale por sí mismo y el que se ve a sí mismo como un premio para ellas.

    Eso significa, hoy en día, dado que ellas ya estan en un terreno tradicionalmente reservado a los hombres, un hombre que cuida de su casa, su dieta, su organización, su imagen, sus hijos si los tuviera y lo hace con toda la iniciativa y el gusto, sabiendo que hace lo correcto sin ninguna necesidad de buscar aprobación.

    Es un hombre que domina sin complejos. Sin que se le caigan los anillos por hacer cosas típicamente de mujeres, porque está convencido que lo hace mejor que ellas.

    Y eso es lo que las atrae, amigos

  4. Qué bonito todo, qué bonito y bucólico… alguien quiere leerse un post del blog de “La Pluma de Pandora” que se titula Lo irresistible en un hombre? El blog es para mayores de edad ojo pero este post en concreto lo puede leer todo el mundo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.